Madrid cerrará el tráfico de paso en la Casa de Campo de forma indefinida
  1. España
  2. Madrid
A PARTIR DEL 25 DE JULIO

Madrid cerrará el tráfico de paso en la Casa de Campo de forma indefinida

La medida tiene como objetivo la preservación "del principal pulmón verde de la ciudad", que ocupa más de 1.700 hectáreas y fue declarado Bien de Interés Cultural en 2010

Foto: Un ciclista practica deporte hoy en la Casa de Campo de Madrid. (EFE)
Un ciclista practica deporte hoy en la Casa de Campo de Madrid. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid restringirá el tráfico de vehículos de paso en la Casa de Campo, de forma indefinida, a partir de la madrugada del próximo 24 de julio. La medida, aprobada este miércoles en la Junta de Gobierno, tiene como objetivo la preservación "del principal pulmón verde de la ciudad", que ocupa 1.722 hectáreas y fue declarado Bien de Interés Cultural en 2010. El cierre se producirá en la salida desde Casa de Campo hacia la M-30 sentido norte por Marqués de Monistrol, con el corte del túnel de las Moreras. Con ello, prácticamente se elimina todo el tráfico de paso, aunque se seguirá permitiendo el tráfico interno para llegar a las distintas instalaciones, a las que también se puede acceder mediante transporte público, según ha explicado la edil de Movilidad y Medio Ambiente, Inés Sabanés.

Con este corte, enmarcado en las actuaciones continuadas del Gobierno municipal para luchar contra la contaminación y humanizar la ciudad, se pretende aligerar la presión de vehículos que recibe la Casa de Campo durante la hora punta, evitando el tráfico denso que se produce en los túneles de la A-5 y la M-30. El camino, que enlazaba con la M-30 a través del túnel de las Moreras, era usado por unos 5.000 vehículos al día como "atajo" para incorporarse a la M-30, que tiene capacidad para asumirlos sin tener que cruzar la Casa de Campo, según explican desde el Ayuntamiento de Madrid. El paso de estos vehículos, según ha explicado la edil de Medio Ambiente, "genera afecciones importantes que debemos evitar".

Las actuaciones en este pulmón de la ciudad responden asimismo a una demanda histórica de distintas plataformas vecinales, según ha sostenido Sabanés, además de dar cumplimiento a los objetivos incluidos en el plan de calidad del aire para responder a "los problemas climáticos y de contaminación en nuestra ciudad, para lo que los pulmones verdes y las zonas forestales juegan un papel fundamental".

Por otra parte, la iniciativa comprende también un "esfuerzo" en la conservación de los elementos con valor patrimonial que se encuentran en la zona. Se trata de un total de 109 elementos entre los que destacan fuentes, tapias, obras hidráulicas, acueductos, una alberca y la presa del arroyo Antequina. Asimismo, se han protegido la Casa de las Vacas y su merendero, el Cerro de la Torrecilla, las ruinas de la Casa de los Pinos y los entornos de los arroyos Meaques y Antequina y de la línea férrea. Las restricciones acordadas por el Gobierno de Ahora Madrid comenzarán a señalizarse a partir de este miércoles, tanto en la M-30 como mediante una veintena de paneles de tráfico.

El paso diario de unos 5.000 vehículos por esta zona "genera afecciones importantes que debemos evitar", según justifica la edil de Medio Ambiente

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, anunciaba la pasada semana su apuesta por "idear incentivos que premien a los ciudadanos que hagan un uso más racional del vehículo privado". Una forma de combinar medidas restrictivas y de concienciación para luchar contra la contaminación y promover la pacificación de la ciudad mediante un modelo alternativo de movilidad. El plan de calidad del aire promovido por Inés Sabanés ya contempla restringir la circulación por la ciudad a los vehículos más antiguos a partir de 2025, en línea con otras grandes capitales europeas.

Entre el paquete de medidas incluidas en el plan destacan la limitación de la velocidad máxima en toda la M-30 a 70 km/h y accesos, la restricción de la circulación en el distrito Centro a los no residentes o la creación de zonas limitadas a 30 km/h, actualmente en periodo de prueba "reversible" en la calle Galileo del barrio de Chamberí. El objetivo pasa, en líneas generales, por reducir "el espacio dedicado al automóvil" y potenciar los carriles bici y el transporte público, así como mejorar el espacio dedicado al peatón.

El proyecto de la 'nueva Gran Vía' es un buen ejemplo de la transformación del modelo urbano con el que pretende cerrar la presente legislatura el Ejecutivo municipal liderado por Ahora Madrid. La propuesta planteada incluye la ampliación de las aceras, la potenciación de la vegetación y la reordenación de carriles para crear un sistema de movilidad donde se integre la bicicleta. La céntrica arteria contará con dos tramos diferenciados: Cibeles-Callao y Callao-plaza de España, cuyas obras está previsto iniciar en enero de 2018.

Ayuntamiento de Madrid Tráfico Madrid Transporte Ahora Madrid Inés Sabanés Calidad del aire Manuela Carmena Contaminación Mundo sostenible
El redactor recomienda