Noticias de Madrid: El enroque de Cifuentes pone en peligro a 247 altos cargos y asesores y 16 M en sueldos
la presidenta no piensa dimitir

El enroque de Cifuentes pone en peligro a 247 altos cargos y asesores y 16 M en sueldos

Si Cifuentes no dimite y Ciudadanos cumple su amenaza y apoya la moción de censura del PSOE, habrá daños colaterales: todo el Gobierno de la presidenta tendrá que irse con ella

Foto: Cifuentes, en la última cena de Navidad del partido.
Cifuentes, en la última cena de Navidad del partido.

Cristina Cifuentes no piensa dimitir. No quiere. Solo lo hará si se lo pide personalmente su jefe de filas, Mariano Rajoy. Si la convence de que es la mejor salida a la crisis política provocada por el caso máster. Muchos miembros de su Ejecutivo, no obstante, quieren que la presidenta regional aguante el órdago de Ciudadanos, que ya ha dicho que si no se va antes de que acabe el mes apoyará la moción de censura presentada por el PSOE y habrá por tanto cambio en el Gobierno de la Comunidad de Madrid. El enroque de Cifuentes no solo pone en peligro su futuro político (ya de por sí muy tocado por este escándalo), sino que pone también en la rampa de salida a todo su 'ejército' de altos cargos y asesores: a día de hoy, 247 personas, según el portal de transparencia autonómico.

Un cambio en el Ejecutivo conllevará obligatoriamente salidas. Si el PSOE se hace con las riendas de la Puerta del Sol (gobernaría en solitario tras el apoyo en la moción de Podemos y Ciudadanos), aunque sea de manera interina hasta las elecciones de la próxima primavera, todo el equipo de Cifuentes tendrá que salir con ella, equipo que no solo incluye a los altos cargos del Gobierno del PP, sino también a toda una corte de asesores que ayudan a que la maquinaria de la Administración regional se mueva. Actualmente, el Ejecutivo de Cifuentes tiene 104 altos cargos y 143 asesores: 247 nombres que suman en salarios 16,7 millones de euros, según los Presupuestos regionales de 2017.

Este escenario se comenta ya entre las filas populares. El PP de Madrid ha cerrado filas en torno a su presidenta, pero todos son conscientes de que si al final ella no se va (porque la dirección nacional no la obliga) y Ciudadanos cumple su amenaza, se perderán muchos empleos. Tras las últimas elecciones municipales de 2015, en las que el PP perdió muchas alcaldías, fueron bastantes los cargos intermedios del partido que tuvieron que dejar los ayuntamientos y pudieron buscar acomodo laboral en el Gobierno regional, que Cifuentes conservó para los populares tras alcanzar un acuerdo de investidura con Ciudadanos.

Los 104 altos cargos son consejeros, viceconsejeros, directores generales y secretarios generales técnicos. También muchos responsables y gerentes de empresas públicas, nombrados por Cifuentes, como los directivos del Centro de Asuntos Taurinos, del Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, del Organismo Autónomo Madrid 112, de la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor, de Madrid Activa, del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, del Imidra, de Obras de Madrid, del Canal de Isabel II, de Metro de Madrid, del Consorcio Regional de Transportes, de la Agencia de Vivienda Social o incluso el director del Museo Arqueológico Regional. La lista es larga.

Mariano Rajoy (de espaldas) y Cristina Cifuentes, en la última convención nacional del PP. (EFE)
Mariano Rajoy (de espaldas) y Cristina Cifuentes, en la última convención nacional del PP. (EFE)

El único que seguramente está a salvo es el director general de Telemadrid, José Pablo López Sánchez, que es elegido por el consejo de administración de la cadena y ratificado por la Asamblea de Madrid (donde el PP no tiene mayoría). Los altos cargos suman nueve millones de euros en remuneraciones. La presidenta regional cobra 103.000 euros brutos al año. Sus consejeros, 100.556 euros; y los viceconsejeros, 97.277 euros. Los salarios entre directores generales y otros altos cargos de empresas públicas oscilan entre los 75.000 y los 97.200 euros anuales.

Entre los asesores están jefes de gabinete, jefes de prensa, asesores de consejerías y parlamentarios, fotógrafos, técnicos de apoyo y responsables de protocolo. Son 143 puestos que suman en salarios 7,7 millones de euros. Sus retribuciones oscilan entre los 45.600 y los 74.700 euros brutos anuales. La consejería que más eventuales tiene es Turismo, Cultura y Deportes, con 23; seguida de Justicia, con 20. El departamento de Comunicación y Protocolo tiene 19 trabajadores. Tras las elecciones municipales y autonómicas de 2015, en las que el PP perdió en Madrid muchas alcaldías, el partido utilizó la Comunidad de Madrid (que conservó) para buscar acomodo laboral a muchos de sus cuadros medios.

En la secretaría general técnica está por ejemplo la hija del exdirector de la Guardia Civil Arsenio Fernández de Mesa. En Justicia es asesora Cristina Sánchez Masa, exconcejala de Boadilla del Monte y Pozuelo de Alarcón. En esta consejería también trabaja el exconcejal de Las Rozas ​Óscar Espadas López-Terradas. María Casado Nieto, exalcaldesa del municipio de Alpedrete, es asesora en Educación. Encarnación Rivero Flor, exregidora de Soto del Real, está en la Consejería de Familia y Políticas Sociales. María del Carmen Guijorro Belinchón, exalcaldesa de San Martín de la Vega, es asesora en Medio Ambiente. No obstante, Cifuentes redujo la estructura de confianza del Gobierno cuando llegó al poder en el verano de 2015. Su predecesor en el cargo, Ignacio González, dejó aquel año el Ejecutivo con 122 altos cargos y 198 asesores.

Los próximos días serán decisivos. Las opiniones están divididas. Hay quien piensa que la dirección nacional conservará la Comunidad de Madrid y tendrá que 'sacrificar' a Cristina Cifuentes. Un escenario en el que la estructura de altos cargos y asesores se mantendrá. Otros creen que no hay que ceder al chantaje de Ciudadanos y esperar a que llegue la moción de censura, ya que la formación naranja no se atreverá a darle el Gobierno regional a la izquierda. Luego están los que piensan que aunque esto suceda, es decir, que Ciudadanos cumpla su amenaza, Cifuentes debe seguir en el partido, liderar la oposición y rearmar al PP para las elecciones de 2019.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
89 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios