PARTIDAS PRESUPUESTARIAS DESAPARECIDAS

La estación de Delicias, Cercanías, accesos a la M-40: lo que Sánchez 'se carga' en Madrid

Las cuentas de Sánchez acaban de un plumazo con proyectos listos para ejecutarse y no cumplen la promesa de multiplicar la inversión en Cercanías hasta los 1.000 millones

Foto: Pedro Sánchez y José Luis Ábalos, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Pedro Sánchez y José Luis Ábalos, en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Si los Presupuestos Generales del Estado elaborados por el Gobierno de Pedro Sánchez salen adelante, la Comunidad de Madrid recibirá en este ejercicio un total de 1.249 millones. Solo el 0,16% más con respecto a las anteriores cuentas. Tanto el Gobierno regional del PP como los partidos de la oposición, principalmente Ciudadanos, llevan días reprochando el "sectarismo" del proyecto presentado por el Ejecutivo socialista la semana pasada y, sobre todo, consideran que las infraestructuras madrileñas son las que salen peor paradas. Más allá de la lucha partidista, los datos reflejan que algunas promesas emitidas desde la Moncloa no han llegado a cumplirse y, sobre todo, los actuales Presupuestos han borrado más de una partida aprobada en 2018 y lista para su ejecución. Una cuestión que gana peso político a cinco meses de unas elecciones en las que la movilidad en las ciudades será el principal arma electoral.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se comprometió el pasado mes de septiembre a invertir 1.000 millones de euros en la red de Cercanías de Madrid en los próximos dos años. Lo hizo públicamente en un desayuno, alegando que se trataba de una "prioridad absoluta" tanto en el material rodante como en la infraestructura. Los problemas de los trenes de corta y media distancia en Madrid son de sobra conocidos por los usuarios. Como publicó este diario, reflejan la falta de inversión en toda la red y los recortes en personal, que han dado como resultado el doble de retrasos en apenas cuatro años y un 25% de incidencias.

Inauguración de la estación de Cercanías Mirasierra-Paco de Lucía. (EFE)
Inauguración de la estación de Cercanías Mirasierra-Paco de Lucía. (EFE)

"Vamos a pasar de los planes a los hechos. Multiplicaremos por cuatro la inversión prevista para 2018", insistió el que también es secretario de Organización del PSOE hace cuatro meses. Sin embargo, las cuentas públicas aprobadas por el Gobierno incluyen apenas una partida de 101,4 millones destinada a la red de Cercanías. "Como no pretenda invertir los otros 900 millones de euros el próximo año, si es que hacen otros Presupuestos, han mentido", zanjó el portavoz de Ciudadanos en la comunidad, Ignacio Aguado, hace unos días.

En las cuentas para este ejercicio, también han desaparecido de un plumazo proyectos aprobados en el anterior ejercicio y que estaban listos para ejecutar. Es el caso del soterramiento de las vías de Cercanías (y también de mercancías) que cortan literalmente el distrito de Arganzuela, desde la estación de Delicias hasta Atocha. Precisamente la comisión de Presupuestos del Congreso aprobó el pasado año una enmienda impulsada por la formación naranja que lidera Begoña Villacís en el ayuntamiento madrileño por valor de 10 millones de euros con este fin. Pero esta partida ha desaparecido por completo de las cuentas previstas para el actual ejercicio y, en cambio, el Gobierno ha optado por llevarla en las previsiones de 2021 (un millón) y 2022 (los otros nueve millones). Es decir, por ahora, nada.

Vías del tren de la estación de Delicias. (Ciudadanos Ayuntamiento de Madrid)
Vías del tren de la estación de Delicias. (Ciudadanos Ayuntamiento de Madrid)

Otra de las incógnitas de estas cuentas son las inversiones relativas a la variante de la A-1 —el Gobierno de Sánchez prevé 100.000 euros y no queda nada de los 240 millones plurianuales previstos para 2017-2022— o las del bus-VAO de la A-2 que, a pesar de contar con un proyecto redactado, continúa sin ver la obra presupuestada. El último caso aparece además en el plan A de calidad del aire del Ayuntamiento de Madrid (conocido como el plan anticontaminación), que prevé infraestructuras reservadas para el transporte público y la necesidad de "establecer un marco de colaboración y coordinación con el resto de administraciones", teniendo en cuenta que las vías radiales de acceso y salida a Madrid son competencia del Estado.

En la misma situación se encuentra el acceso de la M-40 a la estación de Pitis (distrito Fuencarral-El Pardo), que beneficiaría a los barrios de Arroyo del Fresno, Montecarmelo, Fuentelarreyna, Mirasierra y Peña Grande, y que se ha convertido ya en la principal reivindicación de los vecinos de la zona. En estos momentos, existe un solo acceso a la autopista de circunvalación (la continuación a la avenida Ventisquero de la Condesa), motivo por el que se forman enormes atascos a diario. En realidad, el proyecto de nuevos accesos de la zona ha estado muchas veces encima de la mesa, pero nunca se llegó a ejecutar. Tampoco en estas cuentas aparece.

La colaboración de las administraciones que no termina de llegar se hace visible también en la falta de inversión para los 'parkings' disuasorios, un total de 12 según anunció en 2016 el Gobierno municipal de Ahora Madrid, y que todavía no han visto la luz. La previsión era situarlos a las afueras de la ciudad, en el entorno de la M-40 y otras vías de acceso y conectados con el transporte público. El ayuntamiento ya advirtió en su momento de que la ejecución del proyecto se llevaría a cabo "en colaboración" con el Ministerio de Fomento, la comunidad, el Consorcio Regional de Transportes, Metro, Adif y Renfe. Pero ni el equipo de gobierno de Carmena ni Fomento (ni antes con el PP ni ahora con el PSOE) prevén inversiones en ese sentido y los vecinos siguen denunciando el colapso.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios