entrevista a ángel garrido

"Debemos estar en el centro: si no es así, yo creo que nos equivocaríamos"

El presidente madrileño ha heredado uno de los periodos más convulsos en la política madrileña. Espera paciente haber hecho los méritos suficientes para ser el candidato del PP en 2019

Foto: Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid. (Carmen Castellón)
Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid. (Carmen Castellón)

Ángel Garrido, 54 años, ha heredado uno de los periodos más convulsos en la política madrileña. Tras la traumática dimisión de Cristina Cifuentes es el presidente de todos los madrileños. De todos, insiste. Lleva cinco meses al mando del Gobierno regional y su objetivo ahora es que la dirección nacional le escoja para seguir pilotando el proyecto del PP en la Comunidad de Madrid, una decisión que se pospone para diciembre. "Yo soy el presidente y eso seguramente pueda aportar un plus, pero hay muchos compañeros que son muy buenos, que lo podrían hacer igual de bien que yo", matiza. Hombre de partido, no es de los que alza la voz más de lo necesario, aunque sí le gustaría que el PP de Madrid, el nuevo PP de Madrid, apoyase bastante más la labor de su Ejecutivo.

PREGUNTA. Usted es el presidente de la Comunidad de Madrid. ¿Quién debe ser el candidato del PP en las próximas elecciones autonómicas de 2019?

RESPUESTA. Pues debe ser la persona que designe el presidente nacional Pablo Casado junto a la dirección nacional. Así está en los estatutos y me parece que debe ser así. La designación de los candidatos autonómicos debe de venir de la nacional con una visión general de España y de lo que interesa en el conjunto.

P. Reformulo la pregunta. ¿Qué cualidades debe tener el candidato?

R. La política no es una profesión pero requiere profesionalidad. Yo creo que debe ser alguien que conozca Madrid, que conozca la Administración y que tenga experiencia de gestión. Son las cualidades que yo a priori pediría. Creo que son las que pediría cualquiera.

"Debemos estar en el centro: si no es así, yo creo que nos equivocaríamos"

P. ¿Perjudica al futuro candidato que se retrase su nombramiento para diciembre?

R. No, yo creo que no. Hay tiempo suficiente para que el candidato pueda trabajar en esos cinco o seis meses hasta mayo. No creo que sea determinante.

P. El tiempo de las mayorías absolutas hace tiempo que se acabó. ¿Está el PP preparado para gobernar en coalición?

R. Sí, ya lo estamos haciendo de alguna manera, no por supuesto en un gobierno de coalición, que es lo que podría formularse en un futuro, pero sí en un pacto de investidura que requiere acuerdos puntuales para muchas cosas. Estamos acostumbrados a hacerlo, y ahora estamos en plena negociación de los presupuestos y es algo que es habitual. A mí me parece bien que tengamos que llegar a consensos. Que ahora tenga que ser en un gobierno de coalición solo es un paso más. Pero yo recuerdo que cuando estaba en el CDS ya hubo una coalición con el PP en el Ayuntamiento de Madrid. Hay que ser realistas porque no se van a repetir los tiempos de mayorías absolutas. Lo que yo creo que va a suceder es que va a ganar el PP con claridad y vamos a tener que gobernar con el apoyo de Ciudadanos.

"Lo que yo creo que va a suceder es que va a ganar el PP con claridad y vamos a tener que gobernar con el apoyo de Ciudadanos"

P. ¿Está el PP de Madrid dividido?

R. No, no lo creo. Yo creo que simplemente vivimos un momento especial. Estamos con una gestora, todavía los afiliados no han elegido a las personas que deben dirigir el partido, tampoco tenemos un candidato decidido para la Comunidad de Madrid, para el Ayuntamiento de la capital y para el resto de municipios. Y yo creo que todo eso genera una situación más complicada de lo habitual. Todos trabajamos por lo mismo y el que trabaje para otra cosa distinta que no sea el proyecto del PP nacional y de Pablo Casado se equivoca. Yo no concibo trabajar por Madrid si no trabajo para España. Yo no concibo trabajar por el PP de Madrid si no trabajo para el PP de Pablo Casado.

P. ¿Qué ha hecho más daño al partido? ¿La marcha traumática de Cifuentes o la de Mariano Rajoy?

R. Las dos han hecho daño, evidentemente. Estas situaciones no ayudan al partido ni le benefician. Cristina había dado un gran impulso al PP de Madrid, le había dado una actividad frenética en las sedes, y eso todavía no lo hemos recuperado. Pero todo es cuestión de voluntad y trabajo y de querer hacer las cosas bien. Como todos tenemos el mismo objetivo de que Pablo Casado sea el presidente de España, todos tenemos que trabajar en esa dirección.

Garrido, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)
Garrido, en un momento de la entrevista. (Carmen Castellón)

P. El 'cifuentismo' ha muerto. ¿El PP de Madrid ha girado a la derecha peligrosamente o es un proceso lógico?

R. El 'cifuentismo' no ha muerto porque nunca existió. Cifuentes tenía una forma de trabajar, de delegar y de compartir que no hacía que existiera una forma tan personalista en cuanto a la gestión. Había personas como yo que trabajábamos codo con codo con Cifuentes pero nunca tuvimos esa denominación, también porque todos proveníamos a su vez de etapas anteriores. El PP ha sacado sus grandes mayorías justo cuando ha trabajado el espacio del centro. Ese fue el primer gran viaje que hizo el PP con Aznar, al centro, y es el sitio donde debemos estar. Si no es así yo creo que nos equivocaríamos. Nosotros tenemos que estar en ese espacio de centro derecha moderada, el que nos da las victorias electorales.

P. Usted fue la mano derecha de Cifuentes. ¿Cree que se ganó demasiados enemigos?

R. Bueno, a veces cuando actúas en muchos frentes complicados, y uno de esos frentes es la lucha contra la corrupción, seguramente amigos no te ganas. Cristina hizo lo que tenía que hacer, lo que éticamente tenía que hacer, es uno de los valores de Cristina, que muchos hemos heredado. A mí no me preocupa hacer amigos o enemigos si tengo que denunciar algo, y lo seguimos haciendo. Cuando hemos detectado una irregularidad lo hemos puesto en conocimiento de la autoridad judicial y que sea ella quien decida. Nosotros no prejuzgamos. Como hicimos con el Canal o con el Campus de la Justicia.

"Nosotros tenemos que estar en ese espacio de centro derecha moderada, el que nos da las victorias electorales"

P. Pero esa estrategia, la de luchar contra la corrupción, ¿ha provocado que ahora con los cambios el nuevo PP de Madrid haya marginado a su equipo?

R. No. No creo que haya una intención de marginar. Solo digo una cosa: siempre en el PP de Madrid, consejeros y concejales de Gobierno han estado en los puestos de dirección, pero por una razón, porque aprovechamos la experiencia y el conocimiento que tienen personas que están gestionando, que hacen justo lo que queremos hacer, seguir gobernando. Pero en esta ocasión no hay ningún consejero en puestos de dirección. Creo que no está hecho a propósito, pero es una pérdida para el PP. Cito a Pedro Rollán, que ganó tres elecciones por mayoría absoluta en un territorio tan complicado como Torrejón de Ardoz: creo que es un error.

Foto: Carmen Castellón
Foto: Carmen Castellón

P. Con tanta incertidumbre política, ¿qué pueden esperar los madrileños en estos ochos meses que quedan de legislatura? Me refiero a la gestión desde la Comunidad de Madrid.

R. Voy a seguir haciendo lo que hemos hecho hasta ahora, trabajar porque Madrid siga teniendo crecimiento económico, que siga habiendo confianza en la Comunidad de Madrid y que eso genere empleo y prosperidad. Es una receta tan sencilla que parece mentira que algunos no la sepan aplicar. Eso tiene que ir unido a impuestos bajos, una fiscalidad moderada, que permite también que las empresas vengan y se animen a invertir. Más del 70% de la inversión extranjera viene a Madrid y crecemos más que nadie. Como crecemos, eso nos permite mejorar nuestros servicios públicos. No me canso de repetirlo, ya que debemos sentirnos orgullosos. Tenemos la mejor sanidad pública de Europa, la mejor educación publica de España y el mejor transporte público. Todo eso lo vamos a mejorar y lo hacemos en ese círculo virtuoso que es seguir bajando impuestos. Yo me comprometo a que el próximo ejercicio los madrileños tengan unos impuestos todavía más bajos que los que tienen.

"Yo me comprometo a que el próximo ejercicio los madrileños tengan unos impuestos todavía más bajos que los que tienen"

P. Sí, pero ¿qué proyectos concretos hay para estos meses hasta las elecciones de mayo?

R. Tenemos muchos, como es la libertad de elección. Queremos establecer convenios para que se pueda estudiar el bachillerato, que no es obligatorio, a través de unas subvenciones que tiene la Comunidad de Madrid para familias con menos recursos. Porque nos parece injusto que un chaval que estudie en un colegio concertado tenga que abandonarlo en Bachillerato porque ya no es obligatorio. Tenemos proyectos en Metro, como completar la conexión entre Gran Vía y Sol, en fin, muchas cosas para avanzar que tienen que ver con la mejora de los servicios públicos. No es época de grandes infraestructuras, es la etapa de consolidar y mejorar los servicios públicos.

Foto: Carmen Castellón
Foto: Carmen Castellón

P. ¿El Gobierno de Ángel Garrido es rehén de Ciudadanos en estos ochos meses? Se ha aprobado ya una de las exigencias de Ciudadanos para aprobar los presupuestos.

R. No. Creo que para llegar a un acuerdo algo hay que ceder, siempre. Si queremos llegar a un acuerdo con Ciudadanos en los presupuestos algo hay que ceder, en cosas que plantea Ciudadanos. Y no me importa reconocerlo. Voy a ceder en cosas que Ciudadanos quiere. Porque soy presidente de la Comunidad de Madrid. Y a mí lo que me importa es lo que es trascendente de verdad, y es trascendente que Madrid tenga presupuestos, da estabilidad y confianza, y por tanto más empleo e inversión. Lo que tiene que hacer un presidente son grandes cosas para el interés general, luego ya el reparto de medallas se lo dejo para otros.

P. Mójese. Del 0 al 10. ¿Cómo se ve de candidato?

R. Me veo como otros tantos de mis compañeros, que son igual de buenos que yo. No soy ni peor ni mejor que muchos de mis compañeros, ni de nombres que están encima de la mesa. Yo soy el presidente y eso seguramente pueda aportar un plus, pero es que hay muchos compañeros que son muy buenos, que lo podrían hacer igual de bien que yo. No me atrevo a puntuarme, sería muy pretencioso, procuro hablar de mí con mi trabajo, que ahí está, y el que tiene que valorar que lo valore. Me toca hacer lo que me toca hacer y que los demás decidan.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios