Ángel Garrido, sexto presidente madrileño por la gracia de Ciudadanos
pleno de investidura en la asamblea de madrid

Ángel Garrido, sexto presidente madrileño por la gracia de Ciudadanos

No hubo sorpresas. Los 17 votos de Ciudadanos han servido para que el popular Garrido sea el nuevo presidente regional en sustitución de Cifuentes. PSOE y Podemos han afeado la decisión naranja

Foto: Ángel Garrido, en el Pleno de investidura
Ángel Garrido, en el Pleno de investidura

"Era la decisión menos mala". Así ha argumentado Ciudadanos su apoyo al nuevo presidente de la Comunidad de Madrid, el sexto de la historia. El popular Ángel Garrido es ya el nuevo jefe del Ejecutivo autonómico tras la votación celebrada en la Asamblea de Madrid. Los 17 diputados de Ciudadanos han servido para avalar al único candidato, al elegido por Génova para sustituir a la defenestrada Cristina Cifuentes, expulsada de la política por un polémico máster y dos cremas de un Eroski. No ha habido sorpresas. La dupla formada por naranjas y populares han bastado para que el PP continúe al frente de la Comunidad de Madrid. "Hay más cosas que no acercan que nos alejan", espetó Garrido a Ciudadanos. Declaración de intenciones. Está claro que el nuevo presidente regional quiere recomponer la relación con Ciudadanos, muy dañado en la última etapa con Cifuentes.

Y es que este viernes se ha abierto una nueva fase en la convulsa legislatura madrileña. Garrido no es Cifuentes, aunque haya sido su mano derecha durante tres años. Garrido tiene un año para imponer un poco su propia impronta, eso sí, tutelado por Génova, que será finalmente quien decida el candidato a las reñidas elecciones de 2019. "Le garantizo que no daré problemas", señaló Garrido mirando a Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos. "Aportaré soluciones para el desempleo, la cohesión social y la convivencia. Lo que está detrás de mí es un proyecto firme y con experiencia", aseguró Garrido. "Ninguna discrepancia entre nosotros es insalvable", recalcó.

Aguado, por su parte, quiere asumir el papel de gran triunfador tras la crisis política vivida en la Comunidad de Madrid. En su discurso se apuntó el tanto de la marcha de Cifuentes. "Se fue por nosotros", señaló. En este capítulo reprochó a Ángel Garrido "la ausencia de autocrítica" en el discurso de investidura del jueves. Garrido leyó un texto en el que no hubo ni una sola referencia a la corrupción política ni a la regeneración democrática. Aguado también tuvo reproches para el portavoz socialista, Ángel Gabilondo: "Para vosotros, había que echar a estos señores, ya no valía con la dimisión de Cifuentes, sino echar a estos señores. Entonces, ¿por qué no apoyaron hace un año la moción de censura de Podemos? Porque sólo le preocupa ocupar este sillón a Gabilondo. Lo único que le he escuchado es pedir ese sillón".

Ciudadanos sabe que lo mejor que le puede ocurrir pensando en las elecciones de 2019 es que la marca PP de Madrid, que sigue salpicada por varios casos de corrupción, siga gobernando lo que queda de año. El PP se quema mientras ellos ganan opciones. Esa es la estrategia. Dejar gobernar mientras Ciudadanos se sigue arrogando la figura del policía que fiscaliza al Gobierno regional. Aguado lanzó la advertencia. Garrido tendrá el apoyo de Ciudadanos, pero deberá "cumplir con los compromisos que adquirió con Ciudadanos y ejecutar los presupuestos de 2018. Que se vean los resultados".

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado (derecha), y la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta. EFE
El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado (derecha), y la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta. EFE

La verdad es que la segunda jornada del debate de investidura no fue tan tensa como se esperaba. En cierta medida hubo buen tono. Y eso que muchos de los grupos de la oposición aprovecharon sus turnos para lanzarse reproches mutuos. Podemos y PSOE siguen acusando a Ciudadanos de perder esta oportunidad. Para Lorena Ruiz-Huerta, portavoz de Podemos, la formación de Aguado es "el recambio naranja de la derecha tradicional", un partido "sin ideología que reacciona en función de lo que le dicen las encuestas". "Cuando tendrían que apoyar los intereses de la mayoría social, votan en contra".

En opinión de Ruiz-Huerta, Ciudadanos "aguardan sigilosos e indefinidos a que el PP termine su proceso de descomposición para asaltar el poder" y ha asegurado que "estremece" ver a un político tan joven" como Aguado "comportarse con el cinismo de los viejos políticos. Es el azote del PP por la mañana, y su soporte incondicional por la tarde. ¿Cómo consigue soplar y sorber al mismo tiempo sin trasgredir las leyes de la física?", se ha preguntado. Contra el PP las palabras de Podemos eran las esperadas, obviamente. Para Ruiz-Huerta el PP ha ido ajustando paulatinamente "sus políticas al guión de 'El Padrino', y haciendo realidad la famosa frase del traficante Sollozo a don Corleone: 'Necesito a todos esos políticos que usted carga en el bolsillo como si fueran centavos".

El portavoz del PSOE-M en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo (izquierda), y el portavoz adjunto, José Manuel Franco. EFE
El portavoz del PSOE-M en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo (izquierda), y el portavoz adjunto, José Manuel Franco. EFE

El portavoz socialista también disparó contra Ciudadanos, ya que considera "un error" la investidura de Garrido. "Que Ciudadanos haya decidido revalidar su confianza en el Partido Popular para que continúe gobernando nos resulta elocuente", apunto Ángel Gabilondo, quien ha afirmado que la formación naranja "ignora su propio discurso de regeneración y nueva política". "Ciudadanos decidió dar su apoyo al Partido Popular en 2015 y lo ha reiterado una y otra vez, y eso les hace corresponsables de la situación a la que hemos llegado". De políticas destinadas a mejorar la vida de los madrileños, poco. Ni estuvieron ni se las esperaba.

Garrido les contestó a todos en una intervención única (podía hacerlo por separado grupo a grupo). Pero aunque se defendió de los ataques, sobre todo de Podemos y del PSOE, su objetivo era que su mensaje calara en Ciudadanos, quien sustenta su Gobierno. ¿Qué mensaje? Que Ciudadanos debe quitarse de una vez por todas "las gafas de la izquierda". Para Garrido la posible alianza entre socialistas y Podemos es letal para los intereses madrileños y pidió a Ciudadanos su apoyo "para impedir que llegue al poder la izquierda". Garrido quiso destacar que la misión de ambas formaciones políticas es "evitar que la Comunidad de Madrid caiga en manos de radicales". "En eso usted y yo coincidimos".

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios