ALGUNOS SON BLOQUES ENTEROS

Vecinos contra la turistificación: denuncian a 11 empresas con 202 pisos en Lavapiés

Un puñado de empresas controla la mayoría de los pisos turísticos del barrio madrileño. Los propios vecinos las han investigado y demandado ante el ayuntamiento por no tener licencia

Foto: La rueda de prensa convocada este miércoles antes de la entrega de firmas. (M. Z.)
La rueda de prensa convocada este miércoles antes de la entrega de firmas. (M. Z.)

Los vecinos de Lavapiés, organizados bajo la plataforma Lavapiés, ¿dónde vas?, han presentado este miércoles denuncias a 202 pisos turísticos por carecer de licencia para ejercer esta actividad. Los culpan de la subida de los alquileres en la zona y de los cambios que la turistificación está produciendo en el barrio. Señalan también el inmovilismo del Ayuntamiento de Madrid, al que obligan con esta medida a investigar la irregularidad que han constatado en los inmuebles.

“Este es un caso más en que la economía colaborativa es una falacia. Detrás de los anuncios de viviendas turísticas hay fondos de inversión y multipropietarios, no particulares”, explica Marisa Pérez, portavoz de Lavapiés, ¿dónde vas?, que ha llevado a cabo esta medida coincidiendo con el Día Mundial del Turismo. “La vida en el barrio es imposible, los servicios ya no son para los vecinos. Todo está orientado a la mercantilización y a convertir Madrid en una ciudad para las personas que están de paso”.

Entre los pisos denunciados se encuentran hasta 18 bloques que se dedican de manera íntegra al alquiler turístico, solo en el barrio de Lavapiés. Es el caso de la empresa Teguise Inmueble (actualmente Acampimar SL), que bajo el nombre de Apartamentos Palacio Real tiene tres edificios completos dedicados al uso turístico y ninguno con la licencia correspondiente. También se encuentra entre las denunciadas Friendly Rentals, una de las firmas que más pisos turísticos tiene en la plataforma Airbnb, hasta 177, bajo el nombre de Raquel. Para poder alojar estancias vacacionales, estos bloques necesitan un Plan Especial del que carecen, según la investigación de esta plataforma.

Además de señalar la ilegalidad de estos pisos para que el consistorio tome las medidas oportunas, la iniciativa tiene como objetivo movilizar y facilitar que los vecinos puedan también demandar las viviendas turísticas con las que conviven en sus portales. Así, han elaborado una denuncia tipo dirigida a la alcaldesa Manuela Carmena y al concejal de la Junta de Distrito Centro que será difundida en los próximos días. En ella, solo tienen que rellenar los campos con los datos de los inmuebles que acogen la actividad y que no figuran con licencia en el Sistema de Información Geográfica de Urbanismo.

La vida en el barrio es imposible, los servicios ya no son para los vecinos. Todo está orientado a la mercantilización

“La turistificación del centro es una parte de un fenómeno más amplio que es la comercialización de la vivienda, y que ha provocado que los precios de los alquileres suban un 16% en solo un año, alcanzando un máximo histórico”, denuncia Pedro Bachiller, portavoz del Sindicato de Inquilinas de Madrid. “Este es un ejemplo de la concentración del mercado de la vivienda que está monopolizada por grandes 'tenedores' que manejan los precios como quieren”, ha añadido en referencia al elemento que ilustra esta iniciativa.

Desde el Sindicato de Inquilinas, que solo lleva unos meses en funcionamiento, indican también que en este tiempo se han encontrado con contratos de alquiler ilegales, 'mobbing' inmobiliario y declaraciones de ruina inminente falsas.

El encuentro ha tenido lugar en la plaza de la Villa, en Madrid, ambientado con maletas y anuncios de búsqueda de vivienda en referencia a las personas que han tenido que dejar sus casas por el aumento del alquiler o por ser expulsados por las empresas que adquieren los bloques donde viven. Es el caso de Paula, una vecina de Lavapiés que se ha acercado al acto y que tendrá que dejar su casa en dos días porque su alquiler ha pasado de 700 euros a 1.700. “Le están quitando el alma a Lavapiés. He vivido aquí durante tres años y lo considero mi barrio, porque siempre me he sentido acogida aquí, pero es imposible quedarse”, explicaba a los medios.

He vivido aquí tres años y lo considero mi barrio, pero ya no puedo quedarme

Esta acción es un paso previo a la manifestación del próximo día 7 de octubre, en que reivindicarán la aprobación de la ILP Ley Urgente por el Derecho a la Vivienda de la PAH, que tiene como objetivo “evitar la muerte de los barrios del centro de Madrid”. Esta manifestación ha sido convocada, entre otras, por la Coordinadora de la Vivienda de Madrid, también presente en la rueda de prensa, donde han criticado que aún existan 300.000 pisos vacíos en la Comunidad de Madrid. “Creemos que es hora de que los bancos paguen la deuda que tienen con la ciudadanía tras el rescate”, explica Alejandra Jacinto, su portavoz.

La solución a los problemas de Lavapiés "no llegará solo cerrando todos los pisos turísticos", como han reconocido las organizaciones convocantes. Según han explicado, hay otros elementos que promueven la gentrificación que padece el centro de la capital, por lo que consideran relevante que sean las herramientas de planeamiento urbanístico, "y no el mercado", las que determinen el modelo de ciudad que persigue Madrid.

_

¿Tienes información sobre este u otros casos? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios