en juego un proyecto de 2.000 millones

Ciudadanos planta al PP y tumba el mayor pelotazo urbanístico del norte de Madrid

Alcobendas vota hoy si lleva al pleno el plan parcial de Los Carrilles, 8.600 nuevos pisos. El PP, que gobierna en minoría, dice que tiene un pacto firmado con Cs. Este dice que se ha incumplido

Foto: Terrenos de Los Carriles, en Alcobendas.
Terrenos de Los Carriles, en Alcobendas.

Ciudadanos ha decidido bloquear a última hora una de las operaciones urbanísticas más importantes que quedan por desarrollar en la Comunidad de Madrid, concretamente en el municipio de Alcobendas (114.000 vecinos). El PP, que gobierna en minoría, presenta este viernes en la comisión de Urbanismo un nuevo intento de aprobar el plan parcial de Los Carriles, un nuevo barrio donde está previsto construir 8.600 viviendas. Los populares, con 12 ediles, que llevan años intentando sacar adelante el proyecto, no cuentan con el respaldo de la mayoría de la oposición —PSOE, IU, UPYD y Sí se Puede—, que suma otros 12 concejales.

La balanza está en manos de Ciudadanos (tres ediles). Su grupo municipal, que apoyó la investidura del alcalde, Ignacio García de Vinuesa, firmó a finales de octubre un acuerdo de 19 puntos con el PP para intentar desbloquear el proyecto. Ese pacto, en principio, daba luz verde a Los Carriles. Así lo creían los populares, que aseguran que fue Ciudadanos quien pidió plasmar un texto tras semanas de negociaciones. Pero Ciudadanos ha decidido votar que no en la comisión de este viernes y en el pleno del próximo martes. "Nos han engañado y el PP no cumple", explica su portavoz, Horacio Rico. Este nuevo bloqueo pone en el limbo un desarrollo de 2.172.909 metros cuadrados (el 5% de la superficie de Alcobendas) y un negocio de unos 2.000 millones de euros.

Entre los propietarios de los terrenos están el propio ayuntamiento, el Arzobispado de Madrid y varios terratenientes del municipio, como la familia Serrano Alberca o la sociedad San José del Taller de Nazaret, propietaria de 320.691 metros cuadrados, que la convierten en el mayor propietario individual de suelo en este cotizado desarrollo.

En Los Carriles hay mucho dinero y muchos intereses enterrados desde hace 14 años, esperando que los distintos partidos políticos se pongan de acuerdo. La idea inicial de este desarrollo surgió bajo el Gobierno del socialista José Caballero, que en 2003, respaldado por IU, arrancó la primera versión del proyecto, que incluía 14.000 viviendas, el 50% de ellas protegidas. Sin embargo, la tramitación de este proyecto nunca recibió las bendiciones del Gobierno regional, entonces presidido por Esperanza Aguirre.

El pleno municipal de Alcobendas.
El pleno municipal de Alcobendas.

Cuatro años después, el PP se hizo con la alcaldía e inició un nuevo plan, pero con un 40% menos de hogares (8.600 en total). En paralelo, los dueños de los terrenos se organizaron como Asociación Administrativa de Cooperación Los Carriles, fórmula que confiere al ayuntamiento el poder de introducir mejoras en el proyecto, y que actualmente agrupa a 87 propietarios que suman el 56,5% de la superficie. El consistorio posee unos 249.000 metros cuadrados, el Arzobispado de Madrid, otros 40.000 metros cuadrados, y la familia Serrano Alberca aglutina más de 134.000 metros cuadrados.

Pero a pesar de que el PP contó con mayoría absoluta en Alcobendas y en la comunidad durante muchos años, el proyecto nunca se terminó de concretar. Días antes de los comicios de mayo de 2015, la Junta de Gobierno Local aprobó el plan parcial de Los Carriles con el objetivo de desarrollarlo en esta legislatura. Pero los populares perdieron su hegemonía en las elecciones y el ayuntamiento se abrió a nuevos partidos, como Ciudadanos y candidaturas de unidad popular. Parecía así más difícil el acuerdo. Pero en septiembre de 2016 el PP encontró un aliado inesperado, el único edil de Izquierda Unida.

El pleno de ese mes se convocó para aprobar el plan parcial, que incrementó las viviendas protegidas hasta las 3.870. Pero la dirección madrileña de IU no apoyó a su concejal y este tuvo que dar marcha atrás. Ciudadanos calificaba entonces el proyecto de "animalada urbanística". "No somos partidarios. No hay demanda de 9.000 casas. No queremos alicatar Alcobendas hasta el techo. Solo la urbanización del barrio cuesta 200 millones de euros, de los que el ayuntamiento debe asumir el 15%", señalaba Horacio Rico. Ante el bloqueo el PP decidió crear un grupo de trabajo para intentar alcanzar acuerdos, poniendo especial énfasis en Ciudadanos, su socio de investidura.

Hubo también problemas con el arquitecto elegido por los propietarios para desarrollar el barrio, el polémico Leopoldo Arnaiz, con un importante pasado judicial. La oposición no lo quería y así se lo hizo llegar al Gobierno municipal. Las negociaciones se atascaron en esta legislatura y el PP, harto de esperar, decidió llevar de nuevo la aprobación del plan parcial al pleno del mes pasado para que cada grupo municipal se retratara. El último intento. Si no había acuerdo, el barrio de Los Carriles volvería al cajón. "Pero Ciudadanos vino a vernos y dijo que estaba dispuesto a negociar y ultimar un pacto", explican fuentes del PP. Por eso se retiró del pleno el punto sobre Los Carriles, a la espera de alcanzar un pacto real.

El pacto entre Ciudadanos y PP finalmente se firmó. Entre los 19 puntos estaban algunas de las exigencias de la formación naranja, como que la vivienda protegida se destine sobre todo al alquiler o que el ayuntamiento salga de la asociación de propietarios privados. También que el proyecto se divida en siete sectores, que permita un desarrollo de manera ordenada, poco a poco, para que la siguiente fase no se empiece a urbanizar hasta que la anterior no esté desarrollada. El acuerdo incluía además que los propietarios se asocien en una sociedad mixta con el Gobierno local para que las contrataciones necesarias para sacar adelante Los Carriles se lleven a cabo con "total transparencia" y bajo la ley de contratos.

El PP asegura que ha empezado a cumplir el acuerdo (el ayuntamiento ya se ha salido de la asociación de propietarios) y que este era un compromiso real. Pero Ciudadanos no lo ve así, afirma que el acuerdo era mucho más amplio e incluía revisar acuerdos anteriores que no se han cumplido, como el de investidura, y acusa al PP de engañarlos. "El asunto ha llegado a la Asamblea de Madrid esta semana, y allí el director general de Urbanismo de la Comunidad de Madrid ha explicado que el plan parcial no cumple con la legalidad, ya que han desaparecido miles de metros cuadrados de redes supramunicipales. Hay que cambiar por tanto el plan parcial. No tiene sentido aprobarlo ni que lo lleven a la comisión ni al pleno", sentencia Rico.

El estudio de movilidad revela que el nuevo barrio sumará al municipio 156.932 viajes diarios, de los que más de 95.000 serían de vehículos privados

Los Carriles seguirá por tanto en el dique seco. Sí se Puede y grupos ecologistas aseguran además que el desarrollo va a dañar el ecosistema de Valdelatas, donde hay un gran encinar y una importante población de jabalíes. El proyecto incluye 800 chalés de lujo junto al parque regional, un espacio protegido. Sin olvidar que el estudio de movilidad del plan revela que el nuevo barrio sumará al municipio 156.932 viajes diarios, de los que más de 95.000 serían de vehículos privados. Lo que colapsaría aún más una zona (la de la salida norte de Madrid por la A-1) con grandes problemas de tráfico.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios