encara el nuevo ciclo electoral junto al psoe

De Torra a RTVE: Pablo Iglesias ensaya su gobierno en la sombra a lomos de Sánchez

La relación entre Sánchez e Iglesias pasa por su mejor momento. Podemos está llevando a cabo un papel de acompañamiento al Ejecutivo que lo convierte 'de facto' en socio prioritario del PSOE

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, pasa ante el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, durante el último pleno del Congreso. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, pasa ante el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el ministro de Exteriores, Josep Borrell, durante el último pleno del Congreso. (EFE)

"No gobernaremos hasta que España nos imagine gobernando. Primero ganar el imaginario colectivo y después las urnas. A esto le he llamado en otras ocasiones ser fuerza dirigente antes de gobernante". El concepto de "ser dirigentes antes que gobernantes" fue acuñado por Íñigo Errejón, como le trasladaba a Pablo Iglesias en una carta abierta a modo de arranque para la batalla de Vistalegre II, y ahora ha sido llevado a la práctica por el líder de Podemos. Tras ganar aquella contienda por el liderazgo, Iglesias ya formó con este mismo objetivo un 'Gobierno en la sombra', denominado Rumbo 2020, inspirándose en la tradición británica del principal partido de la oposición. Un 'Shadow Cabinet' heterogéneo que ahora trabaja a pleno rendimiento para definir y desarrollar la estrategia de Unidos Podemos ante la nueva coyuntura política, habiendo encauzado ya la operación diálogo con Cataluña y el acceso a RTVE decidiendo el nombramiento de su nuevo presidente.

En los 27 días que Pedro Sánchez lleva en el Gobierno ha adquirido especial sentido esta estrategia, hasta el punto de ponerse en la práctica para, como decía Errejón, "primero ganar el imaginario colectivo y después las urnas". Esto es, hacerse de forma transitoria —hasta la convocatoria del concurso público— con la cúpula de la radio y televisión públicas, previo acuerdo con el presidente del Gobierno. Iglesias siempre defendió la máxima gramsciana de que "la hegemonía política se construye desde dispositivos culturales", y la televisón sería ese principal dispositivo. La misma visión estratégica que lo llevó a crear 'La Tuerka'. Tanto es así que, en las negociaciones entre IU y el PSOE de Susana Díaz para formar un gobierno de coalición, recomendó públicamente a los negociadores de la organización de izquierdas que pidiesen Canal Sur en lugar de consejerías.

De Torra a RTVE: Pablo Iglesias ensaya su gobierno en la sombra a lomos de Sánchez

El acuerdo para que los nombramientos de RTVE dependieran de Podemos se logró tras casi una semana de intensas negociaciones, con reuniones tanto en Moncloa como en el Congreso. La relación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias pasa por su mejor momento, y aunque la formación morada no logró entrar en el Gobierno, está llevando a cabo un papel de acompañamiento y "empuje" al nuevo Ejecutivo que los está convirtiendo 'de facto' en los socios prioritarios. Un hecho que no solo se demuestra en la capacidad para torcer el brazo a Sánchez en las negociaciones para nombrar al nuevo presidente de RTVE, sino en el papel de mediación que Iglesias está llevando a cabo con las fuerzas políticas independentistas.

En los 27 días que Sánchez lleva en el Gobierno ha adquirido especial sentido la estrategia podemista de "ser dirigentes antes que gobernantes"

La reunión entre el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, y el líder de Podemos, para asfaltar el camino a Pedro Sánchez, así como la visita de Iglesias a Jordi Cuixart en la cárcel de Soto del Real para facilitar el diálogo, es una clara muestra de la coordinación entre Podemos y el Gobierno socialista. Tanto es así que el portavoz de los populares en el Congreso, Rafael Hernando, interpretó que Iglesias se ha convertido en el "vicepresidente en la sombra" de Pedro Sánchez.

Sánchez está siendo informado en todo momento por Pablo Iglesias sobre sus gestiones con los líderes catalanes, incluida su visita este martes al líder de Òmnium Cultural en la cárcel. Antes y después de que se produjese, el presidente ha podido conocer por el propio Iglesias tanto sus intenciones como el resultado del encuentro, que se espera de utilidad para contribuir al diálogo y a la distensión del conflicto catalán. Y fue el propio Sánchez quien dio órdenes al ministro del Interior para que se coordinase con el gabinete de Iglesias y facilitase la visita, que no fue ordinaria sino de carácter institucional en calidad de cargo público. De este modo, la visita se pudo tramitar sin mayores dilaciones, celebrándose menos de 24 horas después de la reunión entre Iglesias y Torra.

El portavoz de los populares en el Congreso ha acusado a Iglesias de actuar como el "vicepresidente en la sombra" de Sánchez

Voces de peso en Podemos entienden que la sociedad demanda diálogo, además de que en el actual contexto político "no se valora tanto la oposición radical a los que mandan como la capacidad de hacerse cargo de las diferencias, gestionarlas y ponerlas de acuerdo". El cálculo es que son más los réditos que pueden surgir de esta operación, tanto electorales como de freno a la radicalización de las posiciones antagónicas entre la sociedad española y la catalana, que los hipotéticos reveses. La máxima de intentar generar consensos en torno a las figuras de Iglesias y el portavoz de los 'comuns', Xavier Domènech, se instala rescatando el fetiche electoral de estos últimos de convertirse en llave para el desbloqueo.

El presidente catalán, Quim Torra, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El presidente catalán, Quim Torra, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

Iglesias comienza además a marcar la agenda también en el Congreso. Más dosis todavía para practicar el "ser dirigentes antes que gobernantes". Las negociaciones, todavía en fase muy preliminar, sobre el techo de gasto, que determinará los próximos Presupuestos Generales del Estado, se antoja como clave. Se está discutiendo sobre déficit y la creación de nuevos impuestos —como el del gasóleo, pero también el de sociedades—, de cara a financiar esa agenda social. La predisposición es inédita y el ánimo de entendimiento también. En Princesa 2, sede central de Podemos, se respira optimismo.

Iglesias: "En las próximas elecciones habrá una realidad de gobierno en la que o bien manda PP con Ciudadanos o mandamos nosotros con el PSOE"

Podemos quiere llevar a Sánchez hasta 2020 con un pacto sobre los Presupuestos. La propuesta de máximos del partido pasa por defender los mismos presupuestos alternativos que ya defendieron hace unos meses, pero su prioridad es negociar un "acuerdo en materia presupuestaria" y "lograr un pacto que satisfaga a ambas partes", según precisaban fuentes del equipo económico de Podemos, que encabeza Nacho Álvarez, hace ya varios días, antes incluso de poner cifras sobre la mesa.

Esta predisposición negociadora, el contacto casi permanente entre Iglesias y Sánchez, y el acuerdo para RTVE a las puertas de que se abra un nuevo ciclo electoral con las municipales, autonómicas y europeas en mayo de 2019 y, según todo parece indicar, las generales en 2020, sienta las bases para una entente postelectoral entre ambas formaciones. El propio Iglesias ya afirmaba en el último programa de 'Fort Apache', que él mismo presenta, que "en las próximas elecciones habrá una realidad de gobierno en la que o bien manda PP con Ciudadanos o mandamos nosotros con el PSOE". Toda una declaración de intenciones, mientras ensaya su gobierno en la sombra a lomos de Pedro Sánchez. La capacidad de influencia desde el Gobierno, o a lomos de este, es muy fértil en términos electorales.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios