El PP exige a Carmena que rompa su silencio y permita la pancarta a Miguel Ángel Blanco
  1. España
  2. Madrid
CIUDADANOS YA se HABÍA sumado a LA INICIATIVA

El PP exige a Carmena que rompa su silencio y permita la pancarta a Miguel Ángel Blanco

La exigencia llega después de que la alcaldesa haya mantenido silencio ante la petición de rendir un homenaje coincidiendo con el XX aniversario de su asesinato a manos de ETA

placeholder Foto: Imagen de la manifestación en Madrid en repulsa del asesinato de Blanco en 1997. (Fundación Miguel Ángel Blanco)
Imagen de la manifestación en Madrid en repulsa del asesinato de Blanco en 1997. (Fundación Miguel Ángel Blanco)

Ultimátum del grupo municipal del PP a la alcadesa Manuela Carmena tras su silencio sobre la petición del Movimiento contra la Intolerancia para que el Ayuntamiento de Madrid rinda un homenaje al Miguel Ángel Blanco, coincidiendo el XX aniversario de su asesinato a mano de ETA, el próximo 12 de julio. "Basta ya de pretendidas equidistancias, que se pongan definitivamente del lado de la víctimas, y si Manuela Carmena, a la que le exigimos este homenaje no está dispuesto a hacerlo, el grupo municipal popular el miércoles hará su homenaje a Miguel Ángel Blanco, no como símbolo del PP sino como símbolo de la sociedad frente a la barbarie terrorista", ha explicado este viernes el portavoz de los populares, José Luis Martínez-Almeida.

Ciudadanos fue el primer grupo de la oposición en sumarse a la petición trasladada formalmente al gabinete de la alcaldía y a todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de Madrid para que se coloque una pancarta en la memoria del que fuera concejal popular en Ermua en el palacio de Cibeles. Una iniciativa que, según reconocía el portavoz del colectivo, Esteban Ibarra, se produjo ante la evidencia de que ni el ayuntamiento ni ningún grupo habían planteado ningún tipo de homenaje ni reconocimiento coincidiendo con el aniversario del concejal, que tenía 29 años cuando fue asesinado por ETA en 1997.

El texto de la propuesta cursada por el Movimiento contra la Intolerancia plantea la convocatoria de una concentración el próximo 12 de julio, "un acto de memoria", según argumenta, "en congruencia con las movilizaciones masivas que realizó el pueblo de Madrid, primero pidiendo su liberación y después condenando radicalmente su asesinato". Al igual que se realizan gestos "loables" colocando pancartas en la fachada del consistorio referentes a la acogida de refugiados o a los derechos LGTBI durante el World Pride, el Movimiento contra la Intolerancia reclama que se aproveche el aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco para "visibilizar" su memoria.

El portavoz de los populares ha recordado que "el asesinato cruel de Miguel Ángel Blanco supuso un aldabonazo tremendo en la sociedad sociedad y fue muy emocionante la movilización que se produjo en Madird y, por tanto, debe tener un homenaje aquí". La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, también ha explicado que ella misma participó de aquella manifestación y que pedirá un homenaje a Miguel Ángel Blanco veinte años después de que "Madrid alzase la voz".

La polémica ha saltado a otros grandes municipios, como Bilbao o Jerez, donde PSOE y Podemos se han opuesto a las propuestas del PP centradas en dar el nombre del concejal asesinado por ETA en 1997 a alguna calle o plaza, así como erigir algún tipo de monumento en su memoria. La ejecutiva socialista ha respaldado finalmente las negativas de sus grupos municipales que argumentaban que todas las víctimas debían tener el mismo tratamiento, pero en un principio el secretario de Relaciones Institucionales de los socialistas, el sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, tuvo que aclarar que su partido "está en una posición clarísima de tener en la memoria a Miguel Ángel Blanco". Menos comedido fue el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, al considerar como "absolutamente rechazable y detestable" la postura de sus compañeros de filas.

La intención del Movimiento contra la Intolerancia es que el homaneja tenga una dimensión "más popular y social", y que el Ayuntamiento de Madrid "no olvide a Miguel Ángel Blanco, a su familia, a las víctimas y al propio pueblo de Madrid que ha sufrido como nadie el azote de esta lacra criminal". En esta línea, el presidente del colectivo explica que es crucial que este tema no provoque división entre los distintos partidos: "No la hubo en su momento y no la debería haber ahora".

Manuela Carmena ETA (banda terrorista) Miguel Ángel Blanco Terrorismo Ayuntamiento de Madrid Movimiento contra la Intolerancia Ciudadanos
El redactor recomienda