ANÓMALO DOS DE MAYO EN LA PUERTA DEL SOL

Ciudadanos afianza a Aguado y Villacís para asaltar Madrid

Los festejos del Día de la Comunidad de Madrid llegan en mitad de un ambiente enrarecido tras la caída de la presidenta autonómica y con sus principales rivales en pleno auge

Foto: Festividad del Dos de Mayo de 2015 cuando todavía Cifuentes, Gabilondo y Aguado eran candidatos para las autonómicas de ese año. (EFE)
Festividad del Dos de Mayo de 2015 cuando todavía Cifuentes, Gabilondo y Aguado eran candidatos para las autonómicas de ese año. (EFE)

El Dos de Mayo de 2018 no se olvidará fácilmente. La Comunidad de Madrid celebra su día grande en la Puerta del Sol, donde los principales dirigentes de la región se dan cita al mediodía, y con un inquilino en funciones: Ángel Garrido, número dos de Cristina Cifuentes, que asumió las riendas del Ejecutivo autonómico tras la dimisión de la ya expresidenta y a la espera de que el PP designe uno interino para el resto de legislatura. El ambiente está enrarecido, nadie lo niega. Todas las miradas estarán puestas en los que aparezcan pero, sobre todo, lo estarán en los que no pisen el Kilómetro Cero.

La festividad madrileña tiene lugar justo un año antes de que se celebren unas elecciones autonómicas y municipales que puedan dar un giro al tablero político actual. Y llega con los grandes partidos descabezados en parte o por completo: los populares buscan candidato para la comunidad y el ayuntamiento, los socialistas cuentan con que Ángel Gabilondo repita en la primera pero no tienen a nadie para el segundo. Podemos, en cambio, lucirá a Íñigo Errejón como cartel electoral y Ciudadanos sigue apostando por Ignacio Aguado y Begoña Villacís en un momento muy dulce para los centristas.

Mientras el PP trata de recomponerse de una de las crisis más importantes que ha sufrido en una región clave para los conservadores, la formación que lidera Albert Rivera coge más y más impulso. En Ciudadanos están decididos a dar la batalla en Madrid y reconocen que tienen posibilidades tanto en la comunidad como en el consistorio. La cúpula naranja está muy satisfecha con la gestión de la crisis del máster de Cifuentes que el equipo de Aguado ha llevado a cabo y considera que la caída de la mejor candidata que el PP tenía en cartera amplía sus opciones de forma significativa.

En el comité ejecutivo de Cs no se ha producido un cuestionamiento de Ignacio Aguado ni tampoco la opción de cambiar el número uno autonómico


Como publicó este diario, fuentes de la dirección insisten en que el portavoz autonómico naranja se ha visto reforzado en los últimos meses y cuenta con el apoyo del partido. Tras las informaciones aparecidas sobre el posible aterrizaje de un independiente en su lugar como podría suceder en Barcelona con Manuel Valls, las mismas fuentes insisten en que en el comité ejecutivo no se ha producido un cuestionamiento de Aguado ni tampoco la opción de cambiar el candidato. De hecho, en el encuentro nacional naranja celebrado hace apenas unos días en San Lorenzo de El Escorial, Aguado también acaparó gran visibilidad, como ha ido haciendo durante todas estas semanas en una estrategia diseñada por la cúpula del partido.

Los últimos cuatro presidentes del PP: Gallardón, Cifuentes, Aguirre y González.
Los últimos cuatro presidentes del PP: Gallardón, Cifuentes, Aguirre y González.

Eso sí, el presidente del partido comunicó en el encuentro su intención de incorporar "más talento" y "personas independientes" de cara a las próximas citas electorales, pidiendo al equipo comprensión y generosidad para que Ciudadanos consiguiera un crecimiento exponencial. Esas declaraciones dispararon ciertas alarmas ante el desconocimiento de la búsqueda que Rivera y su números dos, José Manuel Villegas, podrían estar llevando a cabo para reforzar algunos territorios. Sin embargo, en los pasillos del Congreso, el líder del partido insistía días después en que está "muy contento con Ignacio y Begoña" y con el trabajo desarrollado en esta legislatura desde la oposición. Palabras que repetía Villegas este mismo lunes en la sede del partido ante los medios de comunicación: "La dirección del partido está muy contenta con el trabajo del equipo que encabeza Aguado", aunque sí reconoció que no podía adelantar el nombre del candidato por el proceso de primarias que el partido debe celebrar.

Con todo, el protagonismo del líder autonómico en el partido en estos momentos es incontestable. Este Dos de Mayo serán él y Villacís los que llevarán el peso de la formación en los festejos, arropados también por algunos diputados nacionales. El partido reconoce que las últimas encuestas publicadas, la de Metroscopia y GAD3, también demuestran el aval de los votantes a sus candidatos, que hoy por hoy están afianzados dentro de la formación. Los dos sondeos pronostican una victoria de los centristas en la comunidad, por delante de PP y PSOE; igual que en el ayuntamiento que, según el diario ‘ABC’, pasaría de la cuarta a la primera plaza y sumaría con los populares para gobernar la capital española. "Hemos optado por ser exigentes y dar estabilidad a las instituciones. Y esto tiene su recompensa", insisten fuentes naranjas.

También Cospedal

En la acera de enfrente reina el pesimismo. El PP de Madrid afronta la cita electoral del próximo año con muchas dudas y con el partido en plena crisis tras la abrupta marcha de Cifuentes. El partido y el Ejecutivo se han quedado huérfanos. De momento, lo primero que tiene que resolver Génova es quién va a sustituir a la ya expresidenta madrileña. Aunque en un principio la opción más lógica sería su número dos, Ángel Garrido, la dirección nacional (es decir, Mariano Rajoy) quiere pensar con calma quién debe ser el presidente regional interino hasta los próximos comicios. Una decisión que ha de tomarse antes del 21 de mayo.

Ciudadanos afianza a Aguado y Villacís para asaltar Madrid

Los populares van a enviar una importante representación a la fiesta de la comunidad, encabezada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y por los vicesecretarios Javier Maroto y Pablo Casado. A última hora se ha sumado la secretaria general, María Dolores de Cospedal, el principal apoyo de Cifuentes en las semanas en las que el PP de Madrid se ha desangrado por la crisis del máster. Todas las miradas estarán puestas irremediablemente en los populares, que no solo han de elegir con tiento quién es el sustituto de Cifuentes este año, sino sobre todo quién va a encabezar las candidaturas populares para el Gobierno regional y el ayuntamiento de la capital, dos bazas electorales de primer orden. Pablo Casado suena en todas las quinielas, sobre todo para el consistorio capitalino.

La mejor foto para reflejar la situación del PP es que de los últimos cuatro presidentes, todos suyos, ninguno va al acto, señalados por los escándalos

No va a ser fácil reemplazar a Cifuentes, sobre todo teniendo en cuenta el auge que las encuestas están dando a Ciudadanos. Por eso ya son algunas las voces dentro del partido que aseguran que el candidato a la comunidad debe ser muy fuerte, y ahí se empieza a apuntar a la vicepresidenta. Para algunos, el salvavidas de Madrid. Lo que está claro es que la elección de candidatos en las filas populares será también importante a la hora de levantar el ánimo de un partido asolado por los casos de corrupción.

Soraya Sáenz de Santamaría (en el centro), con Cristina Cifuentes y Pablo Casado. (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría (en el centro), con Cristina Cifuentes y Pablo Casado. (EFE)

La mejor fotografía para reflejar la situación por la que pasa el PP es que de los últimos cuatro presidentes autonómicos, todos del PP, ninguno acudirá al acto de la Real Casa de Correos. Todos ellos, menos Ignacio González (investigado en Lezo), han sido invitados, aunque no está prevista su asistencia. Alberto Ruiz-Gallarón acaba de ser imputado también el caso Lezo; Esperanza Aguirre está siendo investigada oficiosamente en dos piezas de Púnica y Lezo, y Cristina Cifuentes ha decidido apartarse un tiempo del foco mediático tras sus dos últimos escándalos (el máster y el vídeo de las cremas).

Apoyo a las "instituciones dañadas"

En el caso del PSOE, es el propio secretario general el que quiere evidenciar su respaldo total a Gabilondo, que incuestionablemente será el candidato a la presidencia del Gobierno autonómico en 2019, y a la dirección regional. Pero no solo. También quiere mostrar su "apoyo a las instituciones públicas madrileñas que se han visto dañadas por el caso Cifuentes y los casos de corrupción del PP". "En momentos como este los responsables políticos tienen que estar con las instituciones públicas que necesitan ser regeneradas y recuperar su buen nombre", explicó este martes en declaraciones a los medios durante la manifestación del Primero de Mayo. Además, la presencia de Sánchez servirá para incidir en su mensaje hacia Cs, para que con su abstención permita la investidura de Gabilondo. Opción descartada totalmente por los naranjas.

Sánchez va a la recepción en Sol para dar apoyo a Gabilondo, aspirante regional indiscutible en 2019, pero la plaza para la capital sigue vacante

Es evidente que el secretario general no tiene problema de cabeza de cartel en la comunidad. La moción de censura ha afianzado la figura del exministro. Pero el boquete lo tiene en el ayuntamiento de la capital, plaza que el PSOE no gobierna desde 1989. Sánchez no ha desvelado aún el nombre de su candidata para la ciudad. Candidata, sí, porque tiene claro que será mujer, y que será una número uno "muy potente".

Sánchez y Gabilondo, en la manifestación por el Primero de Mayo de este año en Madrid. (EFE)
Sánchez y Gabilondo, en la manifestación por el Primero de Mayo de este año en Madrid. (EFE)

En las quinielas permanece la exministra Beatriz Corredor, exconcejala como él en el consistorio, miembro de su ejecutiva federal y muy presente en los actos en Madrid últimamente, pero es una verdadera incógnita saber si ella será la nominada. Ferraz maneja varios nombres, de independientes y de dirigentes con carné, según fuentes próximas al líder, pero también tendrá en cuenta quiénes son los demás rivales.

Justo en pleno caso máster saltó la noticia de que el jefe regional de los socialistas, José Manuel Franco, había cortejado a Manuela Carmena en diciembre. Una propuesta "informal" pero que sin embargo lanzaba la imagen de que el partido no tenía banquillo. Y esa inquietud sí la verbalizan muchos cargos en privado. El PSOE-M fue tercera fuerza en 2015, con Antonio Miguel Carmona como aspirante, y ahora las encuestas lo sitúan en el cuarto escalón, por detrás de Ciudadanos, Ahora Madrid y PP. Un golpe difícil de encajar para la capital de España. En todo caso, insisten en la cúpula, aún es pronto. Queda un año y no está ni elegido el número uno al ayuntamiento. Eso no ocurrirá hasta el otoño. Sánchez quiere margen para adoptar su decisión. Una apuesta crucial por lo simbólico de Madrid, porque es su federación y porque su vaticinio es que si gana las municipales de 2019 —y para ese tanto lo que ocurra en la ciudad y la comunidad será clave— vencerá en las generales.

Podemos se suma a los actos: acuden tanto la portavoz en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta, como el candidato y su número dos, Errejón y Sánchez

Podemos también se suma a la recepción en Sol. La delegación estará encabezada por la actual portavoz en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta, y el seguro candidato autonómico de 2019, Íñigo Errejón, que estará acompañado por la dos de su lista, la diputada en el Congreso Tania Sánchez. La formación morada ya tiene encarriladas sus primarias, aunque está por ver cómo cuaja la confluencia con otras fuerzas, y está a la espera de que Carmena, su talismán en la capital, confirme que opta a un segundo mandato. La estrella de Podemos en la región ha perdido fuerza, según las encuestas. Todas le sitúan en el furgón de cola.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios