Animales: Polémica en el Xanadú por un acuario de 14 millones con tiburones, tortugas y pingüinos. Noticias de Madrid
campaña de los ecologistas EN CONTRA

Polémica en el Xanadú por un acuario de 14 millones con tiburones, tortugas y pingüinos

El centro comercial madrileño será el primero de España en tener una gran atracción donde los usuarios podrán interactuar con los animales. Vecinos y ecologistas han iniciado protestas

Foto: Protestas en el Xanadú contra el acuario.
Protestas en el Xanadú contra el acuario.

El Xanadú se va a convertir este verano en el primer centro comercial de España en albergar un acuario con tiburones, tortugas y pingüinos. Intu Properties y TH Real Estate, los dos dueños del complejo, situado en el municipio madrileño de Arroyomolinos y famoso por tener una pista de nieve artificial, han comenzado ya las obras para levantar un gran acuario donde habrá tortugas marinas, un pingüinario con nieve artificial y un tanque central de tiburones de 1.200 metros cúbicos de agua, además de diversas especies tropicales, peces venenosos y medusas.

La nueva atracción del centro comercial será gestionada por Parques Reunidos, que ya dirige por ejemplo el zoo de la Casa de Campo y el parque temático Faunia, es decir, con mucha experiencia en este tipo de instalaciones. El objetivo es que esté abierto este verano, señala un portavoz de Parques Reunidos. Lo que se mantiene en secreto es la inversión del proyecto, ya que ni los dueños del complejo ni la dirección del Xanadú han querido cuantificar el coste del mismo, aunque algunas fuentes del sector lo cifran en 14 millones de euros. El proyecto sí ha levantado en cambio las quejas de vecinos y algunas organizaciones en defensa de los animales, como Pacma, que ya han iniciado protestas periódicas en el centro comercial y una campaña de recogida de firmas en Change.org, que ya lleva 13.000 adhesiones.

Jaime Fernández, de Pacma Madrid, señala que "el proyecto tiene todos los permisos del ayuntamiento, por lo que va a resultar muy complicado parar las obras". María Fernández es una de las promotoras de las protestas. "¿Realmente es necesario tener animales encerrados para diversión del ser humano?, ¿los tiburones y demás animales acuáticos sirven de decoración o entretenimiento? La respuesta es no. Los animales no son diversión nuestra, no nos podemos lucrar con su sufrimiento. La vida de los animales en estos acuarios es precaria y dista mucho de la que pudieran tener en libertad en océanos o mares", señala esta ecologista, que define el proyecto como "una cárcel acuática". Ya se han convocado cuatro jornadas de protestas.

El acuario se está construyendo junto a la puerta 4, en el espacio que antes estaba reservado para una zona de 'karting'. Desde Parques Reunidos no entienden la polémica. "Se cumple la normativa y la instalación va a estar gestionada por profesionales", señala un portavoz. "La idea de estos espacios en centros comerciales tiene que ver, en el caso de Parques Reunidos, con la estrategia de depender menos de las condiciones climatológicas, algo a lo que están expuestos otros activos, como los parques de atracciones". El acuario, obviamente, tendrá unas tarifas y también contará con un restaurante.

"El lucro a partir del sufrimiento de los animales como meros objetos de entretenimiento está garantizado. No queremos que las nuevas generaciones crezcan con la idea de que nuestro disfrute vale la pena incluso por encima de las vidas de los animales. Queremos un Xanadú respetuoso con la fauna y el medio ambiente", señala María Fernández, que propone alternativas como un acuario virtual o que el proyecto se sustituya por un centro educativo para la sensibilización a favor del medio ambiente.

Parques Reunidos ya presentó este proyecto en julio de 2016, cuando el Xanadú tenía otro dueño, la Ivanhoé Cambridge. Los nuevos propietarios, Intu y TH, han mantenido la inversión. "Atlantis Aquarium tendrá una superficie de 5.000 metros cuadrados. Será el primer acuario interactivo en Madrid y el primero en España ubicado dentro de un centro comercial. Su característica más interesante es que combinará el formato de acuario tradicional con actividades educativas interactivas a través de tecnología de última generación. La visita se iniciará por una gruta de acceso al nivel inferior a través de una cascada hasta llegar a la zona de Amazonía de agua dulce, continuando por los ecosistemas de playa, manglar, aguas marinas poco profundas, corales tropicales y aguas marinas profundas".

Una de las jornadas de protesta contra el acuario en una de las puertas del Xanadú.
Una de las jornadas de protesta contra el acuario en una de las puertas del Xanadú.

El proyecto también incluye "un aula educativa, zonas de 'toca y explora' con acuarios de rayas e invertebrados y una zona interactiva con cámaras de visión subacuática, además de experiencias de buceo en el tanque principal y una visita educativa por las zonas técnicas del tanque central. El acuario dispondrá de un restaurante de 250 metros cuadrados con una gran terraza, decorado con murales de especies marinas, que estará abierto también para los visitantes del centro comercial".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios