Es noticia
Multas de miles de euros a 5.300 usuarios de las APR por no constar en Madrid Central
  1. España
  2. Madrid
NO RECIBIERON LA NOTIFICACIÓN DEBIDA

Multas de miles de euros a 5.300 usuarios de las APR por no constar en Madrid Central

A raíz de las quejas de los usuarios, el consistorio detectó el nuevo error por falta de información. Según ha podido saber este diario, el Ayuntamiento estudiará caso por caso

Foto: Vista de la calzada que marca la entrada al perímetro de Madrid Central. (EFE)
Vista de la calzada que marca la entrada al perímetro de Madrid Central. (EFE)

Muchos usuarios empezaron a quejarse este verano en las redes sociales. Tenían autorizado su vehículo como residentes de las antiguas APR (es decir, áreas de prioridad residencial como Letras, Cortes, Embajadores y Ópera) y en los meses de julio y agosto recibieron multas casi diarias por entrar en Madrid Central (donde se integran ya esas áreas). "Tengo mi coche autorizado hasta diciembre de 2021 y me acabo de enterar de que el Ayuntamiento me multa con 6.480 euros por entrar en Madrid Central sin autorización desde julio", escribía un usuario el pasado 18 de septiembre en referencia a los dos meses de verano.

El consistorio de PP y Ciudadanos ha constatado que un total de 5.300 vehículos de residentes fueron sancionados desde el 8 de julio hasta finales de agosto, según los datos que ya manejan en el área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Borja Carabante. Y los motivos también están claros. Cuando el anterior Ayuntamiento de Manuela Carmena aprobó el pasado mes de noviembre en junta de gobierno Madrid Central, desaparecieron de facto las APR (ya se integraban en el nuevo superárea de prioridad residencial con un mayor extensión en la ciudad) y, con ellas, también lo hicieron las autorizaciones de los vehículos registrados como residentes.

El plan del consistorio era que los usuarios volvieran a dar de alta sus matrículas como residentes de Madrid Central o como vehículos autorizados en el perímetro y, de hecho, concedieron un periodo de gracia para hacerlo que duró hasta el 30 de junio. Sin embargo, muchísimos usuarios no recibieron una notificación al respecto, considerando al ser residentes de una APR se convertían automáticamente en autorizados también por Madrid Central. Cuando terminó el periodo de gracia, el 1 de julio, ya con el nuevo equipo de Gobierno en Cibeles, las multas empezaron a funcionar.

placeholder Manuela Carmena conversa con José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
Manuela Carmena conversa con José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

En realidad fue el día 8 de ese mes (la moratoria propuesta por el Ayuntamiento de Almeida para el verano duró solo una semana porque la justicia la tumbó casi de inmediato, autorizando que siguieran las sanciones). Es decir, desde el 7 de julio todos esos vehículos —que en realidad eran residentes— no contaban con el permiso actualizado y recibieron multas de miles de euros como cualquier otro vehículo que cruza el perímetro sin ser empadronado o estar autorizado para hacerlo. La indignación estalló.

A raíz de las quejas de los usuarios, el consistorio hizo comprobaciones telefónicas y detectó el nuevo error por falta de información. Según ha podido saber este diario, el Ayuntamiento estudiará caso por caso y anulará las sanciones económicas que afectan a vehículos en esa situación.

La propuesta de moratoria que no cuajó

Fue una de las primeras iniciativas del nuevo consistorio. El 1 de julio el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida aprobó una moratoria de multas en Madrid central que se prolongaría hasta el 30 de septiembre. Tres meses en los que quienes accedieran indebidamente a este área de bajas emisiones recibirían un aviso pero no serían sancionados.

PP y Ciudadanos defendieron entonces que Madrid Central seguía vigente y que no multar no suponía dejarla sin efecto, sino dar tiempo a la reconversión que el Ayuntamiento estaba decidido a implantar, al tiempo que evitaría multas a usuarios que no habían sido debidamente informados por la premura con la que el Gobierno de Carmena quiso aplicar su propuesta.

Foto: Vía de Madrid Central. (EFE)

Almeida defendía volver a un periodo sin multas para auditar los sistemas de control de acceso porque según sus datos ocho de cada diez multas se había puesto de manera errónea. También insistía en establecer contactos con todos los actores implicados con el objetivo de definir el modelo alternativo a este área de bajas emisiones.

Sin embargo, días después la justicia se pronunciaba sobre el recurso de Greenpeace (al que se unió también el PSOE por otra vía) tumbando la moratoria e insistiendo en que "la existencia de deficiencias en el sistema de multas debía ceder ante la protección a la salud y al medio ambiente".

Multa Manuela Carmena Ciudadanos Greenpeace
El redactor recomienda