ESPECIALMENTE LOS USUARIOS DE OCIO

Madrid Central: los 'parkings' acusan caídas del 20% en la primera semana de multas

Propietarios de garajes y aparcamientos de la zona aseguran que la falta de información y el miedo a las sanciones han provocado una desbandada de los clientes en plazas de rotación

Foto: (Foto: Enrique Villarino)
(Foto: Enrique Villarino)

Se cumple la primera semana desde que arrancaron las multas en Madrid Central, la medida estrella del Ayuntamiento para reducir drásticamente los niveles de contaminación en la ciudad. Aunque todavía no hay datos oficiales de sanciones, la delegada del área, Inés Sabanés, aseguró esta semana que el nivel de cumplimiento de la normativa por parte de los ciudadanos "ya era muy alto" durante los tres meses y medio de prueba, y que lo sigue siendo. Desde el 30 de noviembre las restricciones echaron a andar, aunque no fue hasta el 16 de marzo cuando comenzaron las multas. Los que sí acusan el "efecto del miedo" a las sanciones son los propietarios de aparcamientos y garajes del perímetro, que afirman haber sufrido de media una caída del 20% en esta primera semana.

Sin duda, una de las cuestiones más temidas para ellos era precisamente que la disminución de ciudadanos que se acercan al centro de Madrid en vehículo privado repercutiera directamente en una bajada notable de su actividad. Y así ha sido. Joaquín Puldáin, portavoz de la asociación de garajes y 'parkings' de Madrid (Amega) —que aglutina 500 en toda la ciudad y en torno a 40 en Madrid Central— asegura que las perspectivas vuelven a ser malas. "Las caídas de esta semana pasada se parecen a las que sufrimos en diciembre, el mes que comenzó el periodo de pruebas y la gente tenía miedo de entrar al perímetro", explica a este diario. En ese mes también rozaron de media el 20%, "algunos acusan caídas mayores, del 30%, y otros con más suerte, apenas bajaron un 7 o un 10%".

Enero fue un poco mejor. "La gente empezó a informarse bien de lo que era Madrid Central y comprendió que la multa no está asegurada por el hecho de meter un pie en el centro de la ciudad", explica. "Lo llamamos el temor a las líneas rojas", en referencia a la doble línea de ese color que aparece pintada en la calzada en todas las zonas limítrofes que avisan de que ya estás en territorio restringido. "La campaña de información del Ayuntamiento ha sido muy mala. La gente ve esas líneas y se asusta. Lo que entiende es que ya no puede pasar o le caerá una multa sí o sí", reflexiona después de haber hablado con usuarios y propietarios de varios garajes.

Las dos líneas rojas que explican que esa zona es ya Madrid Central. (EFE)
Las dos líneas rojas que explican que esa zona es ya Madrid Central. (EFE)

En realidad, el miedo a la sanción no tendría que producirse por el simple hecho de entrar en Madrid Central. Todos los vehículos que cuentan con distintivo medioambiental de la DGT (Cero, Eco, C o B) pueden acceder al perímetro restringido. Los dos primeros, de hecho, tienen permiso para circular libremente aunque no sean residentes de la zona, sin necesidad de aparcar. Los otros dos (C y B) tienen como condición dejar su coche en un 'parking' tras cruzar Madrid Central. Es la pedagogía que también hacen desde Amega. [Consulte aquí la guía con 40 claves].

"La rotación es el gran problema"

El problema grave lo tienen los aparcamientos que se dedican fundamentalmente a la rotación. Los abonados, igual que las personas que sin ser residentes tienen que entrar cada semana al área, bien porque trabajan o bien porque tienen familiares que visitar, se han preocupado de comprender cómo funciona la normativa. Es una de las conclusiones que han obtenido en estos meses desde la asociación. Por eso, los 'parkings' que tienen una alta actividad de plazas de abonados están teniendo menores pérdidas.

En cambio, los que se dedican sobre todo a las plazas de rotación, lo notan mucho. "El cliente que hemos perdido es el del ocio. El que se desplaza a hacer compras, al teatro o a cenar. Esos son los usuarios que ya están buscando otras maneras de venir al centro y temen ser multados. No han comprendido bien cómo funciona Madrid Central", asegura Puldáin.

Sin paneles que informen de plazas libres

Los cálculos generales de Amega desde que comenzaron las restricciones en periodo de prueba, el pasado 30 de noviembre hasta el inicio de este fin de semana tras siete días de sanciones, arrojan una caída media del 15% en los 'parkings' de la asociación. Empresas dedicadas a la reserva de plazas online como 'ElParking' (que cuenta casi con medio millón de usuarios en la capital) confirman que en el primer fin de semana de multas su aplicación contó con un 17% más de reservas. "Los conductores que van al centro no quieren arriesgarse a encontrarse 'parkings' llenos", explica el director general, Enrique Domínguez.

Precisamente, la falta de paneles informativos proyecto del Ayuntamiento con el que prevé que los conductores puedan ir viendo en tiempo real las plazas libres en cada aparcamiento antes de llegar y evitar entrar si no van a poder dejar sus coches, o contar con margen para cambiar el rumbo— ha hecho aflorar otras alternativas. Y el proyecto no estará listo hasta el próximo otoño, según manifestaron esta semana desde el propio consistorio. Este diario ya anticipó que Madrid Central arrancaría sin paneles.

Vista del tráfico en la Gran Vía de Madrid. (EFE)
Vista del tráfico en la Gran Vía de Madrid. (EFE)

En todo caso, desde Amega también se muestran críticos con la iniciativa municipal al considerar que los mecanismos para aparecer en esas pantallas son "demasiado caros" e "inasumibles" para muchos de sus garajes. Entienden que el consistorio promocionará los aparcamientos que dependen de la administración municipal en detrimento de los empresarios que se dedican a esta actividad. "Si solo aparecen los suyos, los usuarios no se arriesgarán e irán directamente a esos, aunque los nuestros estén vacíos", zanja el portavoz de la asociación.

El Ayuntamiento aún no ha facilitado datos de sanciones, aunque sí afirma que desde la entrada en vigor de Madrid Central, el tráfico se ha reducido en torno al 25% en las vías principales (calles de Atocha, Gran Vía, San Bernardo o Toledo) situadas en el interior del área de bajas emisiones. También asegura que la contaminación ha disminuido un 9% y se han reducido las emisiones un 38%.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios