los presupuestos salen adelante por un voto

Una operación de retina en el PSOE salva 'in extremis' los presupuestos de Cifuentes

Elena González-Moñux, la diputada del PP de baja por acoso, no ha acudido a votar los presupuestos ni pensaba hacerlo. La baja de otra diputada del PSOE, operada de urgencia, da aire a Cifuentes

Foto: El grupo parlamentario del PP votando hoy los presupuestos. En el centro, el asiento fallido de Elena González-Moñux
El grupo parlamentario del PP votando hoy los presupuestos. En el centro, el asiento fallido de Elena González-Moñux

La convalecencia de una diputada del PSOE, que estaba de baja médica tras una operación de retina, ha salvado este viernes los presupuestos del Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes. Y lo ha hecho porque si la socialista no llega a faltar la aprobación de las cuentas públicas no hubiera salido adelante. Elena González-Moñux, la parlamentaria del PP que lleva de baja médica desde octubre del año pasado debido a un grave problema laboral con el portavoz de su grupo, Enrique Ossorio, había decidido no acudir a la Asamblea de Madrid y no votar con el resto de su grupo. De hecho, no ha aparecido por la Cámara madrileña, a pesar de que el partido la estaba llamando desde por la mañana para recordarle que debía acudir a votar.

Una operación de retina en el PSOE salva 'in extremis' los presupuestos de Cifuentes

El órdago de González-Moñux estaba lanzado. No ha ido a la Asamblea triste y decepciondada por el trato que está recibiendo del PP. Podía haber sido un desastre, un nuevo 'tamayazo' esta vez en las filas del PP. Si Isaura Leal, la diputada socialista de baja, llega finalmente a acudir, se hubiera producido un empate a 64 votos entre la dupla que forman Podemos y PSOE (que rechazan los presupuestos) y la dupla PP y Ciudadanos, que los apoyaban. En el Parlamento madrileño no existe el voto de calidad del presidente cuando hay un empate. Si este se produce, la votación se repite dos veces más. Si el empate no se deshace a la tercera, la propuesta que se está votando decae, por lo que los presupuestos podían haber sido rechazados.

González-Moñux sí había acudido hace un mes al Pleno que tumbó la enmienda a la totalidad que habían presentado PSOE y Podemos. Las presiones del partido hicieron que acudiera a votar. Apenas estuvo 10 minutos en el hemiciclo. Su presencia era decisiva para rechazar esta enmienda y que el PP pudiera seguir tramitando los presupuestos. Pero este viernes todo era distinto. Había cierto nerviosismo en las filas del PP, que veían que su diputada no aparecía. Al final los ánimos se calmaron cuando el PSOE comunicó que también les faltaba una diputada. Se deshacía así el empate a 64.

La parlamentaria del PP Elena González-Moñux, en el centro. (EFE)
La parlamentaria del PP Elena González-Moñux, en el centro. (EFE)

El PSOE asegura que Leal no podía estar en la Asamblea. Fue operada de urgencia hace unos días por un problema en un ojo y tenía que guardar reposo absoluto por prescripción médica. Tampoco estuvo este jueves en la negociación de las emniendas parciales, aunque se esperaba que hoy a lo mejor pudiese venir. Cifuentes y su gobierno respiran tranquilos. El presupuesto, que alcanza los 18.538 millones de euros (626,3 millones más que el de 2016), entrará en vigor el 1 de junio.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios