el proceso se extenderá hasta el 26-M

Ahora Madrid cuelga el cartel de liquidación y no cederá su estructura a Carmena

Los órganos de dirección acuerdan "suspender, desde el momento actual y hasta el momento de su disolución, toda actividad política, económica y comunicativa del partido Ahora Madrid"

Foto: Manuela Carmena durante la noche electoral de las pasadas elecciones celebrando los resultados. (Reuters)
Manuela Carmena durante la noche electoral de las pasadas elecciones celebrando los resultados. (Reuters)

El proceso virtuoso de Ahora Madrid llega a su fin tras una breve pero exitosa andadura, que llevó a conquistar el Gobierno de la capital a una candidatura ciudadana, y lo hace quizá de la peor forma posible: fragmentada y enfrentada, pero con la voluntad de cuidar su relato y preservar su memoria al margen de los últimos acontecimientos. Es por ello que en la última reunión de los órganos de dirección del partido, la denominada Mesa de Coordinación de Ahora Madrid, se han consensuado varias decisiones trascendentales, como es "suspender, desde el momento actual y hasta el momento de su disolución, toda actividad política, económica y comunicativa del partido Ahora Madrid".

Según se recoge en el 'acta de la reunión de la Mesa de Coordinación de AM de 20 de marzo de 2019', el partido político Ahora Madrid "será disuelto una vez agotada la actual legislatura e investido el nuevo gobierno municipal". Hasta entonces se reducirá su actividad a la mínima expresión, suspendiendo también "toda actividad política, económica y comunicativa del Grupo Municipal Ahora Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, salvo aquella indiscutiblemente asociada a la actividad institucional del Gobierno municipal y la labor de sus veinte concejales/as electos/as y con responsabilidad de gobierno".

Una decisión que ya se ha trasladado a Más Madrid, las siglas por las que Manuela Carmena se presentará a la reelección junto a una buena parte del actual Gobierno municipal, como al resto de sectores que formaron el partido instrumental —Podemos y Ganemos— para que no traten de hacerse con la estructura de Ahora Madrid. Principalmente en lo relativo a la marca, las herramientas comunicativas y, sobre todo, los fondos de los que dispone, que ascienden en total a medio millón de euros sumando los saldos disponibles tanto en la cuenta del partido como en la del grupo municipal. Todo ello teniendo en cuenta que la alcaldesa, Manuela Carmena, no reconoce los órganos de dirección de Ahora Madrid, a pesar de que por los estatutos la Mesa de Coordinación es el órgano ejecutivo soberano del partido.

Ahora Madrid ha colgado por tanto el cartel de liquidación, un proceso que se extenderá de aquí hasta el 26 de mayo y para cuya ejecución se creará una comisión gestora. Las funciones de esta última, sobre las que se dan cuenta en el acta de la última Mesa de Coordinación, serán gestionar toda situación a la que obligue la actividad corriente del partido, dirimir la comunicación relativa al partido hasta el momento de su disolución y elaborar y presentar a la Mesa de Coordinación para su última conformidad una propuesta que contemple el destino de sus bienes patrimoniales. "Este destino deberá ser, en cualquier caso, su entrega a entidades sin ánimo de lucro no relacionadas con ningún partido político".

Las dos cuentas bancarias de Ahora Madrid tienen un interventor de la dirección municipal de Podemos, a la que se enfrentó el entorno de la alcaldesa, y otro de Ganemos, el sector al que Carmena también ha excluido de sus listas. Los fondos no se podrán utilizar por tanto ni para la campaña electoral, algo que ya prohíbe la legislación, ni para ningún otro fin que no sea destinarlo a entidades sin ánimo de lucro. Se trata de unos 300.000 euros del partido y alrededor de 200.000 del grupo municipal.

La mayor parte del dinero del que dispone la cuenta del partido corresponde a las donaciones del salario de concejales, asesores y vocales vecinos en los distritos, en consonancia con el código ético y la carta financiera de la que se dotó Ahora Madrid. El reglamento económico de los cargos electos de Ahora Madrid ya determina que "las subvenciones del Ayuntamiento de Madrid recibidas por el grupo municipal se destinarán íntegra y exclusivamente a la actividad municipal del grupo aprobada por la Mesa de Coordinación, todo ello en base al presupuesto anual del grupo municipal y según su reglamento de funcionamiento interno".

Los acuerdos del órgano de dirección de Ahora Madrid concluyen que el contexto político actual que rodea al partido instrumental, "así como los elementos que determinan su vida interna, conminan a anticipar los acuerdos expuestos y el fin del partido político Ahora Madrid como referencia del proyecto político municipalista y del cambio en nuestra ciudad". Un contexto por el que Carmena ha presentado su propia candidatura, Podemos ha decidido dar un paso a un lado al no estar incluidos sus representantes en dichas listas, e Izquierda Unida, Anticapitalistas Madrid y La Bancada —que forman una parte de los impulsores de Ganemos—, presentarán una candidatura alternativa.

"Un hito histórico"

El objetivo, según confiesa uno de los miembros fundadores de Ahora Madrid, es "darle paz al muerto" evitando un final trágico e, incluso, en los tribunales de este proceso político. Los acuerdos de la dirección se justifican, precisamente, porque "Ahora Madrid supuso la herramienta clave que facilitó que las fuerzas políticas y sociales transformadoras de esta ciudad alcanzasen en 2015 la institución y posibilitasen su gobierno, algo que supuso un hito histórico compartido para toda la diversidad que la compone".

Se señala, asimismo, que se trata del "espacio común de todas y cada una de las fuerzas que la componen y, por tanto, no puede llegar a serlo de ninguna de sus partes, sea de forma particular o en términos de alianza parcial. Poner fin a este ciclo implica la misma responsabilidad y generosidad, al menos las mismas dosis determinantes en su origen". Se indica así, finalmente, que todo ello "apela al entendimiento y al consenso y, por tanto, destierra todo posible intento de imposición de parte". La dirección lanza también el alegato de que Ahora Madrid debe cuidar su relato y la memoria colectiva del proyecto compartido estos últimos años, así como respetar toda proyección futura que sostenga una hipótesis de continuidad".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios