Es noticia
Menú
Contaminación en Madrid: en barrio rico, coche eléctrico y en pobre, diésel
  1. España
  2. Madrid
34.200 coches limpios en la capital

Contaminación en Madrid: en barrio rico, coche eléctrico y en pobre, diésel

El acceso a un coche eléctrico es más fácil o más complicado dependiendo del barrio en el que se viva. En el sur, los coches eléctricos no son más de 10 por cada 1.000 personas

Foto: Un coche eléctrico a su paso por la Puerta de Alcalá. (EFE)
Un coche eléctrico a su paso por la Puerta de Alcalá. (EFE)

El sur de la M-30 está más contaminado que el norte y no tiene tantas facilidades para reducir las emisiones. Solo un 2% del millón y medio de coches que ha circulado por Madrid estos últimos tres años eran eléctricos y más de la mitad estaban registrados por encima de la Puerta del Sol. Así ha podido constatarse gracias al Portal de Datos Abiertos del Ayuntamiento de Madrid, que registra todos los vehículos que han abonado el Impuesto sobre Tracción Mecánica (ITVM) y los desglosa tanto por domicilio como por caballos fiscales y tipo de combustible.

La movilidad alternativa ha sido uno de los principales objetivos del consistorio liderado por Manuela Carmena que no solo se ha traducido en restricciones de circulación sino también en exenciones con el fin de fomentar el uso de vehículos ecológicos. Una de ellas se aplica, precisamente, sobre el ITVM. Todo ciudadano o ciudadana que disponga de un vehículo eléctrico, biodiesel o de gas puede disfrutar de hasta un 75% de descuento en el abono del tributo. Esto quiere decir que si antes pagaba 129 euros, ahora pagaría 32.

Sin embargo, la iniciativa ecológica no parece depender tanto de la concienciación como de la renta familiar. Por mucho que el ejecutivo madrileño prometa un gasto menor, la facilidad para acceder un vehículo de estas características va de la mano del colchón económico de cada uno.

La relación entre coches limpios y renta

En los últimos tres años, Madrid ha sumado un total de 34.253 coches eléctricos e híbridos registrados. Muchos de ellos repiten año a año. Además, cerca de 3.800 no registran un domicilio específico por ser vehículos registrados en domicilios no normalizados como una casa sin numerar o un punto kilométrico, aunque no suponen más del 10% del total.

Dejando estos a un lado, el 'ranking' de distritos evidencia la situación actual del coche eléctrico: los que más vehículos de este tipo registran en la Jefatura Provincial de Tráfico son Chamartín, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, San Blas-Canillejas y Retiro.

Foto: El coche eléctrico está más extendido en Francia, Holanda o Reino Unido. Opinión

En el primero, 9 de cada 1.000 habitantes se pueden desplazar en coche eléctrico a diario. Fuencarral-El Pardo y Moncloa-Aravaca, por otra parte, superan a sus vecinos en el porcentaje: 8 y 7,70 vehículos por cada 1.000 personas, respectivamente.

En ninguno de estos distritos las rentas bajan de 48.000 euros, unos 3.430 euros al mes en catorce pagas. Mirando al sur, los números ya cambian al descubrir que Usera o Vicálvaro no superan la mitad de los ingresos. La consecuencia: entre 2 y 3,77 coches eléctricos por cada 1.000 habitantes.

Simancas respira aire puro

Probablemente San Blas-Canillejas sea uno de los distritos más peculiares debido a la variación en riqueza de sus barrios. Hellín y Amposta no cobran más de 22.687 euros y comparten zona administrativa con Salvador, con 54.400 euros, y Rosas, zona de edificios de nueva construcción.

No obstante, Simancas es quien brilla con luz propia: puede enorgullecerse de sumar un total de 1.573 coches eléctricos en los últimos tres años. Le siguen Valverde, Valdefuentes y Mirasierra, también ubicadas en la periferia del norte con más de 10 coches por cada 1.000 habitantes. El Plantío, debajo de Fuencarral-El Pardo y bastante alejado del centro de Madrid, supera en proporción de coches eléctricos per cápita: 39 conductores 'eco' por cada 1.000 personas registrados entre 2016 y 2018.

La presencia de coches eléctricos, tal y como se ve en el mapa, es casi inexistente en el sur de la capital. No se superan, en ninguno de los casos, los 10 coches eléctricos por persona. Ni siquiera en los barrios más grandes como el Casco Histórico de la Villa de Vallecas, Vicálvaro o Campamento.

"No es tan fácil pasar al eléctrico. El ciudadano medio español no vive en un chalet, ni en una casa con garaje, y no tiene dinero para gastárselo en un coche así e instalar un punto de recarga", explica Víctor García, de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicios (AEESCAM).

El secretario general de la asociación cree que debería priorizarse el cambio de los vehículos viejos, con una edad de entre 10 y 12 años y, por tanto, más contaminantes, a vehículos nuevos con buenas prestaciones. "Si una persona tiene un coche contaminante de más de una década, no lo tiene por gusto. Lo tiene porque no puede permitirse otro", añade. "Se le sube el impuesto por contaminar pero va a seguir sin poder cambiar de coche".

Cada barrio, una historia

El diésel y la gasolina siguen siendo los líderes en las inscripciones de coches, pese al repunte del eléctrico y el híbrido. Por ser combustibles convencionales, se distribuyen de una forma más controlada y constante. Sin embargo, la historia de cada barrio ofrece otra fotografía.

Aluche es un buen ejemplo para ilustrar el fenómeno. En 2018, solo añadió a su parque de vehículos 177 coches eléctricos. Si en este barrio del sur viven 66.256 personas, estas respiran diariamente las emisiones de 25.281 coches, el 40% de su población. Algo parecido ocurre con el Casco Histórico de Vicálvaro (13.865 coches para 34.000 personas) o el Casco Histórico de Vallecas, que contabiliza 15.470 coches para 40.218 personas.

En el otro extremo se sitúa Valdefuentes. Solo cuatro barrios le han superado en coches eléctricos durante estos tres años—registra en su zona administrativa un total de 1.013—.

Casi 10.000 coches menos en el centro

El parque automovilístico de la ciudad de Madrid también ha evolucionado con el tiempo, especialmente si la lupa se pone sobre el distrito Centro. Si en 2009 se adherían al ITVM 51.974 coches, en la actualidad la cifra ha caído hasta alcanzar los 43.364.

Y es que, desde que el equipo de Manuela Carmena entró en el gobierno madrileño, una de las prioridades de la campaña de anticontaminación han sido los seis barrios del centro: Universidad, Justicia, Cortes, Embajadores, Palacio y Sol. El objetivo: reducir la cantidad de tráfico desde la media docena de puntos de entrada a la ciudad.

La última novedad ha sido el protocolo anticontaminación que entró en vigor el pasado lunes 8 de octubre con el fin de reducir las altas concentraciones de dióxido de nitrógeno en la ciudad. La diferencia es que ahora, en lugar de aplicar el sistema de matrículas pares e impares, el consistorio distingue los vehículos según sus niveles de emisiones que dicta el etiquetado medioambiental de la Dirección General de Tráfico.

Fe de erratas: el 12 de octubre de 2018, se dieron datos equivocados sobre el número de vehículos registrados en Aluche. No eran 76.275 vehículos en 2018, sino 25.281.

El sur de la M-30 está más contaminado que el norte y no tiene tantas facilidades para reducir las emisiones. Solo un 2% del millón y medio de coches que ha circulado por Madrid estos últimos tres años eran eléctricos y más de la mitad estaban registrados por encima de la Puerta del Sol. Así ha podido constatarse gracias al Portal de Datos Abiertos del Ayuntamiento de Madrid, que registra todos los vehículos que han abonado el Impuesto sobre Tracción Mecánica (ITVM) y los desglosa tanto por domicilio como por caballos fiscales y tipo de combustible.

Ayuntamiento de Madrid
El redactor recomienda