fue asesinada la tarde del miércoles en su casa

Buscan al exnovio de la asesinada en Tetuán: "Tiene antecedentes por violencia de género"

En lo que se refiere a que la muerta estuviera desnuda, en principio se barajó que hubiera sufrido una violación, pero una inspección del cadáver apunta a que mantuvo relaciones sexuales consentidas

Foto: Imagen de uno de los sanitarios que se trasladó hasta el lugar en el que fue asesinada la menor, en Tetuán
Imagen de uno de los sanitarios que se trasladó hasta el lugar en el que fue asesinada la menor, en Tetuán

En torno a las 21:15 horas de este miércoles, los padres de Lisvette, de 16 años, volvieron a su casa del distrito madrileño de Tetuán y se encontraron a su hija muerta en la cama. La pareja llamó de inmediato al 112 tras hallar el cadáver, que estaba desnudo y presentaba fuertes golpes en la cabeza, pero los sanitarios de la UVI ya solo pudieron certificar su muerte. A partir de ese momento, la investigación ha pasado a manos de la Policía Nacional, que centra ahora sus pesquisas en el exnovio de la joven.

"Tiene antecedentes por violencia de género y ya ha sido detenido alguna otra vez, por lo que se le está buscando", aseguran a El Confidencial fuentes cercanas al caso. A esto se suma que que el sospechoso tiene apagado su teléfono móvil desde que se produjo el crimen y que los agentes no han podido dar con él en los lugares que habitúa, dos hechos que hacen que esta primera hipótesis cobre fuerza conforme avanzan las horas. Aunque la Policía ha optado por no desvelar su nombre ni su edad por ahora, sí ha trascendido que se trataría de un dominicano, al igual que la víctima.

Los padres de Lisvette abandonaron la casa sobre las 18:00 horas del miércoles y volvieron a las 21:15, tiempo en el que su hija fue asesinada

En lo que se refiere a que la joven estuviera desnuda cuando se halló su cadáver, en principio se barajó que hubiera sufrido una violación antes de ser asesinada, pero una inspección del cadáver apunta a que mantuvo relaciones sexuales consentidas. Por otra parte, cabe señalar que las mismas fuentes explican a este diario que la entrada de la casa no estaba forzada, lo que encajaría con que la joven conocía a su asesino y reforzaría la línea de investigación ya mencionada. En estos momentos la Policía mantiene todas las hipótesis abiertas y en estos momentos indaga en el entorno más cercano de la joven.

Una hora para cometer el crimen

Los padres de Lisvette abandonaron la casa sobre las 18:00 horas del miércoles y volvieron a las 21:15, tiempo en el que su hija fue asesinada. De todos modos, la familia tiene alquilada una habitación a un hombre que llegó antes, sobre las 19:00 horas, y los investigadores creen que la joven fue asesinada en el momento que se encontraba sola en casa. Partiendo de este esquema, el responsable habría tenido 60 minutos para cometer el crimen.

Dicha hipótesis encajaría además con el testimonio de una vecina del barrio, quien aseguró este jueves a la agencia EFE que vio salir a "alguien" corriendo del bloque de viviendas en el que vívia Lisvette poco antes de que llegara la ambulancia.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios