aún dede postularse la comisión de la competencia

¿Por qué las 'app' quieren cobrar comisión? El 40% paga ya el parquímetro con el móvil

En 2017 los usuarios pagaron 32 millones a través de las aplicaciones del teléfono. Estas quieren cobrar una comisión del 10%, que de momento el ayuntamiento ha pospuesto

Foto: Imagen de archivo de un parquímetro en el barrio Los Jerónimos. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)
Imagen de archivo de un parquímetro en el barrio Los Jerónimos. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

El Ayuntamiento de Madrid se reunió este lunes por la tarde con las tres concesionarias que gestionan las aplicaciones que permiten pagar el parquímetro a través del teléfono móvil para explicarles cuándo y cómo podrán aplicar la comisión que quieren repercutir en el conductor por usar sus plataformas digitales, un servicio que ahora es gratuito. Las 'app' querían haber empezado a cobrar estas comisiones, que pueden llegar al 12% del importe del tique, el pasado 26 de febrero, pero han surgido varios problemas que lo han pospuesto. El primero, que el consistorio no tiene aún lista la instrucción que regulará los requisitos que tendrán que cumplir las 'app' que quieran cobrar. El segundo, que el PSOE ha conseguido el apoyo de PP y Cs para aprobar una moción (no vinculante) para impedir que se añadan sobrecostes a los usuarios.

Y tercero, la denuncia que otra 'app', EasyPark España, puso el 26 de abril de 2016 en la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia contra el ayuntamiento "por presuntas prácticas restrictivas de la competencia", al haber excluido del servicio de pago mediante 'app' a "otros operadores distintos de los adjudicatarios". El conflicto no es baladí. Hay mucho en juego, económicamente hablando. El uso de las 'app' para pagar el parquímetro ha ido creciendo desde que las primeras plataformas, en fase piloto, comenzaron en 2014. Si en 2015 el 20% de los usuarios ya las utilizaba, en 2017 (últimos datos) el porcentaje subió al 40%.

De hecho, de los 83 millones que recaudó el ayuntamiento por los parquímetros el año pasado, 32 millones se ingresaron a través de las 'app'. El dinero va íntegramente a las arcas públicas. A cambio, las empresas concesionarias reciben 862,4 millones de euros repartidos en 12 años desde que la anterior alcaldesa, Ana Botella, del PP, les adjudicó el servicio en 2014. Cualquier conductor que quiera aparcar en la zona regulada puede pagar las tarifas a través de varios sistemas: pago en efectivo, tarjeta de crédito, tarjeta prepago o a través del teléfono móvil gracias a tres aplicaciones que dependen de las concesionarias: E-park (de Setex), ElParking (de Estacionamientos y Servicios) y Telpark (de Dornier). Un servicio, este último, siempre gratuito desde que empezaron a funcionar.

Pero una cláusula del pliego de prescripciones técnicas permite, no obstante, que en el "supuesto de pagos por otros medios electrónicos, por ejemplo telefonía móvil, si la operación conllevara costes adicionales, estos serán por cuenta del usuario". El actual equipo de Gobierno local, dirigido por Manuela Carmena, señala que las 'app' están intentando que se aplique esta cláusula desde el año 2014, pero no hay que olvidar que el contrato solo lo permite "si la operación conlleva costes adicionales". El pliego establece también un plan económico de los costes del servicio, una partida de 200.000 euros que ya paga el ayuntamiento.

La concejala de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés. (EFE)
La concejala de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés. (EFE)

Pero las 'app' hace tiempo que justifican que esa partida ha resultado insuficiente. Según fuentes del sector, las tres 'app' ya suman casi un millón de usuarios, un mercado que crece y que "tiene unos costes de inversión tecnológica muy importantes". Los datos revelan que si la comisión (hasta un máximo del 12%) se hubiera aplicado por ejemplo en 2017, las 'app' hubieran ingresado 3,3 millones de euros por un servicio que ahora es gratuito. Es posible, no obstante, que cuando se permita aplicar las comisiones se produzca un periodo de menos uso como protesta, pero cuando la situación se normalice la utilización de las 'app' continuará con su ritmo de crecimiento. "Sin olvidar que las 'app' se van a revalorizar al poder cobrar por el servicio", explican las mismas fuentes.

El ayuntamiento, de momento, ha dejado en suspenso la entrada en vigor de las comisiones a pesar de que las 'app' habían anunciado a sus clientes que empezarían a cobrarlas el 26 de febrero. El Área de Medio Ambiente y Movilidad ha anunciado que debe antes aprobar una instrucción que regule los requisitos de funcionamiento de estas plataformas, ya que se va a liberalizar el mercado. Es decir, el servicio ya no estará restringido solo a las 'app' que dependen de las concesionarias de los parquímetros. "Esa instrucción ya está lista", aseguran las mismas fuentes.

El PSOE ha movido ficha e incluyó en el último pleno una moción de urgencia para exigir que los usuarios de los parquímetros solo paguen las tarifas fijadas en la ordenanza fiscal, independientemente del modo de pago que utilicen. Los socialistas creen que estas comisiones no deben estar reguladas por una simple instrucción, sino por una modificación de la ordenanza. "Y si fuera así, no estamos de acuerdo en cambiar la ordenanza para incluir estas comisiones de pago. ¿Qué ha cambiado para que ahora las 'app' quieran cobrar? La liberalización del mercado no implica un incremento del coste para los usuarios, que ya pagan unas precios fijados por el ayuntamiento", señala el edil socialista Chema Dávila. El PP, que incluyó cuando gobernaba la cláusula de la comisión en los pliegos del contrato, ha votado ahora a favor de la moción socialista, que no es vinculante.

El ayuntamiento tacha el asunto de "bomba de relojería" heredada del PP y reconoce que es conveniente regular el sistema de cobro de las 'app', sobre todo desde que una plataforma sueca, Easy Park, interpusiera en abril de 2016 una denuncia contra el propio consistorio "por presuntas prácticas restrictivas de la competencia". La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) reenvío la denuncia al departamento de competencia de la Comunidad de Madrid (la Dirección General de Economía y Política Financiera de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda), que incoó expediente sancionador contra el Gobierno local el 6 de febrero de 2017.

La anterior alcaldesa de Madrid, Ana Botella, cuando presentó los nuevos parquímetros de Madrid.
La anterior alcaldesa de Madrid, Ana Botella, cuando presentó los nuevos parquímetros de Madrid.

El 23 de junio de 2017, la comunidad cerró la fase de instrucción y emitió una propuesta de resolución que iba a acabar en sanción, resolviendo que el ayuntamiento debía facilitar la libre concurrencia de todas aquellas 'app' interesadas en operar en la ciudad de Madrid y distintas a las tres vinculadas a las adjudicatarias de los parquímetros. Pero el ayuntamiento solicitó entonces lo que se llama una "terminación convencional", una especie de suspensión de la propuesta de la comunidad porque según comunicó estaba llegando a un acuerdo con las partes para resolver el conflicto, la famosa instrucción que va a liberalizar el mercado.

El Gobierno regional está estudiando ahora la propuesta del ayuntamiento y escuchando las alegaciones de las partes antes de remitir su informe a la CNMC, que es el organismo que finalmente dictaminará sobre la cuestión planteada por Easy Park. Lo que sí ha hecho ya la CMNC es rechazar las pretensiones de esta última 'app', que había solicitado como medidas cautelares acceder a las bases de datos creadas por las adjudicatarias, ya que esto hubiera supuesto darle información tributaria relativa a la recaudación de ingresos cuando la CMNC aún no ha dictaminado una resolución sobre la denuncia inicial de Easy Park.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios