nueva batalla entre cifuentes y carmena

Kafka y la contaminación: un conductor puede salir de Getafe y no entrar en Madrid

Cifuentes recomienda asociar las restricciones de tráfico más drásticas —escenario 3— al tipo de vehículo y no al sistema de la circulación alterna, en función de las matrículas pares o impares

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), conversa con la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes (i), al inicio de la entrega de las Medallas de Oro de la Ciudad. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), conversa con la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes (i), al inicio de la entrega de las Medallas de Oro de la Ciudad. (EFE)

Las medidas a adoptar durante los episodios de mayor polución, como el que estos días mantiene en alerta a la región, serán distintas en la capital y en el resto de grandes ciudades de la Comunidad de Madrid. La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha sacado adelante un protocolo contra la contaminación que deberá cumplirse en los 14 municipios de más de 75.000 habitantes, con medidas más laxas que las que rigen en la capital desde hace dos años. Las restricciones más drásticas al tráfico —escenario 3— se recomiendan asociar al tipo de vehículo, según sea más o menos contaminante, y no al sistema de la circulación alterna, en función de las matrículas pares o impares.

El escenario uno, por otra parte, se centrará en una simple recomendación, sin limitación de velocidad obligatoria para los conductores. De activarse el siguiente escenario, los vehículos podrán circular en la M-40, M-45 y vías de acceso de alta capacidad de tráfico situadas en el interior de la M-45 a un máximo de 90 km/h, superando así en 20 km la velocidad máxima marcada en el protocolo del Ayuntamiento de Madrid ya en los niveles anteriores.

Kafka y la contaminación: un conductor puede salir de Getafe y no entrar en Madrid

El cruce de acusaciones entre ambas administraciones no se ha hecho esperar, abriendo un nuevo frente de batalla entre Manuela Carmena y Cristina Cifuentes. El Gobierno de Ahora Madrid, junto al grupo socialista, criticaba a la presidenta regional por descafeinar el protocolo, además de "conducir a la confusión, al enfrentamiento institucional y a un caos y a una improvisación que pueden empeorar, y mucho, la situación actual", como le reprochó el portavoz del PSOE en la comisión de Medio Ambiente, José María Dávila, este miércoles. Cifuentes, por su parte, centró sus críticas en la "improvisación que se vive en Madrid cada vez que hay un caso de alta contaminación" y reclamó una mayor coordinación.

Si el debate previo entre ambas administraciones ya alejaba las posibilidades de coordinación, cruciales por el tipo de los desplazamientos en coche dentro de la comunidad, las medidas incluidas en el protocolo aprobado por el Consejo de Gobierno regional dejan claro que las restricciones en las grandes ciudades no se armonizarán con las de la capital. Una situación que dibuja un caótico horizonte para los conductores que acceden a la capital desde otros grandes municipios colindantes, pues se daría la situación de que si sus vehículos cuentan con distintivo ambiental, podrían circular en episodios de escenario 3 pero no entrar en la capital dependiendo de su matrícula.

Aunque finalmente la Comunidad de Madrid ha fijado los niveles de preaviso en 180 microgramos, al igual que el ayuntamiento, en lugar de en los 200 que se habían establecido en los borradores, el Gobierno municipal ha expresado su decepción por las medidas incluidas, que "se centran en recomendaciones y la reducción de límites de velocidad de forma laxa". Otra de las trabas que ponen sobre la mesa tiene que ver con la prevención pues, según estas mismas fuentes, "en el escenario 1, por ejemplo, solo se informa y no se toma ninguna medida, desaprovechando una magnífica oportunidad de establecer una medida de reducción de velocidad en las vías de su competencia, perdiendo la ocasión de obtener dos beneficios importantes, la reducción de la contaminación y la sensibilización e información a la población que suponen".

Con todo, el ayuntamiento tiene en cuenta la posibilidad de introducir las restricciones del escenario 3 por distintivo ambiental en vez de por matrícula, y en este sentido ha pedido a la comunidad que solicite a la DGT, como está haciendo el ayuntamiento, su obligatoriedad. La Comunidad de Madrid ya está presente en la comisión de Calidad del Aire, mientras que el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) participa en el grupo operativo del protocolo municipal. En este sentido, han recordado que en la Asamblea de Madrid se aprobó la creación de un billete para el transporte público con tarifas reducidas durante los días de contaminación.

Respecto al fomento del transporte público, la presidenta autonómica ha reprochado a la alcaldesa su "falta de compromiso real" y "desidia" al no haber invertido "ni un euro" de los 161 millones prometidos en 2015 para aparcamientos disuasorios. De hecho, estas últimas obras serán las más perjudicadas por la intervención del Ministerio de Hacienda.

Más allá de las recomendaciones de evitar los desplazamientos en vehículo privado y usar el transporte público, la mayor parte de las ciudades españolas no tiene un plan para reducir los niveles de contaminación, que se superan de manera recurrente a lo largo del año, o no lo han puesto en marcha. Ecologistas en Acción daba la voz de alarma esta semana al advertir que 16 ciudades españolas habían superado las emisiones de partículas en suspensión de diámetro inferior a 10 micras (PM10), las más contaminantes, y solo Madrid y Valladolid han avisado a la población y tomado medidas de restricción de tráfico.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios