festivo en madrid capital

Día de la Almudena: ¿por qué el 9 de noviembre es festivo en Madrid?

Cada año, durante este día, se celebra una ofrenda floral en la plaza de la Almudena y una tradicional misa en la Plaza Mayor de la capital

Foto: La Virgen de la Almudena, patrona de Madrid. (EFE)
La Virgen de la Almudena, patrona de Madrid. (EFE)

Cada año, cuando empieza el curso para los estudiantes y los trabajadores regresan de las vacaciones, todo el mundo mira con nostalgia el calendario, deseando que lleguen los primeros festivos. Muy poco después del 12 de octubre, fiesta nacional, llega el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, otra de esas jornadas en las que (casi) todo el mundo vuelve a tener el día libre. Pero los madrileños saben que una vez que termina el día que se le dedica a todos aquellos que no están con nosotros, tan solo unos días después vuelven a librar.

El 9 de noviembre, festivo local de Madrid —no de la comunidad autónoma—, es un buen día para aprovechar y visitar algunos de los tesoros de la capital y, entre ellos, la catedral de la Virgen de la Almudena, a la que se dedica este día. A solo unos pasos, bajo la catedral —pocos saben que el primer proyecto para levantarla fue planeado en estilo gótico—, se encuentra el descanso eterno de más de 1.500 almas. Todas ellas reposan en una imponente cripta soportada por 558 columnas que aguantan el peso de la historia y que son la morada eterna de prohombres y familias de la alta nobleza a los pies de la patrona de Madrid.

¿Pero por qué es la Virgen de la Almudena la patrona de la capital? ¿Y cuál es el origen de la fecha en que se la homenajea? Lo cierto es que no hay una historia establecida que relate de forma contundente la historia de la Virgen de la Almudena, el origen de su figura y de su aparición. Cuenta la leyenda —recogida en la propia web de la catedral de la Almudena— que allá por el siglo VIII y ante la inminente invasión sarracena, los cristianos de la villa de Madrid escondieron a la Virgen en un cubo de la muralla para evitar que se profanara su imagen.

En el año 1085, durante el ponfiticado de Gregorio VII, se convocó una procesión muy cerca de la Almudena —la Al-Mudayna, nombre de origen árabe que significa 'la ciudadela', al ser 'mudayna' el diminituvo de medina, ciudad— y fue entonces, un 9 de noviembre, cuando se desprendieron una serie de piedras de la muralla, dejando al descubierto la imagen de la Virgen que había estado escondida durante tantos siglos. De hecho, esta es la historia que está plasmada en su himno:

«Tú que estuviste oculta en los muros
de este querido y viejo Madrid,
hoy resplandeces ante tu pueblo
que te venera
y espera en ti»

Eso sí, del origen de la figura se sabe poco. Las leyendas dicen que fue el propio apóstol Santiago el que la trajo desde Jerusalén. ¿Y la celebración del día 9 de noviembre? Ya en 1623, el conde duque de Olivares escribió al ayuntamiento para tratar de construir un templo a la Virgen de la Almudena —aunque no fue el primero— como patrona de Madrid. No fue hasta 1646 cuando se confirmó como la patrona de la villa a la Almudena, a quien el concejo proclamó "protectora e intercesora para siempre jamás".

Ya en el siglo XX, en 1908 fue declarada patrona de Madrid por soberano decreto del papa Pío X, y fue entonces cuando se marcó el 9 de noviembre como fiesta dedicada a la virgen. En 1948, la Santa Sede autorizó la coronación canónica de la Virgen de la Almudena, y ya en 1977 el papa Pablo VI, por vía de un breve pontificio, declaró "a perpetuidad la bienaventurada Virgen inmaculada bajo el título de la Almudena principal patrona ante Dios de la archidiócesis de Madrid-Alcalá".

Después de muchos siglos, la talla de la Virgen tuvo su casa en la desaparecida iglesia de Santa María de la Almudena —enfrente—, el templo más antiguo de Madrid hasta su derribo en 1868. De aquellas ruinas nació la actual Catedral de Santa María la Real de La Almudena, consagrada como tal en 1992. Su cripta, sin embargo, fue inaugurada en 1911. Hasta entonces, la Real Colegiata de San Isidro fue la catedral provisional de Madrid.

Cada año, se celebra el 9 de noviembre una tradicional misa en la Plaza Mayor de la capital, que termina en una procesión hacia la catedral. Allí se celebra una ofrenda floral en la plaza que se encuentra ubicada frente a la fachada principal de la catedral.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios