la almendra, al 90% de ocupación y la comunidad se dispara

Madrid bate este puente el récord de turistas por las compras de Navidad... y el procés

Las calles de Madrid se llenan estos días. El pistoletazo de salida de la campaña navideña tiene mucha culpa, aunque también la crisis catalana. Muchos turistas optan por la capital

Foto: Miles de personas pasean por la calle Preciados de Madrid. (EFE)
Miles de personas pasean por la calle Preciados de Madrid. (EFE)

Hay consenso en el sector turístico: este es sin duda "el puente del año" para Madrid. Desde el día 6 la capital está a rebosar de gente y las expectativas de crecimiento en la última parte del fin de semana son totales en todos los ámbitos. Empezando por el hotelero, cuyos datos en esta ocasión baten todos los récords incluido el del año pasado, cuando la ocupación en el centro de la ciudad superó el 70%. La Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) asegura que las reservas en estos días alcanzan el 75% en la ciudad y podrían rozar al término del fin de semana el 90% en el caso de la almendra central. Y no solo eso. En el resto de la Comunidad, la ocupación está cifrada en el 60%, lo que supone un incremento del 20% con respecto a 2016.

El 'boom' de visitas podría explicarse a través de varias claves. Primero, el puente de la Constitución es tradicionalmente bueno para Madrid porque la mayor parte de los desplazamientos son nacionales y el primer mercado receptor de la capital es el turista interno que viene de otras comunidades. En segundo lugar, esta semana está considerada el pistoletazo de salida de la Navidad en su doble vertiente: por un lado, el encendido de luces y la decoración de la ciudad; y, por el otro, las compras de los regalos navideños. Si el turismo de compras es uno de los principales reclamos durante todo el año, en estos tiempos se intensifican. "Los turistas encuentran una oferta muy amplia. Tienen más posibilidades que en ningún otro sitio. La situación económica ha mejorado y diciembre es el mes de compras por excelencia", explica Gabriel García, presidente de AEHM.

Por otro lado, y una vez más, la mayor parte del sector turístico madrileño señala la crisis catalana como otro de los motivos por los que Madrid se ha disparado el puente. "Turistas de comunidades cercanas como Aragón especialmente o de la Comunidad Valenciana que podían viajar a Barcelona, se han decantado finalmente por Madrid", señala el presidente de la Asociación Hotelera. En la misma línea se sitúa Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial, quien afirma que la situación en Cataluña influirá este puente en favor de la capital. "En estos momentos Madrid es una ciudad menos convulsa, más amable. Los titulares de los problemas que hay cada día en Barcelona y la situación política que existe, le hace daño", explica.

Un gran número de visitantes recorre el mercado de Navidad de la Plaza Mayor de Madrid en este puente.
Un gran número de visitantes recorre el mercado de Navidad de la Plaza Mayor de Madrid en este puente.

Dentro de los distintos factores, las compras navideñas quedan señaladas de nuevo como la gran llamada para los visitantes. En esto, la liberalización de horarios comerciales existente en la Comunidad es una ventaja sobre muchas otras regiones para los turistas. "Todos los días las tiendas, los comercios, los bares, todo está abierto", insiste Alfaro. Sobre este punto, la directora general de Turismo de la CAM, Marta Blanco, se pronuncia: "Es clave para los visitantes que tenemos. Cuando una persona está de viaje lo último en lo que piensa es en el día que es. Si quiere hacer compras las quiere hacer cuando esté en la calle, independientemente de días y horarios. Eso es importante y muchas comunidades han retrocedido en este sentido", señala a este diario.

La euforia solo amaina en el lado de los comerciantes, sobre todo hasta que las buenas expectativas se conviertan en ventas reales. El presidente de la Confederacion del Comercio Especializado de Madrid (COCEM), Luis Pacheco, reconoce que el escenario es optimista, "este es un puente muy bueno, siempre actúa como inicio de la campaña de Navidad, lo que supone que la gente compra regalos y juguetes". El problema vendrá, según reconoce, si los recientes fenómenos de consumo —Black Friday, Cyber Monday— tienen efectos colaterales. "Optamos por la prudencia y el realismo hasta que tengamos cifras exactas".

Desde COCEM explican que los comerciantes han abrazado todas estas oportunidades para adaptarse a los tiempos y a las preferencias de los consumidores, pero al mismo tiempo reconocen que la cercanía de estos fenómenos pueden originar la desviación de las compras de un periodo a otro, en perjuicio del puente de la Constitución. "Los días que tradicionalmente hemos conocido como periodos grandes de rebajas y que todos teníamos señalados en el calendario (las ofertas de julio, enero o este mismo puente) han quedado difuminados ante la aparición de nuevos momentos y formas de compras", dice Pacheco. Tampoco ha ayudado demasiado la cuestión climatológica, sobre todo para el comercio textil. Este primer trimestre de frío ha sido en realidad un otoño muy caluroso y no ha despertado la fiebre compradora del invierno. Al menos hasta ahora. Por eso, la COCEM aspira a tener resultados más redondos al final de la campaña (diciembre o incluso enero, después de Reyes) para lanzar datos definitivos.


No solo la ciudad: la Comunidad se dispara

Los datos de Madrid ciudad son buenos, pero los de la región superan con creces los de anteriores años. Los hoteleros cifran en un 20% más las reservas para estos días con respecto al año anterior, hasta superar un 60% de ocupación. La directora general de Turismo de la Comunidad reconoce que su área está trabajando en una serie de productos turísticos que están funcionando bien. Marta Blanco razona el importante incremento de ocupación en toda la región con las últimas apuestas de la Comunidad, y es que más allá de los iconos culturales que se conocen en la ciudad, la Comunidad tiene tres recursos que son Patrimonio de la Humanidad y que cada vez más los turistas reclaman: Alcalá de Henares, Aranjuez y San Lorenzo de El Escorial.

Vistas desde el Palacio El Enebral, El Escorial, Madrid. (Engel)
Vistas desde el Palacio El Enebral, El Escorial, Madrid. (Engel)

"Estamos trabajando mucho en estos 'productos culturales' y utilizamos este recurso turístico (que sean Patrimonio) para promocionarlos como "un todo" en España y en el exterior. Y la verdad es que funciona muy bien". Además, otro de los grandes reclamos turísticos que se empieza a hacer hueco en la Comunidad son las "villas de Madrid", once municipios que tienen una especial riqueza cultural, gastronómica e histórica y en las que el ejecutivo regional se está volcando con un sistema de colaboración público-privada que involucra a los propios municipios y a empresas privadas para comercializar esos recursos turísticos. En concreto, estas villas son Buitrago del Lozoya, Chinchón, Colmenar de Oreja, Navalcarnero, Nuevo Baztán y Rascafría, Manzanares El Real, Patones, San Martín de Valdeiglesias, Torrelaguna y Villarejo de Salvanés.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios