la cAM sigue analizando su segunda propuesta

El plan del nuevo Eurovegas: menores acompañados, préstamos y chinos

Cordish lo fía todo al juego y espera que el 62% de sus ingresos (486 millones) proceda del casino. Ha analizado el perfil de los jugadores potenciales, más de tres millones al año

Foto: Proyecto de Cordish.
Proyecto de Cordish.

La empresa estadounidense Cordish espera conseguir más del 60% de los ingresos que generará su nuevo gran complejo de Torres de la Alameda gracias a la oferta de juego que ofrecerá en su Live! Resorts. En el estudio de viabilidad económica que ha presentado a la Comunidad de Madrid para relanzar su proyecto (la primera solicitud fue rechazada por el Ejecutivo de Cristina Cifuentes porque no cumplía la ley), Cordish estima que el primer año de pleno rendimiento, todo el complejo (hay tres fases) ingresará 784 millones de euros, de los que 486,8 millones (el 62%) procederán del casino y las salas de juego.

La segunda fuente de ingresos saldrá de las 2.200 habitaciones de hoteles que se piensan construir: 114,6 millones de euros ese primer año. Los restaurantes y los bares generarán 101,6 millones. Los 94.700 metros cuadrados de comercios supondrán 24,5 millones, y la zona de entretenimiento (teatros, cines y conciertos), otros 24,5 millones. La zona de convenciones y eventos empresariales figura con una estimación de 23,7 millones en ingresos. Y en último lugar aparece el alquiler de oficinas, con 7,3 millones. Cordish lo fía todo al juego, aunque desde el principio ha defendido que su proyecto no es solo un nuevo Eurovegas, sino ante todo un "centro integral único en Europa" que contará con "instalaciones de ocio, juego y entretenimiento, actividades culturales y deportivas, todo tipo de restaurantes y tiendas, y una extensa oferta empresarial", además de una playa.

Para Cordish, es clave que la Comunidad de Madrid acepte su proyecto como Centro Integrado de Desarrollo (CID) tras la primera negativa. Este modelo fue creado a finales del año 2012 por el anterior Ejecutivo regional, presidido por Ignacio González. La ley se cambió entonces para allanar el camino del proyecto estrella de la época, el Eurovegas en Alcorcón. Hoy, un mal recuerdo. El CID, una figura excepcional, permite en cierta medida un auténtico monopolio para el beneficiario, ya que una vez que se autoriza se prohíbe la instalación de nuevos casinos en la región durante los siguientes 10 años. La Comunidad de Madrid sigue estudiando la segunda propuesta presentada por la empresa.

No solo eso. El CID beneficia al promotor a la hora de pagar impuestos relacionados con el juego, ya que solo se le impone un tipo tributario del 10% desde que inicia sus actividades, frente al tipo que se paga en un casino normal o una sala de juego, entre un 15% y un 45%. El CID también permite que menores acompañados de un mayor de edad puedan entrar en este tipo de recintos y la concesión de créditos a los jugadores. Ese primer año funcionando al completo, que se espera sea 2023, Cordish prevé 7,7 millones de visitantes (21.300 diarios), de los que más de tres millones acudirán a las instalaciones destinadas al juego. El promotor estadounidense estima que su complejo generará la llegada de 677.000 "turistas inducidos", es decir, viajeros que vendrían a Madrid por Live! Resorts y que luego ampliarían su estancia en la región.

Localización del complejo de ocio y juego de Cordish en Torres de la Alameda. (Cordish)
Localización del complejo de ocio y juego de Cordish en Torres de la Alameda. (Cordish)

En su estudio de viabilidad, Cordish analiza tres factores para cuantificar los potenciales clientes de su casino y salas de juego: la propensión (el porcentaje de adultos que podrían apostar, elegibles desde un punto de vista económico), la frecuencia (el número de veces en que los individuos con propensión podrían jugar en un año) y las ganancias por visita que obtendría cada jugador. "Debido a la alta tasa de desempleo en España", Cordish solo ha analizado a la población con trabajo como "cliente potencial" y luego ha dividido Madrid en nueve áreas de mercado en función de la zona geográfica de residencia y la distancia que habría que recorrer para llegar a Torres de la Alameda.

La empresa norteamericana también ha analizado a la población china que vive en Madrid, "dada la propensión de este grupo étnico como cliente de establecimientos de juego". De hecho, en su estudio, Cordish cifra en 11,5 la media de visitas anuales de los residentes chinos a sus instalaciones de juego. También se ha tenido en cuenta el número de turistas que pasan por el aeropuerto de Barajas y por las distintas ferias de Ifema, que también son clientes potenciales. La empresa cifra en 4,3 millones "la población de jugadores" residentes en Madrid (mercado local) que podrían acudir a su complejo en el año 2023, y en 42 millones los jugadores que llegarían a través del aeropuerto e Ifema. Sumando también el "mercado externo", aquellos que viven a una distancia de entre 75 y 180 minutos en coche, la "población de jugadores" asciende a 48,8 millones, de los que 3,1 millones sí apostarían en su complejo, obteniendo cada uno de ellos una ganancia media por visita que oscilaría entre los 50 y los 175 euros.

Cordish analiza en su estudio los cinco primeros años de ingresos, y en todos el juego será la principal fuente de ingresos. Si el primer año el 62% de la recaudación procede del casino, en el segundo año se mantiene el mismo porcentaje (527 de 842 millones). El tercer año sube al 63% (561 de 890 millones), cifra que se mantiene también el cuarto año (591 de 934 millones) y que vuelve a subir ligeramente, al 63,5%, el quinto año (620,6 de 975,8 millones). Los clientes vip, aquellos que pueden apostar más de 15.000 euros por visita, generarán el 26% de los ingresos por juego.

El gigante norteamericano cree que puede generar más ingresos que las ganancias juntas de todos los locales de juego en España. "Dado que no existen promociones similares a la propuesta por Cordish en toda Europa Occidental, se espera que Live! Resorts tenga que competir principalmente con el sector en España". Según los datos de 2014 (los que utiliza Cordish), todos los locales de juego ingresaron 287,8 millones de euros (muy por debajo de los 486 millones que los norteamericanos quieren ganar en su primer año). Eso sin contar con las tragaperras que hay en bares y restaurantes, que movieron otros 500 millones de euros.

Cristina Cifuentes y los inversores del proyecto, Joseph Weinberg (i) y Abraham Rosenthal. (EFE)
Cristina Cifuentes y los inversores del proyecto, Joseph Weinberg (i) y Abraham Rosenthal. (EFE)

La principal baza de Cordish para convencer a la Comunidad de Madrid de que aprueba su proyecto sigue siendo la inversión que generaría en la región: 600 millones solo en la primera fase, lo que se ha bautizado como "Área Centro", que supondrían 20.000 nuevos puestos de trabajo. En esa primera fase, solo Cordish (sin contar con otras empresas que se instalen y den servicio en el complejo) tendrá un gasto en nóminas que ascenderá a 107 millones de euros anuales, con un salario medio de 40.459 euros brutos anuales. El sueldo más bajo será de 19.400 euros brutos.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios