la comunidad subvenciona novilladas

La crisis y la política apuntillan los toros en Madrid: los festejos bajan un 40% en 10 años

La recesión primero y los cambios políticos tras las elecciones de 2015 han provocado una brutal caída de corridas y encierros

Foto: Uno de los tradicionales encierros de San Sebastián de los Reyes.
Uno de los tradicionales encierros de San Sebastián de los Reyes.

El Gobierno regional del PP quiere relanzar los festejos taurinos en la Comunidad de Madrid. Acaba de firmar un convenio de colaboración con 28 municipios (de menos de 75.000 habitantes) para promocionar novilladas sin picadores en estas localidades. La crisis económica primero y los cambios en el mapa político madrileño tras las elecciones municipales de 2015 (con la llegada a muchos ayuntamientos de candidaturas de unidad popular contrarias a estos festejos) han provocado en esta última década una brutal caída en la celebración de corridas, encierros y sueltas: un 41% menos desde 2007. Ese año, las ciudades y pueblos madrileños disfrutaron de 1.569 festejos. El pasado 2017 se cerró en cambio con 923.

El Ejecutivo autonómico quiere revertir poco a poco la situación, consciente de la gran afición taurina que hay en la región: 1,4 millones de espectadores asistieron el año pasado a los 923 festejos, lo que supuso un impacto económico de 414 millones de euros. De hecho, los presupuestos regionales han ido incrementando poco a poco la partida destinada al Centro de Asuntos Taurinos, de los 960.000 euros de 2016 a los 1,3 millones en 2017, y a los cuatro millones en 2018. La subida ha sido importante este año porque han comenzado las obras para remodelar la plaza de Las Ventas.

En 2007, antes de que llegará con dureza la crisis económica, la Comunidad de Madrid albergó 1.569 festejos taurinos. Pero desde ese año el descenso ha sido paulatino: 1.529 en 2008, 1.252 en 2009, 1.197 en 2010, 1.103 en 2011 y 915 en 2012. Muchos ayuntamientos, en serias dificultades económicas, empezaron a recortar sus partidas destinadas a corridas, encierros, becerradas y novilladas, o directamente las eliminaron. De hecho, hace 10 años 141 de los 179 municipios de Madrid celebraron este tipo de festejos. En 2012, la cifra había bajado a 109 localidades, 32 pueblos menos.

En 2013 hubo un leve repunte en los festejos. Se notaba el inicio de la recuperación económica. Se celebraron 940, 25 más que en 2012. En 2014 la cifra volvió a subir a 995, pero en 2015 volvieron de nuevo los recortes con 942 festejos, esta vez motivados por el cambio político que trajeron las elecciones autonómicas de 2015. Nuevas piezas llegaron al tablero político, candidaturas de unidad popular contrarias a este tipo de eventos. En 2016 hubo por tanto un nuevo descenso, 903 festejos. El año 2017 se cerró con 923, tras las subvenciones programadas por la comunidad para implementar novilladas en algunas localidades. Los datos reflejan no obstante un descenso del 41% entre 2007 y 2017.

Las obras ya han comenzado en la plaza de Las Ventas.
Las obras ya han comenzado en la plaza de Las Ventas.

La bajada se ha producido en todo tipo de eventos. Las corridas de toros se han reducido un 53%, las novilladas con picadores un 50% y las novilladas sin picadores un 44%. Los rejones decrecieron un 71%. Los encierros descendieron un 31% y las sueltas, un 43%. Las plazas de toros de la región han albergado un 50,7% menos de eventos y las calles de los pueblos, un 38,4%, según datos del Centro de Asuntos Taurinos. En 2007 hubo récord de municipios que celebraron algún tipo de evento relacionado con los toros: 141. Esta cifra bajó a 114 en 2016.

Y es que muchos ayuntamientos, tras el cambio político en 2015, han optado por no apostar por los festejos taurinos. El primero de ellos, el Gobierno local de la capital, de Ahora Madrid, que no subvenciona ya este tipo de eventos y que incluso retiró de la web turística municipal el apartado de toros. Otros tres municipios gobernados por candidaturas de unidad popular tampoco quieren gastar dinero público en corridas o encierros. No forma parte de sus prioridades políticas. En Pinto, por ejemplo, el nuevo Gobierno local decidió cuando llegó al poder en 2015 no financiar los festejos taurinos y las corridas de toros, una decisión que ha dividido a los vecinos.

Concentración a favor de los toros en Pinto.
Concentración a favor de los toros en Pinto.

En junio hubo concentración en Pinto de las peñas taurinas para pedir más apoyo por parte del consistorio (en manos de Ganemos Pinto). El Gobierno local prometió una consulta popular sobre si los pinteños quieren o no toros en el municipio. Aún no se ha celebrado. En Ciempozuelos gobierna Ahora Ciempozuelos, que tampoco quiere celebrar encierros, pero lo llevó al pleno y perdió porque no tiene la mayoría. Al menos consiguió reducir los encierros anuales de cuatro a dos, que cuestan a las arcas públicas unos 30.000 euros.

Ciempozuelos quiere hacer una consulta popular entre los vecinos para que sean ellos los que decidan. Pero el Consejo de Ministros, con el PP, se la tumbó. El ayuntamiento ha presentado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo. También intentó aprobar un reglamento de participación ciudadana para implementar este tipo de consultas, pero también lo tumbó la Delegación del Gobierno. En San Fernando de Henares no se ha llevado a cabo ningún tipo de festejo taurino —ni encierros, ni recortes, ni suelta de reses, ni mucho menos corridas, rejones o novilladas— desde que gobierna San Fernando de Henares Sí Puede.

Los 28 municipios subvencionados

Los 28 municipios que se verán afectados por las ayudas de la Comunidad de Madrid están gobernados mayoritariamente por el PP, aunque también los hay socialistas, de Ciudadanos e independientes. Las dos primeras novilladas se han celebrado ya en Ajalvir (en enero) y El Molar (en mayo). La siguiente cita será en Valdelaguna el 14 de julio. Después habrá otras cinco novilladas en agosto (Tielmes, Cenicientos. Perales de Tajuña, Collado Mediano y Valdeolmos-Alalpardo), y en septiembre se celebrará la mayor parte de ellas, 18 en total, en Morata de Tajuña, Villarejo de Salvanés, El Boalo, Chapinería, El Álamo, Hoyo de Manzanares, Guadalix de la Sierra, Valdemorillo, Valdilecha, Los Molinos, Brunete, Becerril de la Sierra, Algete, San Agustín de Guadalix, Humanes de Madrid, Moralzarzal, Velilla de San Antonio y Pedrezuela.

El ciclo se cerrará en octubre con las dos últimas novilladas, en Guadarrama y Brea de Tajo. Cada municipio recibirá unos 7.200 euros de ayuda, lo que les permitirá sufragar hasta el 40% del coste total del festejo. Las novilladas servirán de oportunidad para las 60 jóvenes promesas del toreo que se forman en las escuelas de tauromaquia de la Comunidad de Madrid.

En Coslada, por ejemplo, donde gobierna el PSOE, otra consulta entre los vecinos (que sí se pudo realizar) aprobó abolir los festejos taurinos. De esta manera, los únicos eventos taurinos con los que puede contar el municipio son aquellos de iniciativa privada. Móstoles también decidió en 2016 prescindir de las corridas de toros, un acuerdo que adoptaron los tres partidos que forman el Gobierno de la ciudad: PSOE, Ganar Móstoles e Izquierda Unida-Los Verdes. Sí se permiten encierros. En San Lorenzo del Escorial no hay fiestas desde el verano de 2015. Así lo decidió el Ejecutivo de Vecinos por San Lorenzo, que gobierna apoyado por PSOE, IU y Sí Se Puede.

Pero el debate ha vuelto al pleno municipal. PP, AME, Ciudadanos y un edil no adscrito acaban de presentar una moción para instar al ayuntamiento a la recuperación de la tradicional corrida de toros en el marco de las fiestas patronales, que tuvo como respuesta una concentración antitaurina para mostrar el rechazo a la celebración de festejos taurinos por parte de Izquierda Unida, Podemos y Equo.

Los representantes de los municipios que recibirán subvenciones de la Comunidad de Madrid para realizar novilladas.
Los representantes de los municipios que recibirán subvenciones de la Comunidad de Madrid para realizar novilladas.

En Colmenarejo, el ayuntamiento del PP ha decidido no organizar festejos taurinos durante las fiestas patronales de Santiago Apóstol, previstas para el mes de julio. ¿La razón? No existe el consenso suficiente en el pleno municipal para celebrarlos. Los vecinos también votaron en contra en una consulta popular celebrada por el Gobierno local. En la Comunidad de Madrid los festejos se encuentran regulados por el Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de 1996. Una normativa que se inspira en tres principios básicos: la seguridad de los participantes; el respeto a los festejos tradicionales de las distintas localidades de la región, y la protección de los animales.

El reglamento prohíbe herir, pinchar, golpear, sujetar, atar o tratar de cualquier modo cruel a los animales y señala que solo se autorizarán aquellos eventos que cuenten con una tradición documentada en la localidad donde se celebren. Además, prohíbe explícitamente los espectáculos con reses emboladas, entorchadas, ensogadas o similares. Asimismo, fija en 16 años la edad mínima para participar en estas actividades.

Los menores que han participado en el Campus Taurino de la Comunidad de Madrid
Los menores que han participado en el Campus Taurino de la Comunidad de Madrid

Menores en las plazas

La Asamblea de Madrid rechazó el pasado jueves tramitar la proposición de ley presentada por Podemos para prohibir la entrada de los menores de 18 años en las plazas de toros de la comunidad. El texto fue rechazado con los votos en contra del PP y la abstención de PSOE y Ciudadanos. El Parlamento autonómico tampoco regulará la prohibición para que niños y jóvenes  participen en "espectáculos sangrientos", el término que ha usado Podemos para definir las corridas. El PP ha calificado de "sarcasmo" la propuesta de Podemos, ya que se permite "abortar a una joven de 16 años pero se trata de impedir su acceso a una plaza de toros".

La semana pasada también comenzó en el municipio de Valdeolmos-Alalpardo el II Campus Taurino de la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid José Cubero ‘Yiyo’. La participación este año ha aumentado un 50% y está destinado para niños y niñas con edades comprendidas entre los ocho y 14 años, "conociendo de la mano de toreros, ganaderos, veterinarios y periodistas taurinos los secretos y valores del mundo del toro".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios