IGUAL QUE LA COMUNIDAD DE MADRID

Carmena quiere participar en la polémica Avalmadrid tras inyectar 16 millones

El Ayuntamiento de Madrid ha pedido al consejo de administración de esta empresa semipública formar parte del accionariado y poder impulsar así nuevas líneas de avales

Foto: Manuela Carmena, con el concejal de Economía, Jorge García Castaño. (EFE)
Manuela Carmena, con el concejal de Economía, Jorge García Castaño. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid, que dirige Manuela Carmena, quiere entrar en el accionariado de Avalmadrid, la empresa semipública sin ánimo de lucro que ayuda a pymes y autónomos madrileños a obtener financiación. La Concejalía de Economía y Hacienda ha enviado una carta al consejo de administración de Avalmadrid pidiendo formar parte de la compañía, comprometiéndose a inyectar 16 millones de euros, el capital que ya tienen suscrito los dos mayores socios, la comunidad y Bankia. El ente no pasa por su mejor momento. El Banco de España le ha abierto un expediente sancionador y el propio consejo estudia si eleva a la Fiscalía irregularidades detectadas tras la concesión de algunos avales.

El Ejecutivo de Carmena cree que es necesario impulsar el proyecto de Avalmadrid, como herramienta imprescindible para fomentar la financiación de pymes y encauzar nuevas líneas de actuación, como la rehabilitación energética de viviendas. El ayuntamiento no tiene ningún organismo parecido en su organigrama y quiere formar parte de Avalmadrid en las mismas condiciones que el Gobierno regional. No hay que olvidar, por ejemplo, que consistorio y comunidad ya están juntos en Ifema, el Consorcio Regional de Transportes y el Canal de Isabel II.

Para el ayuntamiento, entrar en el accionariado de Avalmadrid es "estratégico". Habrá que ver ahora cuál es la posición del consejo de administración, presidido por Rosario Rey García, que compatibiliza el cargo con el de directora general de Economía del Gobierno regional. La Comunidad tiene poco más del 27% de las acciones. Las entidades financieras tienen mayoría, con otro 31%, la Cámara de Comercio posee un 5% y la patronal madrileña solo un 0,03%. Avalmadrid está sujeta a la supervisión del Banco de España.

La comunidad aporta 16 millones al capital de la empresa semipública, la misma cantidad que Bankia. La Cámara de Comercio colabora con 2,7 millones y Banco Santander, CaixaBank y el Popular, con un millón de euros cada uno. Según la última memoria de Avalmadrid, la de 2017​, la actividad avalista alcanzó ese año los 112 millones de euros, un incremento del 30% respecto al ejercicio anterior. En total, se formalizaron 1.873 avales, de los que 1.265 corresponden a pymes y autónomos. Además, se rebajó el importe avalado medio por operación de 150.000 euros a 54.000, con el objetivo de apoyar a un mayor número de pequeños y medianos empresarios.

La presidenta del consejo de Avalmadrid, en la firma del convenio de colaboración con Bankia.
La presidenta del consejo de Avalmadrid, en la firma del convenio de colaboración con Bankia.

El ayuntamiento quiere que la operación se cierre cuanto antes, teniendo en cuenta que se está agotando la legislatura. El Gobierno presidido por Carmena no olvida además que la empresa semipública no pasa por su mejor momento y cree que es necesario "investigar el pasado pero también mirando al futuro". Se refiere al expediente sancionador que el Banco de España ha abierto a los responsables de Avalmadrid que entre los años 2008 y 2016 ofrecieron préstamos concedidos inadecuadamente. Este expediente motivó que la propia Avalmadrid encargara informes externos para analizar estos créditos.

Avalmadrid debe tomar ahora la decisión de elevar o no a la Fiscalía las irregularidades detectadas tras analizar 167 avales que movieron 82,3 millones de euros. De todos ellos, 75 muestran "incidencias", señala el informe elaborado por Forest Partners, que clasifica los avales dudosos en tres categorías: los que se concedieron a empresas en mala situación financiera donde, además, sus administradores tenían vinculaciones con consejeros o directivos de Avalmadrid; los que se otorgaron a empresas participadas por fondos de capital riesgo "con vinculaciones de socios protectores de Avalmadrid", y, en tercer lugar, los avales "con un mal comportamiento futuro", es decir, que se dieron a pesar de que estuviesen clasificados como dudosos de recuperar. Entre estos últimos, están la compra de coches de lujo y la inversión en películas históricas que no tuvieron gran éxito entre el público.

La inspección del Banco de España (realizada en 2016 pero comunicada en 2018) analiza los avales concedidos a proyectos vinculados con consejeros de Avalmadrid, y otros créditos sin esta vinculación pero que incumplieron varias instrucciones dictadas por el propio organismo supervisor sobre el control de riesgos. Hay que destacar que la última memoria de Avalmadrid revela que a 31 de diciembre de 2017 (aún no están los datos de 2018) existían "24 avales técnicos y financieros por importe de 4.730.000 euros concedidos a empresas vinculadas a miembros del consejo de administración", incluidos familiares de los mismos. Se trata, en todos los casos, de exdirectivos, ya que ninguno de los miembros del actual consejo de administración tiene concedido un aval.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios