BAJA DENTRO DEL PERÍMETRO

La contaminación sube en todos los barrios fronterizos de Madrid Central

La estación de medición de El Carmen baja la contaminación por NO2 en el primer trimestre con respecto a los últimos años. En 22 estaciones, sin embargo, aumenta con fuerza

Foto: La Gran Vía de Madrid, tras entrar en vigor Madrid Central. (EFE)
La Gran Vía de Madrid, tras entrar en vigor Madrid Central. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid está satisfecho con los primeros resultados de Madrid Central. La delegada del área de Medio Ambiente, Inés Sabanés, así lo ha ido expresando estas semanas sin descartar, de hecho, replicarlo EN otros distritos de la capital. Los datos de Ecologistas en Acción más recientes (de este mismo jueves) también ponen de manifiesto que la contaminación por NO2 —el contaminante que el consistorio analiza para comprobar la calidad del aire de la ciudad— ha disminuido en la estación del Carmen (la única situada en el interior de la zona restringida). La conclusión en el ayuntamiento es que las restricciones al coche privado y el resto de medidas impulsadas funcionan en la zona. Sin embargo, los datos del resto de estaciones de medición ponen negro sobre blanco que la contaminación ha subido. Y lo ha hecho en todos los barrios limítrofes a Madrid Central.

Según ha podido comprobar este diario en el portal municipal de datos abiertos, la comparación del primer trimestre de 2019 con el mismo trimestre de los últimos ocho años deja en mal lugar el actual ejercicio. En concreto, los tres primeros meses de este año han sido los peores, solo después de 2011 y 2012. La comparativa se lleva a cabo a partir de 2011, porque en 2010 las estaciones de medición eran distintas a las actuales y no es posible hacer esa equiparación.

Más allá de ver mes a mes, este diario ha confrontado los datos de las estaciones de enero, febrero y marzo de este año con el promedio de los ocho anteriores, con el objetivo de eliminar el factor meteorológico, que tanto puede influir dependiendo del año que toque. De hecho, es cierto que este 2019 apenas ha registrado lluvias. Pero, aun así, comparando el promedio de 2011-2018 con el presente ejercicio, la concentración de NO2 aumentó en plaza de España un 19,9%; en Escuelas Pías, un 25,7%; en Cuatro Caminos, un 7,7%, y en Castellana, otro 12,2%. Son las estaciones que prácticamente hacen frontera con el perímetro de Madrid Central.

En efecto, en el primer trimestre de este año, la contaminación por dióxido de nitrógeno bajó un 3,7% en El Carmen (cerca de Gran Vía) al compararla con ese promedio de los años anteriores. La otra estación en la que bajó fue la de Tres Olivos. En concreto, un 7,2%.

En las otras 22 sube y, en la mayoría, lo hace notablemente. Por ejemplo, en Villaverde, Plaza Elíptica, Ensanche de Vallecas o Juan Carlos I, el aumento de la contaminación supera el 25% en los primeros tres meses del año. En concreto, en el caso de las dos últimas estaciones, la subida llega a ser del 33,9% (con 53 microgramos por metro cúbico) y el 31,4% (35 microgramos por metro cúbico) respectivamente. En la otra parte de la balanza se encuentran Plaza de Castilla y Retiro, donde el aumento de la contaminación por NO2 fue el más bajo: un 1,1% y un 4,9%.

Más allá de los datos, la oposición al Gobierno de Manuela Carmena se ha mostrado muy crítica con el propio sistema de medición. Sobre todo, por el hecho de que Madrid Central solo cuente con una estación, la del Carmen, cercana a Gran Vía y alejada de otras zonas que nada tienen que ver con el tráfico que puede registrar esa zona.

En realidad, el aumento de la contaminación en los barrios limítrofes venía siendo advertido por algunos otros portavoces. Es el caso de la líder de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís, que aseguró hace apenas unos días que "la restricción al tráfico en el centro daba lugar a intolerables niveles de contaminación en los barrios periféricos". Además, la portavoz naranja se mostró especialmente crítica al asegurar que Ahora Madrid "cree que solo existe el centro", insistiendo en que "la plaza Elíptica existe, igual que El Pardo, Sanchinarro y otros puntos".

Aun así, la portavoz naranja se muestra partidaria de "mejorar" Madrid Central si llega a la alcaldía, pero no de acabar de un plumazo con el sistema implantado. Así lo manifestó hace apenas unos días en un coloquio celebrado en el COAM. El caso del PP es distinto. Su candidato, José Luis Martínez-Almeida, anunció que si era elegido regidor de la capital daría marcha atrás a Madrid Central por completo, a pesar de que las cuatro APR previas a la creación del superárea (Embajadores, Ópera, Letras y Cortes) las creó el PP. Incluso los exalcaldes Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella plantearon mayores restricciones al tráfico en la zona centro que, después, no se atrevieron a impulsar.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios