Tráfico: ¿Tiene usted helicóptero? Ocho helipuertos privados en la capital y 7 no se pueden usar. Noticias de Madrid
hay 93 helipuertos de uso restringido en la región

¿Tiene usted helicóptero? Ocho helipuertos privados en la capital y 7 no se pueden usar

Solo el de Torre Picasso está operativo. La zona de influencia de Barajas impide los vuelos privados. Estos sí pueden hacderlo, por ejemplo, sobre la Casa de Campo

Foto: Torre Picasso de Madrid, que cuenta con un helipuerto. (Foto: Reuters)
Torre Picasso de Madrid, que cuenta con un helipuerto. (Foto: Reuters)

Si es usted un magnate y quiere llegar a la capital española en su flamante helicóptero, lo tiene extremadamente difícil. Dentro de la M-30, la almendra central de la ciudad, solo hay ocho helipuertos privados. Y de ellos solo uno está operativo, el de Torre Picasso, aunque no registró ningún vuelo en 2016 (los últimos datos oficiales a la espera de cerrar 2017). La Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) y Enaire (entidad pública empresarial dependiente de Fomento que gestiona el espacio aéreo español) han establecido importantes restricciones de vuelos privados debido a la proximidad del aeropuerto madrileño Adolfo Suárez (Barajas) y su zona de influencia con la capital y otros importantes núcleos urbanos.

Así, por ejemplo, si tiene un helicóptero privado o contrata un vuelo turístico, puede sobrevolar la Casa de Campo pero no la plaza de España. Todo depende del CTR (Control Traffic Region) de Madrid, un área de control que protege las entradas y salidas de los cuatro aeropuertos y bases aéreas militares que están actualmente operativos en la Comunidad de Madrid: las bases áreas de Getafe y Torrejón de Ardoz y los aeropuertos de Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Cuatro Vientos. Cuatro zonas de protección que incluyen unos 2.900 kilómetros cuadrados, según cálculos de Enaire.

Dentro de la M-30 los helipuertos privados son el que tiene el Banco de España (actualmente en desuso); el de Torrespaña, junto al famoso Pirulí; el de la torre BBVA; el de la torre Mutua Madrileña; el de Torre Picasso; los dos que hay en las torres KIO, y el de la torre de Caja Madrid. De todos ellos, el único que actualmente se puede utilizar por tener todas las certificaciones en regla es el de Torre Picasso, "aunque no registró ninguna operación de vuelo privada en 2016", según los últimos datos oficiales que maneja la Dirección General de Transportes, que ejerce las competencias de autorización e inspección de todos los aeródromos civiles y de uso restringido ubicados en la región, ya sean de titularidad pública o no. Obviamente, sobre los militares la comunidad no tiene competencias.

Eso en cuanto a las instalaciones en sí. Las autorizaciones de vuelo son competencia de AESA. "No se autorizan vuelos privados sobre la ciudad de Madrid porque está dentro del CTR de Barajas. Obviamente, pueden sobrevolar la capital helicópteros de la Policía y de los servicios de emergencia y sanitarios", explica un portavoz de AESA, que señala que en los vuelos privados hay no obstante algunas excepciones si cuentan con la autorización pertinente. ¿Ejemplos? La toma de imágenes de la Vuelta Ciclista, de manifestaciones, o imágenes aéreas de alguna cadena televisiva por algún otro acontecimiento especial.

El CTR de Barajas, que comparte zona de protección con las bases áreas de Getafe y Torrejón y el aeropuerto de Barajas.
El CTR de Barajas, que comparte zona de protección con las bases áreas de Getafe y Torrejón y el aeropuerto de Barajas.

Mauricio Papaderone es italiano y director en España de la empresa Blue Sky Air, una de las pocas que ofrecen vuelos privados en helicóptero en la Comunidad de Madrid, respetando obviamente las limitaciones del CTR de Barajas. Este empresario destaca las restricciones que hay para sobrevolar la capital, cuando otras importantes ciudades europeas y de EEUU ofrecen esta posibilidad en su oferta turística. "En Italia y Alemania es mucho más sencillo, y se respetan las medidas de seguridad. En Madrid yo puedo hacer un vuelo sobre El Escorial o la sierra madrileña, e incluso en zonas de la Casa de Campo, pero no dentro de la M-30". Su empresa, con base en Cuatro Vientos, cobra 200 euros por pasajero en vuelos de media hora, su oferta más económica.

La Comunidad de Madrid valoró incluso la posibilidad de intentar fomentar estos vuelos privados y turísticos sobre la ciudad, pero se descartó finalmente tras estudiar "los protocolos de seguridad". Como se puede ver en el mapa, el CTR de Barajas (punteado en azul) incluye las zonas de influencia de las bases de Torrejón y Getafe y el aeródromo de Cuatro Vientos. Por la zona inferior llega casi hasta Illescas (Toledo), sube por el este hacia Arganda del Rey, bordeando Alcalá de Henares, Torrejón y Daganzo, llegando hasta el río Jarama y Soto de Viñuelas. Hacia el sur se extiende hacia Parla y Griñón. "Convive por cercanía con otro CTR, el de Colmenar Viejo, un área específica de control que protege las operaciones de la base militar de esa zona", explican desde Enaire.

Helipuerto de la torre Picasso, a 685 metros de altitud.
Helipuerto de la torre Picasso, a 685 metros de altitud.

La Consejería de Transportes explica que inspecciona y controla dos tipos de helipuertos: de uso público y de uso restringido, pudiendo ser ambas instalaciones de titularidad pública o privada. La distinción se hace por el tipo de operación que soportan. Los primeros, los de uso público, son aquellos en los que se pueden realizar operaciones de transporte comercial, de pasajeros, mercancías y correo. Por ejemplo, los privados que están dentro de la M-30. El resto se consideran de uso restringido (sujetos a autorizaciones y limitaciones de horario). De estos últimos hay 93 en toda la región: 18 son instalaciones con un uso regular y permanente y 75 son helisuperficies para uso esporádico diseñadas para atender emergencias sanitarias.

De los 18 helipuertos de uso permanente, ocho son públicos y están ubicados en los hospitales (como en el 12 de Octubre o en la Fundación Alcorcón); ocho también públicos, destinados a la lucha contra incendios; uno está en la sede central de la DGT, y otro es privado y se utiliza para emergencias, el de Torre Picasso. "Todos estos están operativos, pero existen otra serie de instalaciones que por no cumplir con los requisitos normativos en vigor o por deseo de su titular se han dado de baja", señalan desde la consejería. Entre ellos, todos los del interior de la M-30, menos el de Torre Picasso. Transportes contabilizó en 2016 (los últimos datos oficiales) 3.700 vuelos de helicópteros de uso restringido en la región: 2.894 en la lucha contra incendios y 866 por necesidades sanitarias. El de Torre Picasso no registró ninguna operación.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios