LA PUGNA DEL 13º CONGRESO REGIONAL

Eusebio González, el candidato de Gómez contra el elegido de Sánchez en Madrid

El dirigente alcalaíno, uno de los hombres más cercanos al exjefe del PSM, liderará el equipo que pretende derrotar al secretario general en su federación. Ya son cinco los aspirantes en primarias

Foto: Eusebio González (izqda.), Tomás Gómez, José Luis Rodríguez Zapatero y Javier Rodríguez, en abril de 2011 en Alcalá de Henares. (EFE)
Eusebio González (izqda.), Tomás Gómez, José Luis Rodríguez Zapatero y Javier Rodríguez, en abril de 2011 en Alcalá de Henares. (EFE)

Eusebio González Jabonero, maestro de primaria, de Alcalá de Henares, 43 años. Él será el candidato amparado y proyectado por Tomás Gómez para luchar en las primarias del PSOE de Madrid contra el señalado por Pedro Sánchez, José Manuel Franco. El hombre que pretende liderar un partido "diferenciado" de Podemos en un territorio clave para los socialistas y el que pretende birlar al secretario federal una federación con la que contaba seguro.

Fue el propio Tomás Gómez, el jefe del siempre convulso Partido Socialista de Madrid —antes FSM y hoy PSOE-M— que defenestró Sánchez de forma fulminante en febrero de 2015, el que confirmó hace dos semanas que su espacio lanzaría un candidato, que tendría un representante en la pugna congresual regional. Lo hizo a través de una tribuna en 'La Razón'. Desde entonces comenzaron las cábalas y el baile de nombres, pero el tomasismo no quería hacer público todavía el nombre del aspirante. Pero esa candidatura ya tiene rostro, y es el del alcalaíno Eusebio González, según adelantaron fuentes de su entorno a El Confidencial.

González (Madrid, 4 de julio de 1974) era uno de los pretorianos de Gómez. Fue su último secretario de Política Municipal y portavoz de Educación en la Asamblea de Madrid, uno de los hombres de su máxima confianza, y de los más leales, junto con la que fue su mano derecha, Maru Menéndez, las diputadas Amparo Valcarce y Rosa Alcalá y la secretaria de Inmigración de la primera ejecutiva de Sánchez, Eva Matarín. Ellas formarán parte del nuevo equipo de González, que presentará formalmente su candidatura en los próximos días —el 7 de septiembre se cierra el plazo—, junto a su proyecto, en el que hará hincapié que cabe "otro Madrid mejor", y es es de hecho el 'claim' en Twitter y el nombre de la lista, y que el PSOE es una "fuerza diferente", "no subalterna de Podemos".

González presentará su candidatura y su equipo en los próximos días. En el primer círculo de confianza estarán Eva Matarín y Amparo Valcarce

Según comentan fuentes próximas al exdiputado y exsecretario local de Alcalá, estuvo dando vueltas a la posibilidad de dar un paso al frente y al final decidió hacerlo a la vista de que "ninguno de los rivales despertaba alegría". En los últimos días ha ido conformando su equipo, que pretende que sea "transversal" y escape de las etiquetas de familias que tradicionalmente han dividido al PSM, una federación muy fragmentada, en permanente lucha interna y ayuna del poder autonómico desde que en 1995 el PP le arrebatara el Gobierno regional. Dos nombres seguros son los de Matarín y Valcarce, que estarán en el primer anillo de poder.

Recomposición de fuerzas

González, como todo el tomasismo en Madrid, se volcó en las primarias federales con Susana Díaz. Gómez siempre respaldó a la presidenta andaluza, y de hecho si en 2014 él volcó todo el aparato del PSM a favor de Sánchez fue porque ella, junto con Ximo Puig y José Luis Rodríguez Zapatero, se lo pidieron para garantizar la victoria sobre Eduardo Madina. El entonces secretario general de los socialistas madrileños nunca acabó de fiarse de Sánchez, con el que había estado enfrentado en disputas previas. Después de liquidarlo y descabalgarlo de la candidatura autonómica, en febrero de 2015, la relación jamás se recompuso. Los tomasistas apoyaron en el congreso extraordinario regional de julio de ese año al diputado regional Juan Segovia frente a la aspirante impulsada por Ferraz, Sara Hernández, la alcaldesa de Getafe, y remaron todo lo posible a favor de Díaz en la competición del 39º Congreso Federal. Sin éxito. La presidenta de la Junta también perdió en Madrid el 21 de mayo.

El susanismo en Madrid aglutinó varias corrientes: una de ellas, la de Gómez, pero también estaban Carmona, Cepeda, Lucas, Causapié y Segovia

Pero el susanismo en Madrid no solo estaba representado por el ejército de Gómez. Díaz había logrado aglutinar a distintas corrientes. Los de Gómez, sí, pero también la feligresía del edil en la capital Antonio Miguel Carmona —antiguo aliado del depuesto líder del PSM, y ahora en otra trinchera—; de Juan Segovia, del senador y parlamentario autonómico José Cepeda; del alcalde de Móstoles, David Lucas, y de la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Puri Causapié. Segovia, por ejemplo, apoya tácitamente a José Manuel Franco, el candidato de Sánchez, para estas primarias del PSOE-M, y a Carmona su círculo le está presionando para que defienda su espacio y se presente. "Este es un tablero nuevo, con jugadores y cartas nuevas. No operan las mismas claves que en la contienda federal", advierten en el círculo del dirigente alcalaíno.

Eusebio González Jabonero, candidato a la secretaría general del PSOE-M. (Candidatura)
Eusebio González Jabonero, candidato a la secretaría general del PSOE-M. (Candidatura)


González, en cualquier caso, se convierte en el quinto jinete en pista. Además del claro favorito, José Manuel Franco —actual portavoz adjunto en la Asamblea, presidente de la agrupación de Chamartín y capitán de la candidatura de Sánchez en Madrid en la pugna federal—, concurren Sara Hernández —cuyos apoyos son cada vez más menguantes—, el diputado autonómico y alcalde de Soto del Real Juan Lobato y el militante crítico de Centro Enrique del Olmo. Todos ellos deberán recoger el aval del 2% del censo (unos 14.000 militantes en total) para poder confirmar su candidatura. La primera vuelta de las primarias llegará el 30 de septiembre y, si ninguno de los aspirantes supera el 50%, los dos mejor posicionados pasarán a la segunda ronda, el 7 de octubre. El 13º Congreso Regional se celebrará el 20, 21 y 22 de octubre.

José Manuel Franco, el pasado 19 de julio en Madrid. (EFE)
José Manuel Franco, el pasado 19 de julio en Madrid. (EFE)

Gómez avanzó el lanzamiento de una candidatura de su espacio después de que Franco, en una entrevista en 'El Español', defendiera que Madrid podría ser una "nación" dentro del "Estado plurinacional" que defiende Sánchez. "No debe asustarnos el nombre", decía. Declaraciones que corrieron como la pólvora, que generaron estupefacción en el PSOE y sirvieron de munición para el PP. Para el exjefe del PSM, esas palabras "absurdas" eran la prueba de que Franco no gozará de "autonomía" alguna frente a Sánchez.

"La federación no necesita un gestor administrativo, sino un dirigente político. Solo alguien con un proyecto nítido socialdemócrata, con una idea clara de Estado, no dirigible desde Ferraz hasta hacer el ridículo y que tenga autonomía política, puede reactivar una organización que está en sus peores días. Fracasarán en este reto —argumentaba— los 'delegados' impuestos desde la calle [de] Ferraz [iba por Franco], pero también los que se han abrasado en la sobreexposición mediática [lo decía por Carmona], los egocéntricos, los cerrajeros [Rafa Simancas, expresidente de la gestora que siguió a su caída] o los que ya han estado en primera línea. Con seguridad, en pocos días surgirá una auténtica candidatura del cambio que puede sumar muchos votos". Una lista que ya tiene nombre, Madrid es Mejor, y líder, Eusebio González, secretario del partido en Alcalá (2007-2012), concejal en la localidad (2007-2011), diputado en la Asamblea (2011-2015) y responsable de Política Municipal del PSM (2012-2015).

Los candidatos para 2019

Si venciera, un reto bastante complicado dado el alineamiento de buena parte de los generales con Franco —incluso de algunos susanistas—, el dirigente alcalaíno infligiría una importante derrota a Sánchez en su propia federación y Gómez, por su parte, se vería resarcido después de más de dos años de destierro. Madrid no es un territorio cualquiera. No solo es el tercero en número de militantes, tras Andalucía y Valencia —cuarto, si se tiene en cuenta el PSC, un partido hermano—, sino que es un punto estratégico para el plan del secretario general. Electoral e internamente. Arrebatar en 2019 al PP el Gobierno regional, después de 24 años, sería un tanto capital, y además necesita que el PSOE-M esté bajo control. Con Franco no tendría problema alguno, pero con un tomasista al frente, sí.

Sánchez cuenta con que Gabilondo repita como candidato. Franco apuesta por Narbona para el Ayuntamiento, aunque ella por ahora no quiere

Además, Sánchez ya tiene diseñada una mínima hoja de ruta para Madrid. Es seguro que el exministro Ángel Gabilondo, actual portavoz en la Asamblea y uno de los dirigentes más reputados, aunque sin carné del PSOE, repetirá como candidato, posiblemente a la Presidencia de la Comunidad, como ocurrió en 2015. Lobato también ha dicho que estaría plenamente de acuerdo. Franco ha dejado ver que haría buen tándem con la extitular de Medio Ambiente Cristina Narbona, presidenta del PSOE, como cabeza de cartel para el Ayuntamiento, pero ella tiene claro que no quiere ser candidata, según confirman fuentes de su entorno a este diario. Narbona ya fue la número dos en la lista municipal de 1999, con Fernando Morán como aspirante a la alcaldía.

Juan Lobato, diputado autonómico, alcalde de Soto del Real y candidato a las primarias. (equipolobato.es)
Juan Lobato, diputado autonómico, alcalde de Soto del Real y candidato a las primarias. (equipolobato.es)


Dentro de dos años, el PSOE-M deberá lidiar con la presidenta autonómica, la popular Cristina Cifuentes; el exnúmero dos de Podemos, Íñigo Errejón, y el actual portavoz regional de Ciudadanos, Ignacio Aguado, en la Comunidad. En el Consistorio de la capital, la disputa está menos clara, más allá de Begoña Villacís (C's), porque aún no está claro si repetirá como aspirante la alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), y el PP está descabezado tras la renuncia de Esperanza Aguirre.

Sin posibilidad de la candidatura unitaria reclamada por Hernández

El 5 de septiembre arrancará formalmente el plazo de presentación de las candidaturas a la secretaría general del PSOE-M. Y, si nada lo remedia, serán cinco los aspirantes que pugnen por hacerse con las riendas. Y aún podría haber un sexto, el exportavoz en el Ayuntamiento de la capital Antonio Miguel Carmona, a quien Eusebio González quiere convencer de que no dé el paso, según avanzaron fuentes del entorno de este. Pero los carmonistas, por su parte, le apremian a que presente batalla para que Tomás Gómez, presa de "una pataleta", no se salga con la suya. El edil decidirá la semana que viene qué hacer, pero en su círculo advierten de que no ha sufrido "ninguna fuga del 30%" de la federación que sostienen que controla. 

También en las últimas semanas corría la duda de si Sara Hernández, baronesa regional desde hace dos años, seguiría en la carrera. Ella fue lanzada por Pedro Sánchez en el congreso regional extraordinario de 2015, pero su figura no ha cuajado en este tiempo y ahora carga con una losa a ojos de Ferraz: defendió a Patxi López en las primarias federales. Además, buena parte de quienes la respaldaban (y estaban con el exlendakari) se han alineado en este proceso con el favorito, José Manuel Franco. Es el caso de los alcaldes de Fuenlabrada y Alcalá de Henares, Manuel Robles y Javier Rodríguez Palacios, actuales presidente y vicesecretario general del PSOE-M, o de José Cepeda, senador y diputado autonómico.

Pero Hernández quiere llegar hasta el final, según declaró ella misma en una entrevista en 'El Español' publicada este pasado lunes. Es más, la secretaria general apostaba por intentar una candidatura de unidad, encabezada por ella misma o por otro aspirante, para no ahondar en la división del PSOE-M. Pero ese llamamiento no ha prosperado. "No vamos a entrar en eso. Nuestro proyecto está abierto a todos los que quieran sumarse", aseguraban desde el entorno de Franco a este diario. Y en los equipos de Eusebio González y Juan Lobato, la misma idea: rechazo a esa tesis. En el PSOE-M circula la impresión de que el planteamiento de Hernández no es más que un "síntoma de su debilidad", al haber perdido sus antiguos apoyos. 

Franco, por su parte, ha logrado aglutinar al sanchismo en Madrid, parte del cual guardaba reservas porque entendía que su talante, abierto, integrador y poco amigo de conflictos, podía desvirtuar el proyecto del líder federal en la región. A comienzos de agosto, el diputado autonómico Dani Viondi comunicó que se sumaba al proyecto de Franco. Se espera que haga lo mismo la parlamentaria en la Asamblea Carmen López.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios