A PUNTO DE TERMINAR LA LEGISLATURA

'Enchufes', San Isidro, menos IBI: los 10 acuerdos de pleno que incumple Carmena

La oposición denuncia, al menos, una decena de incumplimientos en acuerdos plenarios que salieron adelante con los votos de la oposición e incluso, en algún caso, de Ahora Madrid

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a su jefe de prensa. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a su jefe de prensa. (EFE)

Aunque todo el debate político gira en torno a las elecciones generales del 28 de abril, la política municipal madrileña empieza a tomar las riendas para preparar una campaña que también puede ser histórica. La legislatura está a punto de terminar —aunque a finales de este mes el Palacio de Cibeles celebrará la última sesión plenaria— y la oposición denuncia, al menos, una decena de incumplimientos por parte de la alcaldesa, Manuela Carmena, a pesar de ser todos ellos acuerdos plenarios que contaron con el respaldo de la oposición al completo e incluso, en algunos casos, con los votos favorables de Ahora Madrid.

Hay de todo tipo: desde la anulación del proceso de selección por el que el CEO de Madrid Destino contrató a su hija, hasta declarar la Feria de San Isidro evento de interés general. Sin embargo, todos ellos continúan sin ver la luz.

El asunto de Madrid Destino, empresa pública que gestiona toda la cultura de la capital, fue especialmente polémico. Los tres partidos de la oposición —PP, Cs y PSOE— votaron a favor de anular el proceso de selección de personal que llevó a cabo esta entidad para ocupar la plaza de técnico de programación de festivales y cine para la Cineteca. El puesto fue a parar a la hija del consejero delegado de esta empresa, Antonio Fernández Segura. La propia Oficina Municipal contra el Fraude y la Corrupción inició una investigación entendiendo que "podía existir un posible conflicto de intereses", dado que fue Fernández Segura quien determinó los requisitos que debían reunir los candidatos.

Los cuatro portavoces municipales del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Los cuatro portavoces municipales del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

El pleno aprobó entonces instar a Carmena —no como alcaldesa, sino como responsable del área de Cultura y, por tanto, presidenta del consejo de administración de Madrid Destino— que anulara el proceso. A pesar de que los votos de toda la oposición así lo exigieron, la alcaldesa no lo paralizó. Por el mismo caso, el pleno también aprobó el requerimiento a Carmena para que cesara de inmediato al CEO. Pero tampoco lo hizo.

En realidad, no fue el primer requerimiento de cese que los grupos de la oposición aprobaron en pleno y que la alcaldesa prefirió obviar. Sucedió también en junio de 2017 con los ediles Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, a los que la oposición exigió dimitir (si no lo hacían, pedían a Carmena su destitución) tras ser imputados en el caso Open de Tenis, después de la querella presentada por el grupo popular en que denunciaban una supuesta malversación de fondos por haber encargado dos informes externos contra el torneo deportivo. Ahora Madrid votó en contra de la proposición; pero populares, socialistas y naranjas la respaldaron. Ni dimitieron ni fueron cesados.

Oficina de accesibilidad y San Isidro

Más allá de los ceses políticos, hay otras promesas plenarias que han terminado por quedarse en el cajón. Es el caso de la creación de una Oficina de Coordinación Territorial en materia de Accesibilidad y Diseño Universal (aprobada por unanimidad en el pleno) que nunca llegó a ver la luz. Estaba previsto su despegue como encargada de coordinar territorialmente las acciones a emprender en edificios municipales y espacios públicos urbanizados de las distintas áreas. Un compromiso que las asociaciones de personas con discapacidad esperaban como agua de mayo.

El diestro Paco Ureña, en su faena con la muleta durante la Corrida de la Prensa de 2018. (EFE)
El diestro Paco Ureña, en su faena con la muleta durante la Corrida de la Prensa de 2018. (EFE)

Declarar la Feria de San Isidro evento de interés general —igual que el Orgullo Gay— es otra cuestión que se quedó en el tintero, a pesar de que PP, PSOE y Cs así lo aprobaron en un pleno con los votos en contra de Ahora Madrid. El objetivo era que disfrutara de las mismas exenciones en la aplicación de la ordenanza del ruido. El partido del Gobierno, en cambio, rechazó esta consideración entendiendo que la participación ciudadana era menor (620.000 personas en 31 días frente a los 1,2 millones de participantes en solo cuatro en el Orgullo), aunque los partidos de la oposición lo enmarcaron en una "decisión ideológica". Este San Isidro llegará en pocas semanas sin tener ese reconocimiento.

IBI, los remeros del Manzanares...

También hubo acuerdos plenarios puramente económicos que, pese a contar con el consenso necesario, no se han puesto en marcha. Uno de los más antiguos —de los primeros con los que contó la legislatura— fue en octubre de 2015, cuando populares, socialistas y naranjas 'obligaron' a Ahora Madrid a llevar a cabo una bajada generalizada del IBI. En concreto, el pleno aprobó una proposición una proposición instando a que el tipo de gravamen para el año siguiente (2016) fuera del 0,51%, mientras se reducían un 2% los tipos diferenciados que para inmuebles urbanos de uso no residencial, y se aprobaba un compromiso para ir que bajándolo a fin de que en el final de la legislatura se acercara al tipo del 0,4%.

Se cumplió el primer apartado, ya que el tipo de gravamen general del IBI actual es del 0,51. Eso sí, fuentes del área económica recuerdan que el compromiso de seguir bajándolo debía ajustarse a "los gastos aprobados por el pleno y la sostenibilidad", ya que "de haberlo bajado más, no habríamos cumplido con la regla de gasto este año".

Por el mismo camino fue, un año después, en 2016, la reparación de la presa 9 del río Manzanares. El pleno aprobó por unanimidad a instancias del PP una actuación inmediata para que volviera el agua al tramo en el que entrenaban los remeros. Una cuestión que consiguió un consenso entre todos los grupos y que, sin embargo, no ha terminado con la problemática del río. A día de hoy, según denuncian miembros del grupo popular que dirige José Luis Martínez-Almeida, los remeros han sido expulsados del Manzanares.

Vista general del pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Vista general del pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

Cuestión similar ocurrió con los casi 10.000 árboles que iban a ser plantados en alcorques vacíos inventariados por el propio ayuntamiento. La iniciativa salió adelante en septiembre de 2016 también por unanimidad, lo que no ha impedido que Carmena no haya cumplido el acuerdo del pleno.

Precisamente para controlar el grado de cumplimiento de los acuerdos, los cuatro grupos con representación en la Cámara municipal también aprobaron en 2015, al poco de empezar la legislatura, una "publicación sistemática" de toda la información relativa a la actividad del pleno y de las comisiones "en formatos abiertos", implementando también una herramienta interactiva para llevar a cabo un seguimiento de toda la actividad del ayuntamiento, incluido el cumplimiento de compromisos políticos adquiridos. Herramienta que, a pocas semanas de concluir la legislatura, sigue sin funcionar.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios