aún puede vender las otras cinco parcelas

Carmena pierde al menos 40 millones por el pelotazo de Florentino Pérez en Tetuán

La filial de ACS vendió dos de las parcelas que le cedió el ayuntamiento por 130 millones, pese a estar tasadas en 93. Aún tiene otras cinco cuyo supuesto valor es de 37 millones

Foto: Dragados vendió dos de las siete parcelas cedidas por el ayuntamiento en el distrito de Tetuán. (Google)
Dragados vendió dos de las siete parcelas cedidas por el ayuntamiento en el distrito de Tetuán. (Google)

El acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Madrid y Dragados —filial de la constructora ACS dirigida por Florentino Pérez— para rescindir el contrato de obras de todo el entorno del Paseo de la Dirección, en el distrito de Tetuán, sigue trayendo cola. La negociación del consistorio y la empresa adjudicataria se saldó en septiembre de 2016 con un cobro de 126,6 millones de euros por los trabajos desarrollados hasta aquel momento por Dragados, frente a los 176 millones de precio máximo fijado según el convenio, que el ayuntamiento debería haber abonado al terminarse definitivamente las obras. El proyecto, eso sí, se remonta a 2006 cuando el PP aprobó el plan urbanístico y acordó con Dragados la reforma vía concesión. El Gobierno de Carmena, en todo caso, tildó de éxito la operación y decidió materializar el pago a través de siete parcelas de uso residencial entre críticas de toda la oposición.

El pasado mes de diciembre, Dragados vendió al fondo Stoneweg dos de esas parcelas según adelanto 'Idealista'—las mejores del paquete, de 20.300 metros cuadrados cada una y en las que se levantarán las torres de 26 alturas que ampliarán el 'skyline' de la capital— por 130 millones de euros. Fue un negocio redondo: cuando el ayuntamiento cedió los terrenos, no llega a dos años antes, ese suelo estaba valorado en 93,7 millones. A este 'pelotazo' de 36,6 millones se sumaron los otros 3,2 que Florentino Pérez se llevó por lucro cesante con la rescisión del contrato, según establecía el acuerdo firmado con el ayuntamiento. Es decir, 40 millones de euros de posible pérdida patrimonial para el consistorio solo con la venta de dos de las siete parcelas cedidas.

Las otras cinco, según consta en el expediente de la tercera modificación del plan parcial en el que están los detalles de la resolución anticipada de la concesión y al que ha tenido acceso este diario, estarían valoradas en torno a 37 millones. Esa es la tasación elaborada por el propio consistorio que, sin embargo, también establecía en 93 millones las dos parcelas que Dragados consiguió vender finalmente por 130 millones.

Florentino Pérez y Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Florentino Pérez y Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

Pese a las reiteradas peticiones de los grupos de la oposición, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible se opuso a elaborar una tasación independiente de las parcelas y defendió la estimación hecha por el consistorio. No tuvo en cuenta los antecedentes de los gobiernos del PP e incluso los más recientes ya con Carmena al frente de Cibeles, como fue la compra del palacete de la calle Alcalá por 104 millones cuando en realidad estaba valorado en 91. En la propia comisión de Urbanismo de 2016 en la que se hizo público el acuerdo con la empresa de Florentino Pérez, los concejales de Ciudadanos y PSOE insistían en la misma pregunta: "¿Por qué se niega a que una empresa tasadora haga la valoración de las parcelas que le damos a Dragados?".

Precisamente, en el pleno municipal de este martes el grupo municipal naranja ahondará en la operación del Paseo de la Dirección preguntando al delegado José Manuel Calvo si considera que la modificación del plan parcial es coherente con el objetivo de Ahora Madrid de recuperar suelo para poder aplicar políticas de vivienda pública. El partido que lidera Begoña Villacís en la ciudad critica que el Gobierno de Carmena materialice el pago de este acuerdo a través de suelo público de uso residencial, siendo la lucha contra los "pelotazos urbanísticos" una de las líneas rojas del programa electoral de Ahora Madrid.

Con todo, los 40 millones que con esta operación habría perdido patrimonialmente la capital podrían ser solo el principio. Es previsible que Dragados quiera vender las otras cinco parcelas. Dos de ellas están valoradas en más de 13 millones, otra en ocho millones, mientras que las dos restantes se encuentran tasadas en 1,4 millones y 854.625 euros, según consta en el expediente municipal. Todas estas cifras según la estimación del ayuntamiento que, teniendo en cuenta el negocio de la constructora del pasado diciembre, es probable que también se haya hecho a la baja en estos casos.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. (EFE)
El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. (EFE)

"Le da las mejores parcelas"

La resolución de este contrato siempre despertó fuertes recelos en la oposición. En septiembre de 2016, Calvo anunció el resultado de la negociación con Dragados alegando por parte del ayuntamiento "la conveniencia de recuperar iniciativa pública en la gestión y desarrollo de ese ámbito". Pero no tuvo ni un solo apoyo. Ciudadanos le reprochó desde el primer momento el 'éxito' del que presumía: "Resumiendo, Dragados se queda con las mejores parcelas. 88.000 metros cuadrados de edificabilidad, el lucro cesante...", insistía el concejal Bosco Labrado. "¿Usted realmente considera justo el dinero que va a pagar?", lanzaba el edil naranja.

La concejala del PSOE madrileño Mercedes González tampoco titubeó en su intervención. "Florentino tiene en su mesilla de noche la foto de Cristiano Ronaldo, de Bale, de Benzema y de José Manuel Calvo desde ahora", zanjaba, en línea con su homólogo de Ciudadanos, concluyendo que "Dragados se va por la puerta grande y una vez más el ayuntamiento no hace justicia". Los socialistas tildaron entonces de "continuismo" la decisión de Ahora Madrid, comparándola con las políticas del PP.

Por su parte, el popular José Luis Martínez-Almeida reprochó también a Calvo "el premio" que se llevaba Florentino Pérez "por haber hecho mal las cosas", teniendo en cuenta que la resolución de mutuo acuerdo implicó el abandono de las obras por parte de la constructora y, a cambio, "se queda con las mejores parcelas". Las sospechas sobre la negociación del ayuntamiento con la filial de ACS se extendieron en los tres partidos de la oposición. Dos años y medio después, el asunto vuelve al pleno municipal.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios