Es noticia
Menú
El turista chino racanea en los comercios madrileños: las ventas bajan un 22%
  1. España
  2. Madrid
datos de Shopping & Quality Tourism Institute

El turista chino racanea en los comercios madrileños: las ventas bajan un 22%

Son datos del primer trimestre de 2018. Los expertos señalan que falta promoción de la Comunidad de Madrid en China. Los sectores más afectados, ropa y joyería

Foto: Un grupo de turistas orientales, por las calles de Madrid. (EFE)
Un grupo de turistas orientales, por las calles de Madrid. (EFE)

Es un síntoma. Que demuestra una tendencia preocupante. Los turistas chinos gastan menos en los comercios madrileños. En el primer trimestre de 2018, las ventas han bajado un 22% respecto al mismo periodo de 2017, según los datos que maneja The Shopping & Quality Tourism Institute, un nuevo 'lobby' creado por El Corte Inglés e Iberia para impulsar el turismo de compras en España. El dato es "alarmante", señala un portavoz de esta organización, ya que por ejemplo las compras realizadas por los visitantes chinos representan en nuestro país el 35% del total de ventas de artículos de alta gama a extranjeros. Donde se ha notado sobre todo el descenso es en los sectores de ropa y joyería. No hay que olvidar que la principal actividad de este turista es la compra (para el 74%).

El año pasado (último dato cerrado), 513.725 turistas chinos visitaron España, un 37% más que en 2016. De todos ellos, el 34% (175.000) pasó por la Comunidad de Madrid. El gasto total de este tipo de turista ascendió a 796 millones de euros, de los que 262 millones fueron a parar a las arcas de los hoteles, tiendas, restaurantes y museos madrileños, según los datos de la Secretaría de Estado de Turismo. El turista chino es todavía un mercado emergente. Solo supone el 0,6% del total de visitantes extranjeros, pero en Madrid son los segundos que más gastan después de los japoneses (2.779 euros en una estancia media de una semana), por eso desde The Shopping & Quality Tourism Institute creen que es "imprescindible potenciar la Comunidad de Madrid en el punto de origen, es decir, en China".

Foto: Un grupo de turistas, frente al Palacio Real de Madrid.

La caída de las ventas a los turistas chinos en los comercios de Madrid coincide además con el auge de otros destinos competidores de España, como Marruecos y Túnez, que el año pasado registraron respectivamente incrementos del 378% y el 240% en las llegadas de estos visitantes. El interés de otros países y ciudades por captar a los viajeros de China es generalizado. Turquía, que celebra en 2018 el Año del Turismo Chino, prevé recibir a un millón de viajeros del emisor asiático este año, y Grecia espera alcanzar los 200.000. Croacia recibió a 193.000 chinos en 2017 y a Rusia llegaron un millón y medio. La batalla por el turista chino ha comenzado. A eso hay que sumar los destinos europeos tradicionales que rivalizan con España, como Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. A pesar de ello, España fue en 2017 el cuarto destino más popular en Europa para el mercado chino.

El turista chino no persigue el tan manido sol y playa, como sí hacen alemanes o británicos, sino que busca sobre todo gastronomía, oferta cultural y comercial. "Ahí juega un papel fundamental Madrid, y es vital la promoción de la región en el punto de origen", recalcan desde The Shopping & Quality Tourism Institut, donde entienden que otros destinos sí están apostando por promocionarse mucho más en China. Los únicos datos oficiales que maneja la Comunidad de Madrid, de enero de 2018, reflejan que ha habido un descenso muy importante, del 35%, en la llegada de turistas chinos respecto a enero de 2017. Nos visitaron 7.000. ¿Por qué esta bajada?

placeholder La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en la presentación del Año Nuevo Chino. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en la presentación del Año Nuevo Chino. (EFE)

Hay varios factores. Uno de ellos es que los consulados españoles tardan más tiempo que los de otros países en emitir los visados, necesarios para llegar a Madrid. Pekín autorizó a España como destino turístico para sus ciudadanos en el año 2004. Catorce años después, España aún tarda de media 15 días en emitir los visados, cuando Italia lo hace en cinco días, Alemania en tres y Francia lo puede llegar a hacer en uno. Otro factor es la fortaleza del euro, que está haciendo que el chino salga perdiendo un poco más a la hora de hacer el cambio, por lo que elige sobre todo destinos africanos.

No hay que obviar que el mercado chino está experimentando una rápida transformación como consecuencia del aumento de la clase media y de la constante apertura de rutas aéreas directas con destinos internacionales. Actualmente, solo el 10% de la población dispone de pasaporte, pero se prevé que en el año 2025 serán 150 millones de ciudadanos chinos los que dispondrán de él. Los turistas chinos que viajan al extranjero lo hacen cada vez de forma más independiente (el 56% del total), dejando atrás la tendencia de viajar en grupos organizados. Este fenómeno está dando lugar a la aparición de un turista experimentado que demanda una mayor diversidad de oferta turística. Se trata de los 'millennials' chinos: jóvenes que nacieron entre 1987 y 2000 y que pertenecen a la clase media. Viajan solos o en pequeños grupos de amigos.

Foto: José Morales (Ibercaja), Zurab Pololikashvili (OMT) e Hilario Alfaro (Madrid Foro Empresarial).

En enero de 2017, la Comunidad de Madrid firmó un convenio con la consultora Asialink Spain mediante el cual se incluyó un espacio digital denominado Portal de Madrid en la web ccc.ctrip.com, el grupo turístico de reservas 'online' líder en el país asiático, con 300 millones de usuarios registrados. Uno de cada cinco viajeros chinos que sale al extranjero lo hace a través de Ctrip, donde cada día se hacen 25.000 búsquedas relacionadas con el turismo en España. La agencia vende 200.000 billetes de avión al día y 180.000 alojamientos diarios en hoteles.

Otro faceta a explotar, según The Shopping & Quality Tourism Institute, es mejorar la conectividad aérea entre España y China. El punto de inflexión llegó en 2016, cuando se pasó de dos rutas directas a seis, tras la incorporación de China Eastern e Iberia (Shanghái-Madrid) y Cathay Pacific (Hong Kong-Madrid). Adicionalmente, en 2017 se abrieron dos nuevas conexiones. En marzo de 2018 llegó la novena, con la aerolínea Hainan Airlines.

Es un síntoma. Que demuestra una tendencia preocupante. Los turistas chinos gastan menos en los comercios madrileños. En el primer trimestre de 2018, las ventas han bajado un 22% respecto al mismo periodo de 2017, según los datos que maneja The Shopping & Quality Tourism Institute, un nuevo 'lobby' creado por El Corte Inglés e Iberia para impulsar el turismo de compras en España. El dato es "alarmante", señala un portavoz de esta organización, ya que por ejemplo las compras realizadas por los visitantes chinos representan en nuestro país el 35% del total de ventas de artículos de alta gama a extranjeros. Donde se ha notado sobre todo el descenso es en los sectores de ropa y joyería. No hay que olvidar que la principal actividad de este turista es la compra (para el 74%).

Iberia Restaurantes Noticias de Madrid