en los próximos días

Sánchez lanzará a la ministra Maroto como rival de Carmena a falta de un 'peso pesado'

Decartado ya encontrar un primer espada, el presidente apostará por la titular de Industria. Muchos de los actuales ediles socialistas no repetirán, señalados por su ambigua oposición a la alcaldesa

Foto: La ministra Reyes Maroto. (EFE)
La ministra Reyes Maroto. (EFE)

Pedro Sánchez tiene decidido presentar a la ministra Reyes Maroto como candidata socialista al Ayuntamiento de Madrid si no aparece 'in extremis' el 'peso pesado' que ha buscado desesperadamente en los últimos días. Este miércoles hay ejecutiva regional, y aunque no está concretado en el orden del día, está previsto hablar del calendario de las primarias que se realizarán en la capital. Unas primarias a las que se presentaría la actual titular de Industria, exdiputada regional y miembro de la ejecutiva del PSOE de Madrid. El anuncio de su candidatura se hará en breve, señalan diversas fuentes socialistas, salvo sorpresa mayúscula: Ferraz ha descartado ya encontrar un primer espada, una figura de relumbrón, que pueda salir a buscar un buen resultado en la capital.

Maroto es la elegida para encabezar la lista del consistorio, una lista que seguro sufrirá importantes cambios. Fuentes de la ejecutiva regional dan por seguro que la mayoría de los nueve concejales socialistas no repetirán, después de una legislatura "con problemas" y "falta de coordinación" entre el grupo municipal y una dirección regional que se vio renovada en septiembre de 2017 con la llegada de José Manuel Franco. En definitiva, se esperaba una oposición mucho "más contundente" después de un curso político atípico, en el que el PSOE se ha quedado "en tierra de nadie: ni se quiso entrar en el Gobierno ni se ha hecho oposición".

Lo que está claro es que el PSOE ya no puede esperar más. Todos los grupos con representación en el pleno de la capital han designado candidatos. Manuela Carmena repetirá, al igual que Begoña Villacís al frente de Ciudadanos. Este fin de semana pasado, el PP presentó al que será su candidato, el actual portavoz José Luis Martínez-Almeida. Ferraz no quiere alimentar más especulaciones y quiere poner a trabajar ya a la nueva candidata, por lo que su presentación se podría hacer antes de que acabe el mes de enero, incluso "este próximo fin de semana", aventuran otras fuentes.

Reyes Maroto (Medina del Campo, Valladolid, 1973) ya sabe desde hace días que el partido cuenta con ella y ha mostrado su disposición a emprender esta nueva aventura política si así lo decide el PSOE. Es una ministra muy apreciada por el presidente Sánchez por su gestión al frente de Industria, pese a que su exposición pública ha sido más que discreta. De hecho, él mismo reconoció su trabajo este domingo en Burgos, en el mitin de presentación del candidato autonómico, Luis Tudanca. Maroto estaba en primera fila, al lado del jefe. Maroto también era muy apreciada en el grupo parlamentario de la Asamblea de Madrid, donde fue portavoz en la comisión de Presupuestos, Economía, Hacienda y Empleo.

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

El objetivo es tener el mayor tiempo posible para ir promocionando mediáticamente la candidatura oficialista, que tendrá que pasar no obstante por un proceso de primarias internas en el que por el momento solo ha anunciado que se quiere presentar Manuel de la Rocha Rubí (Madrid, 1947), exdiputado nacional, exalcalde de Fuenlabrada y miembro de Izquierda Socialista. Todas las candidaturas socialistas tendrán que estar conformadas antes del 3 de marzo. Como ya publicó El Confidencial, la presión para que Sánchez designara a una figura de relumbrón, o a un independiente importante, se ha "rebajado" después de que el PP haya situado como cabeza de cartel a un candidato de perfil bajo, desconocido para la opinión pública y escorado más a la derecha para intentar arañar votos a Vox.

Las expectativas en cambio dentro del PSOE no son nada positivas. Si no ha sido posible convencer a un candidato de primer nivel para intentar mejorar los malos resultados obtenidos en 2015, son muchos dentro de la federación socialista madrileña los que creen que el batacazo en la capital puede ser aún peor. Hablan incluso de "milagro" si se mantienen los nueve concejales. Independientemente de la campaña electoral que pueda hacer Maroto (otros hubieran preferido al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes), la trayectoria del actual grupo municipal puede marcar, y mucho, el futuro electoral del PSOE en la capital.

No ha sido una legislatura fácil. Tanto que desde la dirección regional estuvieron a punto de tomar hace poco "medidas drásticas" dentro del grupo municipal, lo que traducido significa que se barajó la posibilidad de retirar a algunos ediles sus competencias. "Si no se hizo finalmente es porque se intentó reconducir la situación y porque ya queda poco para acabar el curso político y había que intentar huir de escándalos internos", explica una fuente de la ejecutiva. "Las cosas bien no han estado. Ha habido problemas al final en dos temas delicados, Madrid Central y los semáforos de la A-5".

Este último asunto, la conversión de la A-5 en una vía urbana con semáforos y velocidad limitada a 50 kilómetros por hora, tiene la oposición de muchos alcaldes socialistas del sur de la región. El problema es que el PSOE ha estado perdido en el Ayuntamiento de Madrid. "Nos hemos quedado en tierra de nadie. Ni quisimos entrar en el Gobierno ni hemos hecho una oposición contundente", señalan desde la ejecutiva regional. "Lo que está claro es que ha habido falta de coordinación entre la dirección regional y el grupo". Esa descoordinación motivó que la nueva ejecutiva (que cambió en septiembre de 2017) enviara una especie de emisario a todas las reuniones del grupo municipal, para que este tuviera claro el camino a seguir.

El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, durante la presentación de las candidaturas.
El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, durante la presentación de las candidaturas.

Habrá que ver qué lista encabeza Maroto (sin finalmente es la elegida), ya que muchos de los actuales concejales del grupo han quedado 'marcados' por la dirección autonómica. La ministra de Industria tiene a su favor su cercanía no solo a Sánchez sino también a José Manuel Franco, secretario general de los socialistas madrileños. También que formaría un tándem cómodo con Ángel Gabilondo, con quien ha trabajado desde 2015 hasta su entrada en el Ejecutivo central como diputada en la Asamblea de Madrid. En contra tiene su escaso conocimiento público y proyección nacional, e incluso su militancia no en la capital sino en la localidad de Alcorcón. Designarla llevará aparejada una pequeña crisis de gobierno, que podría ser más amplia si el líder socialista manda a Josep Borrell a Europa y si estima necesaria una remodelación más profunda de su Gabinete.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios