Un exalcalde imputado, un escultor fugado y 311.000€ tirados: ¿dónde está la Santa Cena?
  1. España
  2. Madrid
nuevo pufo en navalcarnero

Un exalcalde imputado, un escultor fugado y 311.000€ tirados: ¿dónde está la Santa Cena?

Un juzgado madrileño investiga el paradero de un paso de Semana Santa que un regidor encargó y pagó. La obra nunca fue entregada y ahora la Justicia no localiza al artista

Foto: A la derecha, en un círculo azul, el exalcalde Baltasar Santos. A la izquierda, en un círculo amarillo, el escultor Francisco Ramón Chaparro.
A la derecha, en un círculo azul, el exalcalde Baltasar Santos. A la izquierda, en un círculo amarillo, el escultor Francisco Ramón Chaparro.

El juzgado de instrucción número 6 de Navalcarnero investiga dónde está un paso de Semana Santa que el anterior Gobierno local de este municipio madrileño, del PP, encargó a un conocido escultor y por el que pagó 311.000 euros. El paso nunca apareció y la instrucción ya ha dejado tres imputados: el ex regidor Baltasar Santos, el escultor Francisco Ramón Chaparro y un operario municipal que firmó documentos que no debió firmar. Para complicar más el asunto, el juez dictó el pasado 13 de septiembre un auto de sobreseimiento provisional solo en la causa que se sigue contra el artista, ya que este no aparece. "Ha desaparecido. La Policía no le localiza. No lo entendemos", explica el abogado del consistorio, gobernado ahora por una coalición formada por PSOE, Cambiemos y un edil independiente.

El nuevo equipo local ha iniciado una cruzada jurídica contra Baltasar Santos, alcalde popular de Navalcarnero durante 20 años (entre 1995 y 2015). Fue expulsado del PP tras ocultar a su formación que estaba imputado por varias causas judiciales. Además de poner en marcha una comisión de investigación para intentar arrojar luz sobre todos los pufos heredados por Santos, que dejó Navalcarnero como una de las ciudades más endeudadas de España, el pleno municipal ha decidido en los últimos meses llevar a los tribunales varias de las irregularidades detectadas. La última ha sido la del paso de Semana Santa que el ex regidor Santos encargó en el año 2006 y que nadie ha visto en esta localidad de 27.000 habitantes.

Foto: El material que será devuelto.

Según la denuncia que puso el ayuntamiento, el expediente de contratación "incurre en todos los incumplimientos de la legislación de contratos que quepa imaginar, y concluye con un grave quebranto para el erario público, sin que el referido paso de Semana Santa haya sido nunca entregado, ni se tengan previsiones de cuándo será entregado, o ni siquiera de si en algún momento lo será". Esta historia comienza en noviembre de 2006, cuando Santos elevó a la Junta de Gobierno Local (que controlaba el PP) la convocatoria de licitación para adquirir un paso de Semana Santa, mediante contrato de suministro y por el sistema negociado sin publicidad. Santos acordó invitar al procedimiento solo al escultor extremeño Francisco Ramón Chaparro y aprobar un gasto de 332.473,88 euros.

Este gasto se contabilizó en el concepto 'casa parroquial', un convenio que en febrero de 2005 habían firmado Navalcarnero y la Diócesis de Getafe, y que en ningún momento contemplaba la compra de un paso de Semana Santa. El escultor recibió el 50% del pago al inicio e iba a recibir el resto cuando finalizara la obra. El plazo máximo de entrega de la obra era de 30 meses desde la firma del contrato. Como solo fue invitado Chaparro, este presentó su oferta y ganó la licitación por 310.723,26 euros (IVA no incluido).

placeholder Baltasar Santos.
Baltasar Santos.

El paso se iba a llamar 'La Santa Cena' e iba a representar a tamaño natural a Jesús y los 12 apóstoles. En total, 13 figuras en madera policromada sujetas en una estructura de hierro. El ayuntamiento autorizó en agosto de 2007 un primer crédito por importe de 166.236 euros para pagar al escultor, que se contabilizó en la partida 'proyecto Casa Parroquial', aunque no consta en el registro municipal que el artista enviara la factura al consistorio. Según la denuncia, el alcalde Baltasar Santos negoció en octubre de 2007 un incremento de precio del paso de 53.600 euros "para sustituir los ropajes de las figuras, inicialmente previstos en estuco, por figuras íntegramente en madera de tilo". No consta que dicha propuesta fuera aceptada por el ayuntamiento, ni siquiera tramitada.

La obra nunca se entregó. Así lo pudo constatar el nuevo Gobierno local, que llegó a visitar el taller del escultor y vio el paso inacabado. A pesar de ello, los tres investigados (el alcalde, el escultor y un empleado municipal, un fontanero) firmaron una especie de acta de recepción de la obra fechada el 22 de enero de 2014, como si el paso hubiese sido entregado formalmente. Lo que está claro es que si la entrega realmente se hubiese producido en 2014, se habría incumplido el plazo de entrega de 30 meses. Aun así, el entonces alcalde no aplicó ninguna penalización al escultor.

Foto: Una de las cuevas de Navalcarnero, actualmente cerrada.

Es más, le llegó a pagar lo que quedaba a pesar de que la obra no había sido entregada. El 7 de febrero de 2014, Baltasar Santos aprobó un decreto alegando razones de urgencia para pagar 155.361,63 euros al escultor. "Llama la atención que el IVA aplicado es del 21%, y no el 7% previsto inicialmente, dado que en septiembre de 2012 se incrementó el tipo impositivo, lo que implica que el retraso en la supuesta entrega de la obra ha provocado un perjuicio económico extra al ayuntamiento por importe de 21.750,53 euros", explican desde el ayuntamiento. Al final, el artista solo recibió 145.236 euros.

La "farsa fue tal", explica el actual concejal de Hacienda, Juan Santos, que en enero de 2015 el hoy exalcalde simuló una carta, "sin registro de salida ni intervenida por fedatario público", en la que se comunicaba al escultor que se habían visto defectos de policromía y que tenía que pasar a recoger el paso. Supuestamente se lo llevó de vuelta a su taller el 12 de febrero de 2015. "No hay ningún informe técnico ni jurídico que constate las supuestas deficiencias. Nosotros visitamos el taller el 29 de enero de 2016 y vimos claramente que el paso estaba inacabado. Solo había nueve figuras, no las 13. Y visto como estaba estructurado, no era transportable", explica Juan Santos.

Foto: Baltasar Santos.

"Fue todo de risa. No solo Navalcarnero le ha pagado por una obra que nunca ha entregado, sino que además el escultor nos quería vender un busto de Don Quijote", asegura el edil de Hacienda. En enero de 2016, el escultor les dijo que podría entregar el paso en tres años. "Durante nuestra visita, se realizó una grabación de las conversaciones. De su audición se extrae la fácil conclusión de que la obra escultórica nunca estuvo terminada, ni siquiera están esbozados todos sus elementos, ni se tiene previsión de cuándo lo estará ni de su coste total". Y eso que el ayuntamiento ya le ha pagado 311.862,88 euros.

El juzgado investiga a los denunciados por malversación, prevaricación y falsedad en documento público. El nuevo Gobierno local quiere que el juzgado emita una orden de búsqueda y captura contra el escultor, sobre todo teniendo en cuenta que en agosto aparecía en un curioso reportaje (con fotos incluidas) en el que se mencionaba que Ramón Chaparro era el elegido por la Asociación de Humorismo Español (Ashumes) para esculpir una estatua de bronce del cómico Chiquito de la Calzada. La asociación estaba buscando unos 40.000 euros para financiar la obra. "Es imposible que el juzgado no localice al escultor", explican desde el ayuntamiento.

Semana Santa
El redactor recomienda