dejó una nota de suicidio

El parricida de Getafe ahogó a sus hijos en la bañera antes de incendiar la casa

Fuentes policiales apuntan a este diario que la principal hipótesis con la que trabajan es que cometiera el crimen tras sufrir un brote psicótico y no para dañar a su mujer, como se barajó en un principio

Foto: Miembros del la policía científica en la calle Benjamín Palencia de Getafe, donde dos menores fueron encontrados muertos tras un incendio. (EFE)
Miembros del la policía científica en la calle Benjamín Palencia de Getafe, donde dos menores fueron encontrados muertos tras un incendio. (EFE)

El padre de los niños muertos este martes en Getafe ahogó a sus hijos en la bañera antes de prender fuego a la habitación en la que fueron hallados calcinados sobre una cama por los bomberos que acudieron a apagar el incendio. Así lo revela el resultado de las autopsias que se han efectuado este miércoles por la mañana en el Instituto Anatómico Forense de Madrid, han confirmado a El Confidencial fuentes cercanas a la investigación.

José Alberto G. —de 46 años, español y sin antecedentes— se arrojó a las vías de una estación de tren cercana a la vivienda para acabar con su vida minutos después de la muerte de los niños, lo que despertó las sospechas de los agentes. Según ha podido confirmar este diario, el parricida dejó una nota que los investigadores encontraron en su ropa y que decía: "No quería que sufrieran". Los menores se llamaban Alejandro, que era el mayor y sufría parálisis cerebral, y Marina.

El parricida de Getafe ahogó a sus hijos en la bañera antes de incendiar la casa

En lo que se refiere al móvil del crimen, fuentes de la investigación han indicado a Efe que la madre de los pequeños ha asegurado que no habían iniciado ningún proceso de separación y que la única explicación de lo ocurrido es que a su pareja se hubiera "ido la cabeza". Asimismo, fuentes policiales apuntan a este diario que la principal hipótesis con la que trabajan es que cometiera el crimen tras sufrir un brote psicótico y no para dañar a su mujer, como se barajó en un principio.

Emergencias de la Comunidad de Madrid 112 recibió la llamada de un vecino a las 20:15 alertando de que salía humo de una vivienda situada en el número 8 de la plaza Benjamín Palencia de Getafe. Una vez extinguido el incendio, los bomberos encontraron los cuerpos calcinados de los menores sobre una cama de matrimonio en la única habitación de la casa que se vio afectada por las llamas, tras lo que especialistas de la Policía Científica y agentes de Homicidios se desplazaron hasta el lugar para investigar cómo se originó el fuego y si los niños murieron antes de que este comenzara. En este sentido, cabe destacar el hecho de que la casa estuviera cerrada con llave pese a encontrarse los menores en el interior.

La principal hipótesis con la que trabaja la Policía es que cometiera el crimen tras sufrir un brote psicótico y no con el objetivo de dañar a su mujer

Según explican las fuentes policiales consultadas, fue la propia madre de los menores la que facilitó la llave de la vivienda a los bomberos después de encontrarse con estos frente a la misma. Tras el hallazgo de los cuerpos de sus hijos, la mujer, que es profesora de idiomas en un colegio de la población y colabora con asociaciones para discapacitados, tuvo que ser atendida por los técnicos del Summa debido a una crisis de ansiedad. "La vida te hace ser fuerte. Creo que soy una persona positiva y luchadora. Quiero pensar que soy buena persona, con muchos defectos, pero buena. Solo hay una cosa que pueda convertirme en una leona herida: mis hijos", escribía la madre en una red social recientemente. El Ayuntamiento de Getafe ya ha decretado tres días de luto y la suspensión de los actos previstos para este miércoles ante lo ocurrido.

Minutos después de llamar el vecino para alertar del incendio, Emergencias recibió un segundo aviso sobre el incidente en el que murió el padre de los menores, suceso que se produjo en la estación de Cercanías situada a dos kilómetros de la vivienda. El maquinista explicó entonces a la Policía Nacional que un hombre había esperado de pie sobre las vías y que el tren no había podido detenerse antes de golpearle, confirmando así que se trataba de un suicidio desde el primer momento. Los agentes relacionaron las muertes al encontrar la documentación del hombre y descubrir que se trataba de José Alberto G., padre de los niños.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios