LA ÚLTIMA SE INAUGURÓ EN MADRID EN 2011

Revive el negocio taurino: Colmenar invierte 10 millones en levantar su histórica plaza

El municipio, gobernado por PP y Ciudadanos, derribará la vieja y construirá una nueva que estará operativa todo el año para albergar también actividades deportivas y conciertos

Foto: La actual plaza de toros de Colmenar Viejo. (EFE)
La actual plaza de toros de Colmenar Viejo. (EFE)

Colmenar Viejo, un municipio del norte de Madrid de 50.000 habitantes, quiere invertir diez millones de euros en una nueva plaza de toros que sustituirá a la que ya tiene, una de las más antiguas de la región (construida en 1891, sufrió dos grandes reformas en 1959 y en 1991). La crisis económica primero y los cambios en el mapa político madrileño que hubo tras las elecciones municipales de 2015 (con la llegada a muchos ayuntamientos de candidaturas de unidad popular contrarias a estos festejos) provocaron una brutal caída en la celebración de corridas, encierros y sueltas: un 41% menos desde 2007. Ese año, las ciudades y pueblos madrileños disfrutaron de 1.569 festejos. 2017 se cerró en cambio con 923, aunque 2018 vivió un ligero repunte con 958.

Ahora, el Gobierno local de Colmenar Viejo, una coalición de PP y Ciudadanos, tiene entre sus grandes proyectos de esta legislatura que acaba de comenzar el derribo de la actual plaza y la construcción de una nueva, cuyas obras empezarían tras el verano de 2020. Desde que el Consistorio de Las Rozas inaugurara en marzo de 2011 un centro multiusos con funciones de plaza de toros no se había abierto en la región este tipo de instalaciones. La de Colmenar tampoco será exclusivamente una plaza de toros, sino que el objetivo es que esté operativa todos los días del año para albergar otro tipo de eventos deportivos y de ocio, como conciertos.

El proyecto de la nueva plaza de toros de Colmenar.
El proyecto de la nueva plaza de toros de Colmenar.

Los plazos que maneja el Ayuntamiento son los siguientes. En octubre se quiere licitar el proyecto de derribo de la actual plaza, para que las obras puedan comenzar en enero de 2020. Tirar la plaza costará unos 400.000 euros y se hará en unos tres o cuatro meses. Jorge García, alcalde popular de Colmenar, explica a El Confidencial que se usarán los materiales derribados de la plaza vieja: "el hierro se venderá, el hormigón se machacará y se utilizará para mejorar caminos y la piedra se utilizará para construir la puerta grande de la nueva plaza".

Paralelamente al proyecto de derribo, el Ayuntamiento quiere licitar el concurso para construir la nueva instalación, con el objetivo de iniciar las obras en septiembre u octubre de 2020. Costará unos 10 millones, una cantidad importante para Colmenar, ya que supone el 25% de su presupuesto anual. "La nueva plaza se va a financiar con la venta de los 14 locales comerciales que tendrá el perímetro exterior de la plaza, locales enfocados sobre todo a la hostelería", explica el regidor. El proyecto es ambicioso, con cuatro zonas bien diferenciadas.

Se trata del espacio comercial, la plaza de toros y zona multiusos (en función de la actividad el aforo varía entre 8.000 y 12.000 personas), una azotea vegetal transitable para que los vecinos y visitantes puedan contemplar las vistas, y finalmente una cubierta que se abrirá o cerrará según las necesidades y que contará con placas solares. "No hay una instalación de este tipo en la zona norte de la comunidad de Madrid", recalca el alcalde. No todo el mundo está conforme con este proyecto. Ganemos Colmenar, con cuatro concejales, ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para exigir al Ayuntamiento una consulta popular para conocer la opinión de los vecinos. Ya se habían recogido casi 1.000 firmas. La plaza estaba en el programa electoral del PP.

La actual plaza de toros de Colmenar Viejo.
La actual plaza de toros de Colmenar Viejo.

Si se materializa el proyecto la comunidad de Madrid seguirá contando con 32 plazas de toros, según los datos facilitados por el Centro de Asuntos Taurinos. De estos 32 cosos hay una de primera categoría (Las Ventas), tres de segunda categoría (entre las que está la de Colmenar Viejo) y 23 de tercera categoría, a las que hay que sumar cinco recintos adaptados (no portátiles). Los Gobiernos del PP (locales y autonómico) siempre han recalcado su apoyo a los festejos taurinos. La Comunidad de Madrid firmó el año pasado un convenio de colaboración con 28 municipios (de menos de 75.000 habitantes) para promocionar novilladas sin picadores en estas localidades.

El Ejecutivo autonómico quiere revertir poco a poco la situación para que las cifras de festejos anuales se asemejen a las de antes de la crisis, consciente de la gran afición taurina que hay en la región: casi 1,5 millones de espectadores asistieron el año pasado a los 958 festejos, lo que supuso un impacto económico que supera los 400 millones de euros. Mientras que en la media de España los festejos taurinos bajaron un 2% con respecto a 2017, en la comunidad de Madrid crecieron un 3,7%. Hubo 258 corridas, novilladas y becerradas, y 700 sueltas de reses, encierros y concursos.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios