ahora el pp tiene 48 diputados

'Qué hay de lo mío': la disputa en el PP para ir entre los 30 primeros en la lista de Ayuso

Se ha instalado el pesimismo. "El problema es que hay más candidatos que plazas", ya que en el partido piensan que ir por encima del 30 supone un grave riesgo de no salir elegido

Foto: Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

En 1995, cuando el PP alcanzó por primera vez el Gobierno de la Comunidad de Madrid, 54 diputados afianzaron la victoria de Alberto Ruiz-Gallardón. En 1999, cuando revalidó el triunfo, los populares subieron a 55 escaños. En 2003 llegó Esperanza Aguirre y dos elecciones en el mismo año por culpa del ya famoso 'tamayazo' (la deserción de dos parlamentarios socialistas). En la primera el PP volvió a conseguir 55 diputados y en la segunda, 57. Aguirre se instaló entonces en la mayoría absoluta: 67 representantes en 2007 y 72 en 2011. Eran épocas de vacas gordas para el partido.

Pero los casos de corrupción enturbiaron la herencia de Aguirre y su sucesora, Cristina Cifuentes, vio como su grupo se reducía en 2015 hasta los 48 escaños. La llegada de nuevos actores políticos, como Ciudadanos y Podemos, amplió los comensales a la mesa del pastel político. Ahora, en 2019, y tras la abrupta marcha de Cifuentes y la escasez de pesos pesados para que el PP encabeza la lista madrileña, las previsiones dentro de las filas populares no son nada halagüeñas. "El problema es que hay más candidatos que plazas", resume a la perfección un veterano miembro del PP de Madrid.

Y es que aunque el aumento de la población en Madrid hace que para la próxima legislatura el Pleno de la Asamblea suba de 129 a 132 diputados, las sensaciones dentro del partido es que solo tendrán escaño asegurado en el Parlamento madrileño los que sean elegidos para estar en los 30 primeros puestos de la lista que en esta ocasión encabezará Isabel Díaz Ayuso. Ese es el límite que se baraja a día de hoy, a tres meses de las elecciones. "Si uno quiere estar seguro en la Asamblea de Madrid a partir de mayo tiene que estar entre esos 30. Por encima es ya arriesgado", asegura un parlamentario del PP que aspira en repetir.

Otros elevan la cifra límite al puesto 35, teniendo en cuenta que ahora el PP tiene 48 diputados y todos dan por sentado la fuerte irrupción de Vox en la Asamblea de Madrid y la subida de Ciudadanos, que actualmente tiene 17 escaños. "Entre 28 y 35. Esa es la horquilla que se maneja", afirma otro diputado popular. La dirección del partido tiene prevista encargar una encuesta en las próximas semanas según se vaya consolidando Díaz Ayuso y dando a conocer su proyecto. Pero hay otros termómetros que se manejan dentro de las filas populares.

El Pleno de la Asamblea de Madrid. (EFE)
El Pleno de la Asamblea de Madrid. (EFE)

Por ejemplo, las tres últimas encuestas que ha hecho Telemadrid. En las tres los populares obtendrían entre un 22% y un 21,6% de los votos, lo que se traduciría entre 30 y 32 escaños. El PP mantiene un empate técnico con el PSOE de Ángel Gabilondo. Otra encuesta anterior, de diciembre de 2018, realizada por la web Electomanía, daba a los populares incluso peor resultado: un 17% de los votos y 24 diputados. Aunque todos esperan que Díaz Ayuso pueda hacer una buena campaña y que el tirón de Pablo Casado ayude a mejorar las previsiones, los movimientos dentro de los aspirantes ya han comenzado.

Y es que son muchos los que quieren estar en la lista de la Asamblea. La dirección del PP de Madrid, por su parte, apuesta por hacer una importante "renovación" en la candidatura que acompañe a Díaz Ayuso. Aunque de momento el número dos será un veterano del partido, el alcalde de Alcorcón David Pérez, que también suma 15 años como diputado regional y fue portavoz de los populares en la Asamblea madrileña con Esperanza Aguirre. Su elección es un claro guiño a los votantes más conservadores, a los que pueden estar más tentados de orientar su papeleta a Vox.

Lo que está claro es que muchos de los que formaron en 2015 parte de la lista de Cifuentes (que en su día se quejó de no elaborar) no seguirán o si lo hacen no formarán parte de los primeros puestos con garantías de ser elegidos. La candidatura tiene que estar confeccionada en abril, por lo que ahora mismo ya se están produciendo todo tipo de negociaciones, posicionamientos y ofrecimientos. Algo normal en todos los partidos en periodos preelectorales, pero que con las actuales previsiones dentro del PP se están realizando con especial nerviosismo. "Yo llevo tiempo intentando hablar con la dirección madrileña para que conozcan mis intenciones y yo las suyas. Y de momento no ha sido posible", explica un alto cargo del Gobierno regional.

Por ejemplo, de los consejeros que hoy forman parte del Ejecutivo autonómico solo dos parecen tener la plaza asegurada, señalan diversas fuentes: Carlos Izquierdo (Medio Ambiente) y Jaime de los Santos (Cultura, Deporte y Turismo). Además, de los 48 diputados que hoy forman parte del actual grupo 16 tienen 60 o más años. Y no encajarían en principio en esa renovación generacional que busca el partido. Otros, en cambio, creen que la renovación no va ser tal y que con Casado y Ayuso la vuelta de figuras del 'aguirrismo' y del 'aznarismo' está más cerca. No hay que olvidar que el presidente nacional acaba de rescatar a Javier Fernández-Lasquett, exsecretario general de FAES y exconsejero en los Gobiernos de Aguirre.

David Pérez, alcalde de Alcorcón.
David Pérez, alcalde de Alcorcón.

Depende de con quien se converse los calificativos varían. Unos hablan de "renovación", otros de "purga". Un ejemplo es lo que ya se está dirimiendo en las listas para las generales, unos comicios que se celebrarán un mes antes que las autonómicas, donde veteranos diputados próximos a Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy están abandonando el barco popular ante la previsible criba que hará el equipo de Pablo Casado en los próximos días. En Madrid es previsible que pase lo mismo, sobre todo teniendo en cuenta que el nuevo presidente nacional querrá componer un grupo autonómico totalmente afín y que no suceda lo que pasó en 2015, cuando el grupo confeccionado fue una mezcla de sensibilidades muy distanciadas, 'aguirristas' y 'cifuentistas'.

De todas formas, son muchos los que están haciendo sus movimientos. Ya sea para estar en la lista autonómica o en las candidaturas de los principales municipios, sobre todo donde los populares tienen visos de sacar buenos resultados. En las pasadas elecciones de 2015 el PP obtuvo 921 concejales en toda la comunidad. El partido espera obtener en mayo menos ediles por el crecimiento de Ciudadanos y la irrupción de Vox. De hecho, este diario ha podido saber que varios diputados autonómicos que intuyen que no seguirán están intentando buscar acomodo en las listas municipales. De momento el PP ya ha presentado a sus candidatos en las localidades del norte de la región, de los que solo revalidan el puesto el 45%.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios