EL PLENO VOTA EL NUEVO PEF

La exigencia de Montoro lleva a Carmena a afrontar la mayor crisis de su Gobierno

Las discrepancias internas en torno a la aprobación definitiva del PEF reformulado para cumplir con el requerimiento de Hacienda puede estallar las costuras de Ahora Madrid

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. (EFE)

Ahora Madrid atraviesa su momento más complicado desde que llegó al Palacio de Cibeles. Este lunes el pleno municipal aprueba en una sesión extraordinaria del plan económico-financiero (PEF) reformulado (y llamado a ser el definitivo) para cumplir con el requerimiento del Ministerio de Hacienda que provocó hace algo más de un mes la tutela semanal —una especie de intervención de las cuentas del Ayuntamiento madrileño— por parte de Cristóbal Montoro. Y podría hacerlo con los votos en contra de algunos de los miembros de Ahora Madrid.

La junta de gobierno con Manuela Carmena a la cabeza aprobó el viernes un nuevo texto tras intensas llamadas y negociaciones internas. Había concejales del ejecutivo local; entre ellos el delegado de Economía, Carlos Sánchez Mato; que estaban en contra de ceder ante la exigencia del Ministerio, al considerarla injusta y discrepar por completo de la interpretación que el Gobierno central hace de la Ley de Estabilidad Presupuestaria (conocida como ‘ley Montoro’).

Había concejales del ejecutivo local; entre ellos Sánchez Mato; que estaban en contra de ceder ante la exigencia del Ministerio

En realidad, el equipo de Gobierno al completo como también la propia alcaldesa y el Partido Socialista de Madrid, han insistido en las últimas semanas en su profundo malestar y desacuerdo con el requerimiento de Montoro, pero la regidora terminó por asegurar que el consistorio cumpliría la ley por una cuestión de responsabilidad. Para ello tomó las riendas personalmente apoyándose en su núcleo duro más cercano, capitaneado por la concejal Marta Higueras, y crearon una mesa de trabajo transversal que diera cumplimiento a la exigencia y acordara el tijeretazo de más de 300 millones de euros que han terminado afectando a más de 2.000 partidas presupuestarias.

Según pudo saber este diario, en la noche del jueves continuaban las conversaciones entre miembros del equipo de Gobierno que no estaban convencidos de dar su visto bueno al PEF final. Pero el viernes resultaba aprobado con la firma del propio delegado de Economía. Aún así, la aprobación definitiva antes de enviar el texto a Hacienda en un intento por que cese la tutela semanal y Montoro ‘abandono’ el consistorio, llegará en el pleno extraordinario de este lunes. Saldrá adelante porque ningún grupo de la oposición votará en contra. La cuestión es si se divide el voto en Ahora Madrid una vez más, siendo esta la cuestión más fundamental para la regidora por la importancia que tiene para la ciudad. Según publica eldiario.es los concejales de IU, Sánchez Mato, Mauricio Valiente y Yolanda Rodríguez, se plantean votar en contra a la espera de que este domingo la coordinadora del partido en Madrid ratificará la decisión que deberían defender los ediles.

El delegado de Economía del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato (EFE)
El delegado de Economía del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato (EFE)

Fuentes municipales consultadas por este diario reconocen que la situación es “muy tensa” en estos momentos en el Gobierno municipal, que contiene la respiración a la espera de lo que ocurra en el pleno. Si finalmente los concejales deciden votar en contra, la regidora podría optar por su cese. Cosa distinta es aquellos ediles que no ostentan una cartera de gobierno, cercanos a la facción de Ganemos, que no estuvieron en la junta de gobierno del viernes, según el citado diario, y que con toda seguridad también votarán en contra como han hecho en otras ocasiones: Rommy Arce, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán.

El Gobierno municipal da por hecho que el nuevo PEF contará con el visto bueno de Hacienda por la “labor previa” de negociación técnica que se ha ido produciendo en estas semanas. El texto contiene además una reducción del presupuesto municipal para el próximo ejercicio, otra de las exigencias de Montoro, y que debe comenzar a negociarse de inmediato con el PSOE de Puri Causapié. En total, Hacienda ha pedido retirar 365 millones de euros del presupuesto de 2017 por lo que estarían pendientes 58,1 millones mientras que también ha requerido medidas de ahorro por valor de 243 millones en las cuentas de 2018.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios