está investigado en el caso mutua open

Sánchez Mato, el concejal 'activista' que cerca a Carmena y deja Madrid intervenida

Ni siquiera la entrada en escena de la alcaldesa pudo frenar la decisión de Montoro, que controlará las cuentas de Madrid. El enfrentamiento llegó demasiado lejos y ha tocado techo

Foto: El concejal de Economía y Hacienda de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato, conversa con la alcaldesa, Manuela Carmena. (EFE)
El concejal de Economía y Hacienda de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato, conversa con la alcaldesa, Manuela Carmena. (EFE)

El Ministerio de Hacienda comunicó al Ayuntamiento de Madrid en la noche del lunes la tutela semanal que a partir de ahora llevará a cabo sobre sus cuentas, lo que supondrá controlar los ingresos y gastos cada siete días. Esta mayor fiscalización responde a que el consistorio "no ha reconducido su senda de gasto" y que Hacienda rechaza definitivamente el último Plan Económico y Financiero (PEF) elaborado por el equipo municipal. Sin duda, la guerra abierta entre Cristóbal Montoro y el delegado del área, Carlos Sánchez Mato, ha tocado techo. Y ni siquiera la intervención de la alcaldesa —que desde hace meses se encuentra muy al tanto de los contactos con el ministerio, y desde la pasada semana tomó las riendas por completo— ha podido frenar la decisión de Montoro. No hay precedentes: Madrid es el primer ayuntamiento 'intervenido' y, al mismo tiempo, la Administración que genera el mayor superávit de toda España.

¿Cómo se ha llegado hasta aquí? La pregunta se hizo recurrente desde el mediodía de ayer en madrileños y empleados del Palacio de Cibeles. Sin embargo, el entorno de la alcaldesa era consciente desde hace tiempo de que esto podría suceder. Ahora, el equipo técnico municipal estudia minuciosamente las medidas judiciales que podría emprender contra lo que consideran "un trato discriminatorio" con respecto a otros ayuntamientos. Fuentes del ayuntamiento señalan en ese sentido "un ataque político" por parte del ministro Montoro, al demostrar una "incomparable severidad" en Madrid.

Sánchez Mato, el concejal 'activista' que cerca a Carmena y deja Madrid intervenida

Pero en el equipo de Gobierno municipal, el que aparece señalado es el concejal delegado. Su postura "intransigente" y la persistente lucha directa con Montoro, también por una motivación política, han terminado pasando una factura muy alta. Como dicen en distintos grupos municipales, Sánchez Mato es "muchas veces un activista y no un político", mientras insisten en que ha puesto al Gobierno de Madrid en el punto de mira. La mala relación entre ayuntamiento y ministerio comenzó al poco de llegar Ahora Madrid al Palacio de Cibeles, momento en el que Sánchez Mato ya advirtió sobre su discrepancia con la forma y fondo de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, reconociendo incluso que incumpliría los objetivos exigidos por considerar injusta la paralización de inversiones en gasto social pese al superávit que tiene la ciudad.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

Ese es también el resumen de la posición que mantiene el grupo socialista de Puri Causapié, con la salvedad de que no considera una opción saltarse la legalidad. El PSOE-M ha denunciado persistentemente la finalidad de la llamada 'ley Montoro', insistiendo en la falta de sentido que tiene el recorte en gasto social mientras un consistorio tiene recursos de sobra, como es el caso de Madrid. Sin embargo, la propuesta de los socialistas siempre ha pasado por buscar "flexibilidades" que permitieran aumentar el gasto sin llegar a incumplir la ley. Una visión compartida por la alcaldesa y su entorno más cercano, que se ha apoyado en el grupo socialista durante los últimos meses.

El primer PEF relativo a 2015 y presentado por Sánchez Mato contenía un desvío del gasto de 17 millones que fue corregido, permitiendo sanear las cuentas ese ejercicio. El año 2016 planteó un problema mayor el pasado abril: el ayuntamiento se pasaba 234 millones del límite establecido por Hacienda, y en menos de una semana Montoro ya enviaba una carta al consistorio exigiendo una retención por el mismo importe. El equipo de gobierno, apoyado por los socialistas, insistió en evitar el recorte de inversiones aun llevando a cabo la retención, pero se encontró con la nueva negativa del ministerio. Montoro insistía en que esa interpretación no era posible y solicitaba un nuevo PEF.

No fue hasta el mes de octubre cuando llegó al pleno municipal la nueva versión del Plan Económico y Financiero por la negativa de Sánchez Mato de ceder ante Hacienda, y para disgusto del entorno de la alcaldesa y del PSOE-M, que requerían una solución cuanto antes. Según explican desde el ayuntamiento, el nuevo plan se elaboró de la mano de la intervención general municipal para evitar nuevos reproches por parte del ministerio. Pero volvió a ser denegado al endurecer Montoro la interpretación de la norma: no permitía al consistorio tomar como referencia el ejercicio previo para calcular el techo de gasto, como en teoría establece la normativa. Una decisión que desconcertó al equipo de gobierno. De hecho, tanto en Ahora Madrid como en el PSOE consideran que la decisión de Montoro de llevar a cabo una tutela directa y más restrictiva "ya estaba tomada".

Esa conclusión, explican, tiene sentido teniendo en cuenta que hacía solo unos días Carmena acudió junto a la interventora general a una cita directa en la sede del ministerio y, desde entonces, ella ha actuado como interlocutora directa solicitando "diálogo". Pero la respuesta de Montoro, según explican fuentes consistoriales, fue desde el primer momento inflexible. La Ley de Estabilidad no hace distinciones entre administraciones, como publicó este diario, sino que valora a todas por igual en cuanto a su obligación de cumplir con los objetivos fijados. En ese sentido, puede resultar discriminatorio que se haya permitido un incumplimiento de miles de millones de euros en las regiones y que Madrid sea castigada. Hacienda, por su parte, siempre ha optado por contemporizar si había cooperación en las administraciones. Algo que no habría encontrado en el consistorio madrileño durante este tiempo.

La cuestión es qué sucederá a partir de ahora en Madrid. Tras la resolución del ministerio, el consistorio tiene 15 días para presentar sus alegaciones. Cuando ese plazo transcurra, se pondrá en marcha la medida coercitiva tomada en Hacienda. Durante el mes de noviembre, el consistorio debería presentar un nuevo PEF cumpliendo con los requisitos establecidos en la ley, máxime teniendo en cuenta que en las próximas semanas deberían comenzar las negociaciones de los Presupuestos de 2018.

Sánchez Mato, el concejal 'activista' que cerca a Carmena y deja Madrid intervenida

Aun así, la situación de Sánchez Mato se complica. Mientras que Carmena ha tomado las riendas en este sentido apoyándose notablemente en el grupo socialista, PP y Ciudadanos incrementan la presión exigiendo su cese. Insisten en que esta "ha sido la gota que ha colmado el vaso" y miran directamente a otras polémicas protagonizadas por el delegado del área. La última y más importante en el contexto municipal fue su citación en calidad de investigado —igual que Celia Mayer— por un juzgado de instrucción a causa de la supuesta corrupción en el Open de Tenis. La decisión del juez llegó después de que El Confidencial informase sobre cómo la alcaldía habría tapado indicios de corrupción en el torneo después de que ambos concejales lo denunciasen ante la Fiscalía a sus espaldas. Aunque el equipo de gobierno cerró filas con sus compañeros, aquello abrió una brecha sin retorno en el Palacio de Cibeles, al quedar señalado el coordinador y mano derecha de Carmena, Luis Cueto.

Además, recientemente, los populares han criticado otras conductas del delegado de Hacienda, como el apoyo expresado a la presidenta de la Mesa del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, y al resto de miembros que acudieron a declarar la pasada semana al Tribunal Supremo en el marco de la querella por los delitos de rebelión, sedición y malversación. Sánchez Mato acudió a las puertas del tribunal en solidaridad con los dirigentes catalanes.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios