críticas contra el alcalde, del pp

El extraño pelotazo de un hospital privado en Villaviciosa al que PP y Vox se oponen

Un inversor "de primer nivel internacional" ofrece 2,4 M por los terrenos en concurso de acreedores del fallido CITO. Todos los grupos políticos quieren recuperar el suelo y luego sacar un concurso

Foto: Vista aérea del CITO.
Vista aérea del CITO.

Nada más coger la carretera M-506, cuando se entra en el municipio madrileño de Villaviciosa de Odón, el conductor puede ver en el margen derecho una mole de hormigón, el esqueleto de lo que en su día iba a ser un importante hospital oncológico privado, el más grande de Europa, un complejo que incluía hotel y un centro de ocio. El proyecto debería haberse inaugurado en 2001, pero la empresa promotora, Centro de Investigación y Tratamiento Oncológico (CITO), entró en concurso de acreedores en 2006. Ahora, casi 20 años después de que se ideara el centro hospitalario, un grupo de inversores privados acaba de presentarse en el ayuntamiento, gobernado por el PP, ofreciendo comprar la parcela donde se asienta el mismo y poniendo sobre la mesa 2,4 millones de euros.

El problema es que nadie sabe quién está detrás de este grupo inversor, que solo ha enviado una carta al consistorio. Bajo el nombre de Ciudad de la Salud de Villaviciosa de Odón SL aparece un único administrador, Juan Antonio Núñez Moreno. Sus oficinas no tienen ni teléfono ni página web. Constituida en mayo de 2017, con un capital inicial de 3.000 euros, el objeto social de esta sociedad es la "explotación de centros de investigación preclínica, hospitales, facultades de Medicina, residencias de la tercera edad, hoteles, centros comerciales y centros empresariales, así como otros tipos de empresas asociadas al concepto de Ciudad de la Salud". También "la gestión de recursos energéticos".

Las instalaciones del CITO, hoy abandonadas.
Las instalaciones del CITO, hoy abandonadas.

En su misiva dirigida al alcalde, el popular José Jover, los promotores señalan que su proyecto "pretende la creación de un conjunto de edificios e instalaciones relacionados con la salud, incluyendo un hospital, un centro de investigación y un conjunto de centros de formación. Estos centros serían operados por operadores especializados de primer nivel internacional". Su objetivo es integrar el CITO que ya existe en la nueva Ciudad de la Salud, recuperando para hospital "la estructura existente o parte de la misma". No hay datos sobre el montante de la inversión, cifras técnicas del proyecto e identidad de los inversores.

Desde el ayuntamiento no facilitan más información. "No vamos a hacer declaraciones al respecto, ya que dentro de unos días está previsto que se celebre una reunión importante al más alto nivel entre todas las partes. Con posterioridad se podrán dar más datos", explica un portavoz municipal. Los partidos de la oposición desconocen en cambio que se haya convocado esa reunión. El problema es que los terrenos y lo construido sobre ellos pertenecen a la masa de un concurso y son bienes gestionados por un administrador concursal y un juzgado de lo mercantil, que es quien tiene la última palabra. En enero, todos los grupos municipales (PP, Vox, PSOE, Ciudadanos, IU y Sí Se Puede Villaviciosa) aprobaron en pleno ejercer el derecho de adquisición preferente para recuperar la parcela (en su día pública) donde se levanta el CITO.

Para ello, el ayuntamiento ha consignado en el juzgado 390.000 euros. La última palabra la tiene el titular de lo mercantil número 7 de Madrid, que debe decidir si el consistorio puede ejecutar ese derecho y recuperar la parcela. Todos los partidos quieren que el suelo, 50.000 metros cuadrados, vuelva a manos municipales y que se saque a subasta en concurso público. El más crítico con la oferta de estos extraños inversores ha sido Vox, que tiene tres ediles en el municipio. "El nuevo proyecto sería sin duda una maravillosa noticia si las negociaciones que se han llevado con el alcalde hubieran sido transparentes, informando puntualmente a la corporación de los pasos dados, garantizando en todo momento la legalidad, y anteponiendo el interés de los vecinos por encima de cualquier otro interés privado", explican desde Vox.

Este partido asegura que los promotores "no parecen ofrecer muchas garantías para un proyecto que requiere millones de euros. Además, desde el momento en que se iniciaron las negociaciones con el alcalde se ha filtrado información privilegiada a ciertos especuladores que han estado moviéndose para comprar suelo colindante al CITO a bajo precio". Todos los reproches están dirigidos al alcalde. "El alcalde convocó recientemente a los concejales de la oposición a una reunión con los promotores del proyecto y los administradores concursales de la parcela para tratar de autorizar un acuerdo de venta entre las partes, cuando el pleno ya ha dejado claro que quiere ejercer su derecho de recompra de los terrenos".

Uno de los edificios abandonados del CITO.
Uno de los edificios abandonados del CITO.

Incluso el PP tiene dudas sobre estos inversores y ve "cosas raras" en estos proyectos. Aunque el alcalde sea popular, no cuenta con el respaldo del partido, presidido en Villaviciosa por la exconsejera regional Pilar Martínez. Los populares quieren que el ayuntamiento recupere la parcela y que se pueda adjudicar en un futuro mediante concurso público a un proyecto que conjugue salud, medio ambiente y desarrollo económico para el municipio. En el último comunicado que Martínez envió a sus afiliados, el PP espera que con esta iniciativa no se juegue a la especulación. Lo más llamativo es que el PP dé las gracias a IU por su trabajo para recuperar los terrenos.

Los nuevos inversores quieren pagar 2,4 millones al administrador concursal para condonar la deuda que mantiene el CITO con el principal acreedor de la parcela, el Banco Popular, que recibiría dos millones de euros. También quieren saldar la deuda que el CITO tiene con el consistorio por el IBI y por los gastos ocasionados por el vallado del perímetro, así como los honorarios de la Administración concursal y el IVA correspondiente. También se comprometen a tramitar un derecho de adquisición preferente de la parcela valorado en 210.000 euros para que el ayuntamiento recupere el suelo si en cuatro años no han terminado su proyecto. "La condición que requerimos por parte del ayuntamiento es la paralización de los expedientes de declaración de ruina y de solicitud de la subasta de la finca objeto de la oferta, así como la aceptación de la oferta por parte del ayuntamiento y del Banco Popular".

El PSOE, con dos ediles, también es partidario de recuperar la parcela. "Estamos esperando al fallo judicial". Al igual que Sí Se Puede, con tres concejales. "Cuando sea nuestra, una decisión que es posible que se demore en los juzgados, será el momento de decidir qué hacemos con ella. Y de recibir ofertas transparentes, no como la que dice el alcalde que le han hecho, una oferta condicionada a tomar la decisión con urgencia. De la que lo único que conocemos es, según sus palabras, que es muy buena". En noviembre de 2017 todos los grupos, excepto el PP, votaron retirar las competencias al alcalde respecto a las decisiones a tomar sobre la parcela del CITO. "Todo sobre este tema es muy oscuro. El alcalde no se cansa de decir que el nuevo proyecto solucionará el futuro de varias generaciones. Está muy interesado", concluyen en Sí Se Puede.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios