Carmena dispara las multas de tráfico en un año: 2.933.226 sanciones, un 30,5% más
  1. España
  2. Madrid
207 millones solo entre enero y septiembre

Carmena dispara las multas de tráfico en un año: 2.933.226 sanciones, un 30,5% más

Los expedientes en las APR aumentan un 48%; los excesos de velocidad, un 56%, y rebasar un semáforo, un 108%. La de los parquímetros bajan un 5,6%. En 2007 (récord) hubo 4,3 millones

Foto: Un policía municipal pone una multa a una conductora en Madrid. (EFE)
Un policía municipal pone una multa a una conductora en Madrid. (EFE)

El ayuntamiento de la capital, que gobierna Ahora Madrid, se ha hinchado a poner multas de tráfico en 2016. El año ha acabado con 2.933.226 sanciones (una media de 8.036 diarias), 686.470 más que las que se pusieron en 2015, lo que supone una subida del 30,5%. Los datos se han ofrecido este miércoles en la comisión de Medio Ambiente y Movilidad. El consistorio que dirige Manuela Carmena alega que no existe un afán recaudatorio y que el incremento se ha producido porque se ha implantado un nuevo área de prioridad residencial (APR) en Ópera, se ha reducido la velocidad en algunos tramos de la M-30, y se ha incidido en los sistemas de control con los nuevos semáforos 'foto-rojos'. Un portavoz del Gobierno local recuerda que el dato de 2016 es un 34,5% inferior al de 2007 (año récord), cuando gobernaba el PP y se tramitaron 4.347.887 multas.

Las sanciones han crecido sobre todo en dos apartados, que tienen que ver con la seguridad vial (rebasar semáforos en rojo y exceso de velocidad), y con la reorganización del tráfico que ha supuesto la implantación del último área de prioridad residencial (APR), el de Ópera, que como ya publicó El Confidencial, se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para los conductores. En 2016 se pusieron 543.105 multas en las cuatro APR (Ópera, Cortes, Letras y Embajadores), por 365.889 en 2015. Se trata de una subida del 48%. La sangría se está produciendo sobre todo en la APR de Ópera, donde según el PP el ayuntamiento está recaudando 100.000 euros diarios. El coste de la sanción por acceder sin la autorización pertinente a la APR es de 90 euros, por lo que si el ayuntamiento logra cobrarlas todas, las arcas públicas ingresarán 48,8 millones de euros.

Foto: Señales que indican el inicio del APR de Ópera en la calle Leganitos.

Las APR tienen el tráfico restringido a los vehículos de los no residentes con el objetivo de disminuir los niveles de contaminación atmosférica y acústica en estos barrios tan céntricos. Alberto Ruiz-Gallardón puso en marcha la primera y la que menos superficie ocupa (Cortes) en septiembre de 2004. Un año después, llegó la de Letras. Y en julio de 2006, la tercera, Embajadores. La cuarta y última, la de Ópera, no llegó hasta noviembre de 2015 (ya con Manuela Carmena en la alcaldía). En torno al 70% de las sanciones se ponen solo en la APR de Ópera.

Por exceso de velocidad, el ayuntamiento ha puesto 594.000 multas en el año 2016 (frente a las 380.000 de 2015), un incremento del 56,3%. Por rebasar semárojos en rojo, se tramitaron 49.000 (hubo 23.483 en 2015), lo que supone una subida del 108%. El aumento de las multas por pisar el acelerador más de lo permitido tiene su explicación en gran parte por el radar que se instaló en el tramo de la M-30 del paseo del Marqués de Monistrol, entre San Pol de Mar y el Puente de los Franceses, que rebajó la velocidad el pasado mayo de 90 a 70 kilómetros por hora. En verano de 2017, el consistorio previsto rebajar la velocidad en toda la M-30 a 70 kilómetros por hora.

Este año, el ayuntamiento ha instalado en distintos puntos de la capital nuevos semáforos 'foto-rojo', que multan a los vehículos que aceleran en lugar de frenar cuando el disco se pone en rojo. Están ubicados en zonas especiales que buscan proteger a peatones (más de 600 han muerto en los últimos 20 años). La multa conlleva 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carné de conducir. Desde 2012 este tipo de multas no ha dejado de bajar (en 2010 se alcanzó el récord con 89.000), "lo cual nos confirma que cada vez nos estamos concienciando más y extremamos las precauciones", señalan desde el ayuntamiento, que explican que en 2016 es normal que haya habido un repunte por varios motivos: "en los lugares donde antes no estaba instalado un foto-rojo y ahora sí, el porcentaje de infracciones sube, desde cero; cuando se instala un nuevo dispositivo siempre se producen más sanciones durante los primeros meses de su instalación; y si las ubicaciones están bien elegidas con el fin de evitar conductas peligrosas las sanciones serán elevadas, lo que demuestra que en estas ubicaciones se compromete la seguridad vial".

Donde sí han bajado las multas en el capítulo de los parquímetros. En 2016 se pusieron 957.885, un 5,6% menos que en 2015, cuando superaron el millón. En 2014 se pusieron 1.018.565 y en 2013, 1.210.498 euros. El PP habla de "sablazo" y asegura que en los primeros meses de 2016 el ayuntamiento recaudó 207 millones de euros solo en multas. Para los populares, el equipo de Ahora Madrid tiene en el punto de mira a los conductores, "ya que en la ciudad de Madrid se ponen cinco multas al minuto". Para Inmaculada Sanz, edil del PP, "el equipo de Carmena tiene una relación de amor odio" con los conductores. "Por un lado, el vehículo les molesta en su modelo de ciudad, pero por otro son una fuente inagotable de ingresos para financiar sus ocurrencias".

Foto: El ayuntamiento se propone reducir la utilización masiva del automóvil en Madrid para reducir los niveles de contaminación y humanizar la ciudad. (EFE)

Cartas de aviso para no multar

Desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad insisten en que no se persigue recaudar, sino concienciar, informar y prevenir. "Se está promoviendo la comunicación directa con miles de conductores que podrían estar cometiendo infracciones sin ser conscientes de ello, durante los periodos de prueba o implantación de nuevos sistemas de control. Se han enviado alrededor de 200.000 cartas a personas en riesgo de ser denunciadas por acceder sin autorización a las APR, 2.195 a otros tantos conductores que habrían sido denunciados por exceso de velocidad en el radar de tramo de la avenida de Córdoba si éste hubiese estado ya en servicio, así como 4.222 escritos en los dos meses de período de prueba de los nueve foto-rojos que se pusieron en marcha en septiembre". Además, el ayuntamiento recalca que ahora las notificaciones de las denuncias llevan también información, "en lenguaje sencillo y fácilmente comprensible, relativa a la importancia del respeto a la norma que el conductor ha infringido para la seguridad vial o la convivencia urbana".

El Consistorio también ha subido para este año 2017 el impuesto de tracción mecánica. Los afectados serán aquellos vehículos de alta gama y motocicletas de alta cilindrada. En total, se verá modificado al alza alrededor del 9% de los recibos. El incremento al máximo legal de las cuotas se aplicará a los dos últimos tramos de turismos (turismos de entre 16 y 19,99 caballos fiscales y turismos de 20 caballos fiscales en adelante) y a los dos últimos tramos de “otros vehículos” (motocicletas de más de 500 hasta 1.000 centímetros cúbicos y motocicletas de más de 1.000 centímetros cúbicos). El aumento previsto en la recaudación es de 2.499.750 euros. El PP asegura que el equipo municipal ha puesto en el punto de mira a los conductores madrileños, "que en impuestos y multas pagaron en 2016 más de 400 millones de euros".

Manuela Carmena Multa Ayuntamiento de Madrid Noticias de Madrid
El redactor recomienda