recalca que la operación fue legal

Gallardón insiste ante el juez: la compra de Inassa fue beneficiosa para los madrileños

El expresidente madrileño ha declarado como investigado en la Audiencia Nacional por la compra de la colombiana Inassa. "Me duele que me pregunte si he cobrado comisiones", espetó a la fiscal

Foto: Alberto Ruiz-Gallardon, a su llegada esta mañana en la Audiencia Nacional
Alberto Ruiz-Gallardon, a su llegada esta mañana en la Audiencia Nacional

Alberto Ruiz-Gallardón insiste. La compra que el Canal hizo a finales de 2001 para hacerse con el 75% de la empresa colombiana Inassa, fue legal y ha reportado grandes beneficios para los madrileños. El expresidente de la Comunidad de Madrid ha declarado este jueves en calidad de investigado en la Audiencia Nacional dentro del marco del caso Lezo. Acompañado de su hijo, Gallardón ha recalcado que la operación se hizo con todas las garantías legales, a pesar de que la Fiscalía sigue trabajando con la hipótesis de que Inassa se compró muy por encima de su precio, en unas condiciones perjudiciales para el comprador, y a través de una empresa opaca radicada en Panamá.

Gallardón declaró, no obstante, que él confió en el equipo directivo del Canal que propuso y gestionó la compra de Inassa, y en los informes técnicos y económicos que llegaron al Consejo de Gobierno que él presidía para avalar la operación. Algunos de esos informes cuantificaron incluso el precio de compra por encima de lo que acabó pagando la empresa pública madrileña. El expresidente madrileño, que estuvo unas dos horas declarando, también ha defendido otro de los argumentos de defensa que lleva tiempo repitiendo: la operación de Inassa ha resultado a la larga beneficiosa para los madrileños. "El tiempo ha demostrado que aquella fue una buena decisión por parte del Canal de Isabel II", señaló.

Gallardón insiste ante el juez: la compra de Inassa fue beneficiosa para los madrileños

Gallardón está acusado de malversación de caudales públicos en su variante cualificada, prevaricación y falsedad documental. También aseguró a preguntas de la fiscal que nunca ha cobrado comisiones y señaló "que me duele que me pregunte eso". Ha defendido que nadie de su Gobierno ha estado imputado por casos de corrupción. Hasta ahora. Todo el equipo directivo del Canal que asesoró a su Ejecutivo en la aventura suramericana está siendo investigado en el caso, al igual que varios de sus exconsejeros. La argumentación de Gallardón ha girado en todo momento en intentar convencer a la Fiscalía y al juez que él tomó las decisiones en base a la información que le daban desde el Canal, que entonces dirigía Arturo Canalda. Según su declaración el Consejo de Administración del Canal garantizaba una gestión profesional y "transparente, porque estaba compuesto por representantes de diversos partidos y sindicatos". "En ese ámbito y en ese espíritu de transparencia" se tomó la decisión de comprar Inassa.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Gallardón, ratificó toda la operación de compra de Inassa el 29 de noviembre de 2001. A través de una empresa vehículo creada a tal efecto, Canal Extensia, el Canal compró el 75% de Inassa por 73 millones de dólares (83 millones de euros). El otro 25% era de Técnicas Valencianas del Agua (Tecvasa). Pero el Canal (a través de Extensia) no compró directamente Inassa, sino que tuvo que adquirir la empresa panameña que tenía el 75% de las acciones de Inassa, la firma SAA.

Una vez hecha la operación, SAA se liquidó. Canal Extensia pagó 10 millones de dólares en diciembre de 2001, 61,5 millones en febrero de 2002 y 1,5 millones en diciembre de 2002. No fue el único desembolso. Dos meses antes, en octubre de 2002, el Canal realizó una ampliación de capital en Inassa por otros 13,7 millones. Es decir, que la operación costó a las arcas públicas madrileñas 97,3 millones de euros. Gallardón señaló en diciembre de 2017 en la Asamblea que nunca supo que hubo que adquirir una empresa en un paraíso fiscal para hacerse con Inassa.

El exconsejero madrileño Manuel Cobo, también citado como investigado en el caso Lezo. EFE
El exconsejero madrileño Manuel Cobo, también citado como investigado en el caso Lezo. EFE

Esta semana también han desfilado por la Audiencia Nacional dos exconsejeros de Gallardón, Manuel Cobo y Carlos Mayor Oreja, miembros del Consejo de Gobierno que a finales de 2001 autorizaron la compra de Inassa. Cobo negó cualquier irregularidad en la compra de Inassa, defendió la labor de Gallardón y apuntó a Ignacio González (el sucesor en la presidencia de Madrid) como gran causante de sus males judiciales. "El Canal de Isabel II era un ejemplo hasta que nosotros nos fuimos de la Comunidad de Madrid. Hasta ese momento era una empresa potente. Después han ocurrido cosas, pues que lo explique González".

Cobo, que fue exconsejero de Presidencia y mano derecha de Gallardón, acusó a González de usar como "arma" contra sus predecesores un informe "manipulado" del despacho de abogados Cuatrecasas sobre la compra de Inassa, del que se hicieron 16 versiones. Según el equipo de Gallardón, ese informe se elaboró para atacarles porque "nos oponíamos a la privatización del Canal".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios