el primer contrato vence en 2019

Dilema en Metro: el 60% de sus vagones son alquilados y comprarlos cuesta 800 millones

El Gobierno que salga de las urnas en mayo deberá decidir si ejecuta las opciones de compra de más de 1.300 coches o si por contra empieza a prescindir de algunos de estos convoyes

Foto: Imagen de archivo de un andén durante una huelga convocada por el sindicato de maquinistas de Metro de Madrid. (EFE)
Imagen de archivo de un andén durante una huelga convocada por el sindicato de maquinistas de Metro de Madrid. (EFE)

Metro de Madrid tiene un problema, económicamente hablando. El 60% de los vagones que circulan por la red no son suyos, los tiene alquilados en modalidad de 'leasing'. El primero de los contratos vence en julio de 2019, por lo que el próximo Gobierno regional que salga de las urnas esta primavera tendrá que afrontar entre sus primeras decisiones si acomete importantes inversiones (ejecutar la opción de compra de todos los vehículos cuesta 800 millones) o si por contra empieza a prescindir de algunos de estos convoyes, cuya edad media es de 17 años. La decisión no es baladí, ya que Metro ha anunciado que se gastará otros 700 millones en comprar 360 nuevos vagones y acumula una deuda de 915 millones.

Actualmente el suburbano madrileño (que movió el año que acaba de terminar a 657 millones de viajeros) cuenta con 2.319 coches de varios modelos, de los que 1.369 (el 60%) no son propiedad de Metro, sino que la empresa pública los tiene alquilados por el sistema de 'leasing' tras firmar hasta cinco contratos distintos. El primero de ellos, firmado en 2001, finaliza el 31 de julio de este año. Se trata de 36 coches alquilados por Caixarenting. Tras pagar todos los años un alquiler (en 2017, fueron 5,9 millones), la Consejería de Transportes deberá decidir en julio si los adquiere definitivamente, ejecutando una opción de compra de 14,6 millones.

Se trata del primer contrato que vence, que es el más económico. Dentro de tres años, el 31 de diciembre de 2022, termina el Plan Azul, otros 347 vagones de los modelos 6000, 7000 y 8000. Comprarlos conlleva desembolsar otros 135,6 millones de euros. Un año después, el 31 de diciembre de 2023, finalizan los planes Ferromovil 3000 y Ferromovil 9000. El primero son 432 coches (287,7 millones) y el segundo, 252 coches (187,3 millones). El último contrato vence el 31 de julio de 2029. Se trata del Plan Metro: 302 coches de los modelos 3000 y 8000, otros 174,7 millones de euros. En total, 800 millones.

Desde Metro, aseguran que no hay una decisión tomada sobre qué hacer cuando acaben los contratos. "Se están analizando las distintas posibilidades. De todas formas, a nivel financiero, se puede acometer cualquiera de las opciones, ya que la compañía genera anualmente los fondos para hacer frente a los pagos", explica un portavoz. Con los datos en la mano, las cuentas del suburbano han mejorado. Entre los ejercicios 2009 y 2016, la empresa pública dio pérdidas, pero la situación cambió en 2017, con un resultado positivo de 4,2 millones de euros. 2018 cerró con más de 40 millones de beneficio.

Alberto Ruiz-Gallardón (entonces alcalde de Madrid) presentando junto a Esperanza Aguirre (presidenta de la Comunidad) nuevos trenes adquiridos en 2011.
Alberto Ruiz-Gallardón (entonces alcalde de Madrid) presentando junto a Esperanza Aguirre (presidenta de la Comunidad) nuevos trenes adquiridos en 2011.

Juan Rubio, diputado de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid y que ha analizado estos contratos con detenimiento, señala que es normal que las compañías de transporte apuesten por el sistema de 'leasing' para sufragar la adquisición de material, "un método nominalmente caro, pero financieramente más asequible". Este sistema de alquiler (en el que el mantenimiento corre a cargo de Metro) trocea los pagos anuales aunque incrementa el precio final. De hecho, en 2016 el suburbano pagó cuotas de alquiler por todos los vagones que sumaron 162,2 millones, cifra que se incrementó en 2017 a 164,3 millones de euros.

Por ejemplo, Metro tiene alquilados 432 vagones del modelo 3000 (construidos por CAF) a la empresa Ferromovil. El contrato se firmó en septiembre de 2006 y vence en 2023. El valor de los trenes si se hubieran comprado en 2006 era de 667 millones de euros (inasumible en esos momentos para Metro). Por eso se alquilaron, pagando una cuota anual que sumados los 17 años será de 904 millones de euros (53 millones de media al año). Cuando termine el contrato, la opción de compra es de 287 millones. Es decir, 1.191 millones si contamos alquiler y adquisición final dentro de cuatro años.

El diputado Rubio asegura que Ciudadanos lleva dos años intentando conocer el plan estratégico que Metro encargó a una empresa externa para determinar las necesidades futuras de trenes y maquinistas. "Seguimos esperando. Lo que está claro es que el vencimiento de estos contratos de alquiler va a suponer unos picos de necesidad económica en momentos difíciles para Metro". Ciudadanos cree, no obstante, que es necesario aumentar la actual flota de trenes en un 15% y renovar los que ya hay un 10% cada año durante 10 años. Y para ello hace falta un plan de recuperación económica en Metro". La edad media de los 2.300 vagones es de 17 años, según un portavoz de Metro, que recalca que la media diaria de disponibilidad de trenes es del 97%. "El resto puede estar en revisión o reparación". El suburbano se gasta 133 millones de euros al año en mantenimiento.

Como ya publicó El Confidencial, el patrimonio neto del suburbano madrileño vale hoy un 67% menos que en 2011, cuando la comunidad asumió el control de todas las acciones de la empresa pública. De los 1.100 millones que registraron las cuentas de hace siete años se ha pasado a los 359,4 millones del balance de 2017, el último consolidado. Y la deuda ha seguido creciendo. Ya es de 915 millones de euros, mientras que cuando comenzó 2012 era de 584 millones. El Gobierno regional ha reiterado en la Asamblea de Madrid que tiene un plan para recuperar las cuentas de Metro y reducir la deuda en 156 millones.

También se ha comprometido a invertir otros 700 millones en comprar 360 nuevos vagones, sin embargo, no ha aclarado si se tratará de una adquisición directa o también mediante sistema de 'leasing'. "Se están analizando las distintas posibilidades para tomar una decisión", señalan simplemente en Metro. Desde CCOO recuerdan que esta futura compra, entre proceso de licitación, fabricación y puesta en marcha, "llevará tres o cuatro años. Esperemos que no se ejecute por el sistema de 'leasing', para que así no nos cuesten casi el doble en un futuro".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios