no habrá responsabilidades políticas

Alcalá cierra el caso de la estríper: el propio funcionario homenajeado contrató a la chica

Julio, el empleado que se jubilaba, asume toda la culpa: organizó el sarao y dejó entrar a gente ajena al ayuntamiento. Se abrirán expedientes disciplinarios y se prohíbe el alcohol en la cantina

Foto: Un momento de la actuación de la estríper en el Ayuntamiento de Alcalá.
Un momento de la actuación de la estríper en el Ayuntamiento de Alcalá.

El ayuntamiento madrileño de Alcalá de Henares ha cerrado el caso de la estríper, la polémica y mediática fiesta con baile erótico para despedir a un trabajador del consistorio que se celebró el pasado 3 de marzo en instalaciones municipales. El propio trabajador homenajeado, Julio, ha declarado ante la instructora que nombró el Gobierno local que él contrató a la chica, autorizó la fiesta y permitió el acceso al recinto a personas ajenas a la plantilla municipal. Y lo hizo en calidad de encargado general del Parque Municipal de Servicios.

No habrá responsabilidades políticas, y todo el marrón se lo comerán varios empleados municipales. En un comunicado, el ayuntamiento, un tripartito formado por PSOE, Somos Alcalá e IU, asegura que el informe de conclusiones de la información reservada que se abrió "no puede situar" a ningún concejal "en el momento de la actuación", a pesar de que dos de ellos tienen su despacho en esas instalaciones municipales. Cuando se destapó el escándalo, el consistorio reconoció que Carlos García Nieto (PSOE), edil de Obras y Servicios, y Alberto Egido (Somos Alcalá), edil de Medio Ambiente, pasaron a despedirse de Julio al principio de la celebración, pero no estuvieran durante la actuación de la estríper ni autorizaron la actuación de la chica.

Tampoco habrá comisión de investigación, tal y como pedían Ciudadanos y PP. "El tripartito se esconde y elude su responsabilidad culpando del caso a los trabajadores", señala Miguel Ángel Lezcano, portavoz de Ciudadanos. En un pleno extraordinario celebrado este miércoles, el equipo de gobierno (PSOE, Somos Alcalá e IU) tumbó la petición de comisión. La oposición ha criticado que el pleno se convocara en vísperas del puente de Semana Santa y que no se difundiera por 'streaming', como se hace habitualmente con el resto de plenos.

Lo que sí hará el consistorio es establecer una serie de condiciones para que no se vuelva a repetir lo sucedido. Para ello, "realizará un protocolo de actuación para la autorización del uso de instalaciones municipales", "establecerá un procedimiento de control de entradas y salidas en el Parque Municipal de Servicios", donde se celebró la fiesta, y "llevará a cabo un análisis sobre la gestión del parque encaminado a establecer medidas de control exhaustivas con asignación concreta de funciones para cada puesto de trabajo".

Alcalá cierra el caso de la estríper: el propio funcionario homenajeado contrató a la chica

También "dictará normas que regulen la grabación y toma de fotografías en las instalaciones municipales". Como ya adelantó El Confidencial, el ayuntamiento alcalaíno ha abierto un expediente disciplinario a un trabajador del parque para dilucidar si días después del polémico sarao dejó entrar a periodistas para que grabaran imágenes de la instalación municipal. El consistorio también quiere "revisar la situación de la cantina", una especie de comedor para los trabajadores municipales, donde se "prohibirá la venta y consumo de bebidas alcohólicas".

Lo que no ha matizado el ayuntamiento es si finalmente habrá sanciones o no. De momento, "decretará la apertura de varios expedientes disciplinarios" contra varios trabajadores. Lo complicado es que se pueda sancionar a Julio, el empleado que ha asumido toda la culpa, ya que se ha jubilado tras 30 años de servicio y ya no forma parte de la disciplina municipal. Tampoco se podrá sancionar a las personas ajenas al ayuntamiento que acudieron a la celebración. Como ya contó este diario, vecinos del municipio que no son funcionarios accedieron a la fiesta. Entre ellos, Pedro y Natividad, que regentan un conocido restaurante en Alcalá. Son amigos de Julio y algunos de los presentes en el evento apuntaron que ellos pudieron poner parte del 'catering' que acompañó al espectáculo.

Ciudadanos cree que "se podría haber minimizado el escándalo si el Gobierno local hubiera actuado con responsabilidad y transparencia informando de estos hechos a la oposición, sin embargo, ha optado por ocultar toda la información de este caso sin asumir su responsabilidad política culpando a los trabajadores".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios