PRESENTACIÓN DEL EVENTO EN EL PALACIO DE CIBELES

Empieza la cuenta atrás: Carmena convierte el Orgullo Gay en la fiesta de Madrid

La alcaldesa hace un llamamiento para que al menos 100.000 madrileños participen en la creación de una bandera gigante para el evento más importante de los últimos años

Foto:  La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, pone lazos de colores durante la presentación  de la bandera arcoíris. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, pone lazos de colores durante la presentación de la bandera arcoíris. (EFE)

Madrid se prepara para el ‘World Pride’ -la fiesta del Orgullo Gay que este año tiene su sede mundial en la capital española- cuando faltan dos meses para el evento. El Palacio de Cibeles acogió la puesta de largo este jueves con la representación de todos los grupos políticos y las organizaciones que participarán en la fiesta desde el 22 de junio hasta el 2 de julio. Manuela Carmena mostró la firme apuesta de la corporación que dirige por convertir el Orgullo en la gran fiesta de Madrid con un objetivo muy claro: que todos los madrileños se impliquen y participen de forma “personal, particular e individual”. Para ello la alcaldesa presentó el proyecto de la bandera que colgará de la fachada principal del Ayuntamiento durante esos días y para la que esperan la ayuda de “al menos 100.000 ciudadanos”.

A partir de hoy todos los voluntarios y ciudadanos que quieran podrán acudir a la sede del consistorio a colgar un lazo de los seis colores del arcoíris en la malla que actúa como base de la bandera. El primero lo colocó la alcaldesa al término de su intervención, para insistir en que ésta será “nuestra bandera, nuestra fiesta y nuestra identidad”. El coordinador general del MADO (siglas por las que se conocen al Orgullo de Madrid) y secretario general de Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid (Aegal), Juan Carlos Alonso, refrendó las palabras de Carmena insistiendo en que el de junio será “el evento más importante que se ha celebrado en Madrid en los últimos años de su historia”.

La Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (FELGTB) también estuvo presente e hizo hincapié en que el Orgullo Gay de Madrid siempre ha contado con la “manifestación más segura y menos problemática de todo el país” pese a ser también la más multitudinaria. En ese sentido, el Ayuntamiento diseñará un dispositivo especial de seguridad para esos días en coordinación con la Delegación del Gobierno para asegurar que el evento se desarrolle con todas las garantías. En esta ocasión, la marcha tendrá lugar el sábado 1 de julio. El evento cuenta además con 600 voluntarios -de momento- repartidos en distintas tareas: organización, medioambiente, derechos humanos, difusión del Orgullo Gay mundial, espectáculos, etc.

Participantes en la manifestación de la última edición del Orgullo Gay en Madrid. (Reuters)
Participantes en la manifestación de la última edición del Orgullo Gay en Madrid. (Reuters)

Impacto económico para la ciudad

Todavía faltan dos meses, pero las expectativas del impacto que supondrá para la capital ya superan todos los récords teniendo en cuenta el motor económico en el que se ha convertido el acontecimiento. Las previsiones del Ayuntamiento responden a que más de dos millones de personas acudirán en esas fechas a la ciudad coincidiendo además con dos aniversarios trascendentales: el 40 aniversario de la primera manifestación por los derechos de los homosexuales en España y el 25 cumpleaños de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).

Los datos que maneja la Confederación de Comercio de Madrid (COCEM) avalan que la afluencia podría llegar a los tres millones de visitantes según explica su presidente, Luis Pacheco, y se espera una movilización internacional importante. Según la COCEM el impacto económico del evento será de 200 millones de euros y el retorno para la ciudad podría alcanzar los 300 millones. El comercio, la hostelería y los hoteleros serán los grandes beneficiados, en unos días en los que la almendra central hará 'llenazo' total como empiezan a advertir las plataformas de reserva online ante la alta demanda y unas reservas que rozan el 80% para esos días.

Las cifras de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid de los dos últimos años confirmaron que la ocupación de la almendra madrileña (Atocha, Cibeles, Gran Vía, Chamberí y Chueca) durante el evento superó el 95%, y en el resto de alojamientos del extrarradio y la Comunidad fue superior al 70%, en unos días que las tarifas se suelen incrementar cerca del 50%.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios