EL JUEZ PODRÍA ORDENAR REPETIR LAS PRIMARIAS

La guerra entre Iglesias y Errejón llega a Alcalá: a juicio el pucherazo de las primarias

Un juzgado dirime si Podemos vulneró los derechos fundamentales del candidato apoyado por Errejón, que ganó las primarias internas de Alcalá de Henares pero cuya lista fue anulada

Foto: Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, en una foto de archivo. (EFE)
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, en una foto de archivo. (EFE)

El juzgado de primera instancia número 2 de Alcalá de Henares celebra este lunes el juicio por el presunto pucherazo electoral que se produjo en las primarias internas de Podemos el verano pasado en esta localidad madrileña. Un proceso interno que enfrentó a dos candidatos, uno apoyado por Pablo Iglesias y el otro por Íñigo Errejón (que por entonces seguía bajo la disciplina de Podemos), y que acabó en los tribunales después de que la Comisión de Garantías Estatal anulara la lista de Luis de Santiago, el candidato apoyado por Errejón, que se enfrentaba a Teresa López, la candidata oficialista de Iglesias y el partido. Ambos competían por la secretaría general de Podemos en Alcalá de Henares.

El juzgado dirime este lunes si se vulneraron los derechos fundamentales de De Santiago, que en teoría ganó las primarias internas por 199 votos frente a los 110 de Teresa López, concejala hoy en la oposición en el ayuntamiento alcalaíno por Unidas Podemos Izquierda Unida, y que ha apoyado la investidura del alcalde socialista Javier Rodríguez. Aunque los dos ediles de Unidas Podemos-IU no entrarán en el Gobierno local, sus votos serán necesarios durante toda esta legislatura para sacar muchas de las propuestas del PSOE, que no tiene la mayoría absoluta.

Luis de Santiago espera al menos que el juzgado obligue a Podemos a repetir las primarias en las que su candidatura fue anulada, aunque reconoce que ese desenlace no serviría de mucho porque en Alcalá la izquierda está muy fracturada. "Lo que se ha producido aquí es una desconfluencia", señala. De hecho, en las pasadas elecciones de mayo, cuatro formaciones de izquierda se presentaron por separado en Alcalá de Henares: Unidas Podemos-IU, Somos Alcalá (integrado por Equo e independientes), Más Madrid (el nuevo partido de Errejón) y Actúa-La Izquierda Hoy-Los Verdes. Solo Unidas Podemos-IU obtuvo representación.

Esta historia empezó en junio de 2018, antes de las primarias internas, cuando una denuncia relató irregularidades en la candidatura de De Santiago, entre ellas, que utilizó la cuenta de Facebook de la agrupación, con casi 3.000 seguidores, para publicitarse. La denunciante también alegó que su imagen aparecía, sin su consentimiento, en un vídeo promocional de su candidatura. Tampoco ayudó que colgara en las redes sociales una foto que no gustó a la dirección regional, en la que aparecía reunido con los seis concejales de Somos Alcalá que entonces había en el ayuntamiento. Cuatro de esos ediles estaban suspendidos de militancia por Podemos al estar imputados por prevaricación (una causa que se ha archivado este año, ya que la Justicia les ha dado la razón).

Luis de Santiago, en una foto de archivo.
Luis de Santiago, en una foto de archivo.

"La cuestión es que nadie verificó si esas supuestas irregularidades cometidas por mi candidatura eran verdad o mentira", señala De Santiago. Y un comité electoral, formado por siete personas, invalidó su lista el primer día que empezaron las primarias internas, una votación telemática que duraba nueve días. Ese comité incluía dos personas elegidas por sorteo, un sorteo que no fue público. Los elegidos fueron Antonio Lázaro (que ha ido en las elecciones municipales de mayo en la candidatura de Teresa López) e Isabel Gámez (suplente de esa misma lista), que además es hermana de Roberto Gámez, que en aquellas primarias era el representante de Teresa López.

"Miembros neutrales no eran", asegura De Santiago, que explica que "en las actas de la votación del comité se sustituyó el apellido Gámez por Gómez para esconder el conflicto de intereses que existía al ser hermanos, que se resume en que la hermana 'Gómez' resolvió a favor del hermano Gámez". Su demanda en los tribunales señala que "nos encontramos con la configuración de un órgano de arbitraje electoral, elegido con total opacidad, en el que existen miembros con una clara sensibilidad o inclinación política por una de las candidaturas, concretamente la que no se corresponde con el demandante".

El Comité Electoral de Alcalá, supuesto órgano de arbitraje, estaba integrado por familiares de miembros de una de las candidaturas

La candidatura invalidada presentó un recurso ante el Comité de Garantías regional, que le dio la razón el 16 de junio de 2018. "No se entiende cómo estando en juego derechos fundamentales y de participación política, ante una solución extrema y definitiva de invalidación (existiendo otras posibilidades menos gravosas) por el Comité Electoral no se haya realizado ningún tipo de actuación, mediadora y de reconducción de situación, sino de apertura de invalidación inmediata y fulgurante, en apenas unas horas, cuando la solución es tan gravosa, restringe el derecho de sufragio pasivo y de la participación política en Podemos", señaló Garantías, criticando duramente la decisión del Comité Electoral. Este no aceptó esta decisión y recurrió al Comité de Garantías federal.

Un día después, el Comité de Garantías federal (controlado por los pablistas) dijo que era el órgano competente (y no el comité regional) para resolver el recurso presentado por De Santiago, y ratificó la anulación de su candidatura y, con ello, cerró las puertas de De Santiago para seguir reclamando dentro de Podemos. Luis de Santiago no pudo realizar más alegaciones, ni pudo defenderse ante el comité estatal. "La Comisión Estatal no llevó a cabo actuación probatoria alguna, tendente a clarificar los hechos objeto del recurso", señala la demanda judicial.

Teresa López, actual secretaria general de Podemos en Alcalá.
Teresa López, actual secretaria general de Podemos en Alcalá.

A pesar de todos estos problemas internos durante el proceso de primarias, la aplicación tecnológica contratada por la formación morada para realizar las primarias permitió seguir votando su candidatura. Este sistema de votación (Agora Voting) reveló 199 votos anulados (los de De Santiago), 110 votos a favor de Teresa López y uno en blanco. López fue así declarada secretaria general. A Luis de Santiago no le quedó más remedio que ir a los tribunales tras agotar todas las vías orgánicas, y puso una demanda civil a finales de julio de 2018 por vulneración de sus derechos fundamentales.

Este doctor en electrónica, que en las pasadas elecciones municipales no fue en ninguna candidatura, niega ser errejonista, aunque Errejón le apoyó abiertamente. Al igual que muchos anticapitalistas. "Somos Alcalá era una candidatura de unidad popular apoyada por Podemos. Y yo quería, si ganaba, que Podemos dejara margen de maniobra a Somos. Pero el aparato quería que Teresa ganase porque quería una candidatura independiente de Podemos al margen de Somos, como al final ha pasado en las elecciones de mayo", concluye De Santiago.

La demanda señala que se incumplió la Ley de Partidos, que obliga a todas las organizaciones políticas a permitir que se defienda cualquier militante antes de ser sometido a una medida disciplinaria. De Santiago pide que se repitan las primarias para que se repongan sus derechos. En este juicio, declarará como testigo Javier Cañadas Martín, actual diputado autonómico de Podemos y responsable de organización en Madrid. Este solo ha confirmado a este diario que declarará este lunes.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios