Imágenes difundidas en televisión

A juicio la exempleada de 'El cobrador del frac' por difundir un vídeo sexual del dueño

La acusada dice que no extorsionó a sus compañeros y que el pendrive robado era suyo, pero el denunciante afirma que no estuvo en la fiesta y que le chantajeó por 30.000 euros

Foto: Juzgan a la exempleada de El Cobrador del frac por supuesta difusión de imágenes sexuales (iStock)
Juzgan a la exempleada de El Cobrador del frac por supuesta difusión de imágenes sexuales (iStock)

Una mujer ha sostenido este viernes en un juicio que el pendrive con imágenes de sus compañeros de trabajo desnudos en una celebración de cumpleaños era suyo y que nunca les extorsionó para que no se publicaran esas imágenes, que más tarde fueron difundidas por un programa de televisión y una revista. Se trata del juicio contra Amelia J.C., celebrado este viernes en la Audiencia Provincial de Madrid y que ha quedado visto para sentencia. La Fiscalía solicita una pena de dos años de cárcel para la exmpleada, mientras que la acusación particular la asciende a 12 años.

Los hechos se remontan al 28 de enero de 2012 cuando en una de las oficinas de la empresa 'El cobrador del frac' se grabó un vídeo durante una fiesta en la que se celebraba el cumpleaños de su director, Luis Navarro.

Estas imágenes, en las que aparecen cuatro mujeres desnudas junto a Navarro, fueron difundidas el 13 de julio de 2015 por el programa 'Espejo público' de Antena 3 y la revista Interviú.

Durante el juicio, los testigos que protagonizaron el vídeo, y que han prestado declaración, han coincidido en cinco cosas: que las imágenes se archivaron en un pendrive, que este se guardó en una caja fuerte en el despacho del director, que las consecuencias de su difusión han sido "horrorosas" para sus vidas y que la acusada nunca estuvo en la fiesta y les extorsionó para no hacerlo público.

Le denunció por violación

La acusada ha sostenido ante el tribunal que estuvo presente en la fiesta de cumpleaños de Navarro, para quien ha trabajado muchos años de forma intermitente, y que en esa ocasión varias compañeras decidieron desnudarse para hacerle un vídeo como regalo por su onomástica. "Yo no salgo en el vídeo porque estaba en el sillón, controlando el trípode", ha afirmado.

Según la misma, el pendrive que había en la caja fuerte era de su propiedad, por lo que al ser despedida cogió el dispositivo porque "no quería" que estuviera en ese lugar.

Posteriormente, la procesada, junto con una de las mujeres que aparecen en el vídeo, formuló una denuncia por violación contra Navarro, y fue entonces cuando entregó el pendrive a la policía.

Según su defensa, durante la investigación se produjo la filtración a los medios.

Ella ha negado en todo momento haber extorsionado a Navarro o haber amenazado a las mujeres que aparecían en el vídeo, y ha mantenido que el pago de una suma de 30.000 euros que desembolsó el director de 'El cobrador del frac' en su favor correspondía a su finiquito.

Cedió un tiempo al chantaje

Por su parte, Navarro ha explicado que a Amelia la conoció muchos años atrás en un prostíbulo, que la ayudó en algún momento y que "nunca creyó" que cometería las acciones que les han traído hasta este juicio.

Sobre el pendrive que contenía "el recuerdo", como le ha bautizado al vídeo, ha asegurado que lo guardó en su caja fuerte, a la que tenían acceso unas cuatro o cinco personas, porque en muchos años no había cambiado la clave.

Ha afirmado que ella le pedía dinero a cambio de no publicar el vídeo, que él no la denunciaba porque las chicas "no le dejaban" y le pedían que siguiera pagando por miedo a lo que podía pasar si las imágenes salían a la luz.

En ese sentido, ha apuntado que después de que "le sacó decenas de miles" de euros, decidió no seguir pagando y entonces salió publicado el reportaje en diferentes medios de comunicación.

Tres de las chicas que protagonizan el vídeo han testificado y han dejado claro que desde que se publicaron las imágenes "viven con miedo", que les ha dejado huellas en su vida profesional y personal, como el "sinsabor" de que "cuando eres víctima te tratan como si lo hubieras hecho mal".

En sus conclusiones definitivas, la acusación particular ha solicitado 12 años de cárcel para Amelia por los delitos de amenazas continuadas y descubrimiento y revelación de secretos, frente a los dos años que pide la Fiscalía, que solo la acusa del segundo delito, mientras que su defensa ha pedido la absolución.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios