la apertura del APR de ópera dispara las multas

La orgía sancionadora en las cuatro áreas residenciales de Madrid: 1.474 multas al día

En los nueve primeros meses del año, el ayuntamiento ha puesto 402.000 sanciones en las cuatro APR (Cortes, Letras, Embajadores y Ópera), un 134% más que en 2015

Foto: Señales que indican el inicio del APR de Ópera en la calle Leganitos.
Señales que indican el inicio del APR de Ópera en la calle Leganitos.

Las cuatro áreas de Prioridad Residencial (APR) que hay en Madrid (Ópera, Cortes, Letras y Embajadores) se han convertido en una auténtica orgía sancionadora para los conductores. En los nueve primeros meses del año (últimos datos disponibles), las cámaras que regulan el acceso a las APR han puesto 402.404 multas, una media de 1.474 diarias, según los datos que se pueden consultar en la web municipal. El coste de cada multa es de 90 euros, por lo que si el ayuntamiento logra cobrarlas, todas las arcas públicas ingresarán 36,2 millones de euros.

Las APR tienen el tráfico restringido a los vehículos de los no residentes con el objetivo de disminuir los niveles de contaminación atmosférica y acústica en estos barrios tan céntricos. La circulación, sin restricciones, solo esta abierta en los grandes ejes viarios que cruzan las APR. Alberto Ruiz-Gallardón puso en marcha la primera y la que menos superficie ocupa (Cortes) en septiembre de 2004. Un año después, llegó la de Letras. Y en julio de 2006, la tercera, Embajadores. La cuarta y última, la de Ópera, no llegó hasta noviembre de 2015 (ya con Manuela Carmena en la alcaldía).

APR de Ópera.
APR de Ópera.

El número de multas podría haber sido mayor. Un problema informático de la empresa concesionaria que gestiona las cámaras, retrasos injustificados en las notificaciones de las sanciones, y el que muchos residentes no pudieron obtener la tarjeta que les permitía acceder a su barrio obligaron al ayuntamiento a anular muchas de las multas que se pusieron en las cuatro APR entre noviembre de 2015 y el 16 de marzo de 2016. Descontadas las mal puestas, en 2015 se tramitaron 289.006 multas. si se contabilizan solo los primeros nueve meses de 2015 (para compararlo con el mismo periodo de 2016), las multas ascendieron a 171.586, un 134% menos que las 402.404 puestas en 2016.

Otro dato esclarecedor. Las multas que se han puesto en las APR en los nueve primeros meses del año suponen el 19% de todas las denuncias por tráfico que se tramitaron en la capital. Lo que parece evidente es que la entrada en vigor, en marzo de este año, del APR de Ópera ha disparado las sanciones. Ciudadanos pone el ejemplo del periodo comprendido entre marzo y julio de este año: 289.395 sanciones en las cuatro APR. De todas ellas, 195.185 (el 67%) se pusieron en Ópera. Estamos hablando de más de 40.000 multas al mes en esta APR.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, con la concejala responsable de Movilidad, Inés Sabanés. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, con la concejala responsable de Movilidad, Inés Sabanés. (EFE)

Sergio Brabezo, concejal de Ciudadanos, cree que el modelo de APR provoca serios problemas para "todos los agentes implicados en el tráfico". Primero, para los no residentes. "Estos desconocen los límites de las zonas así como las complejas normas de acceso. La señalización es poco intuitiva y poco visible por la noche. El elevado número de multas que continúan imponiéndose es el mejor indicador".

En segundo lugar, para residentes y comerciantes. "Estos se quejan porque para realizar sus gestiones en el día a día hay trámites, como el de solicitud de autorización para circular, que no pueden hacer de forma telemática. El caso de los comerciantes es especialmente complejo, ya que el cambio de proveedores y vehículos requiere tramitar nuevas autorizaciones continuamente". En septiembre, Ciudadanos presentó en la Junta Municipal de Centro una iniciativa para que todos los trámites puedan realizarse de forma telemática. Y, en tercer lugar, para el propio ayuntamiento, "ya que la gestión es compleja, no solo para atender las solicitudes de acceso, sino también para la gestión de las multas y los recursos que se ponen a estas multas", señala Brabezo. Solo en 2015, el consistorio abonó 944.500 euros a la empresa concesionaria por la gestión de las cámaras. Para 2016, el gasto previsto es de 1,2 millones de euros.

El tragaperras de Leganitos y Santo Domingo

La calle de Leganitos lidera el 'ranking' de multas. A la altura del cruce con la calle Flor Baja, la circulación queda restringida para vecinos y comerciantes con autorización. En los nueve primeros meses del año, el ayuntamiento ha puesto casi 64.000 multas. En la plaza de Santo Domingo, al final de la calle Leganitos, otras dos cámaras han puesto 36.000 multas. En total, 100.000 sanciones, prácticamente el 25% de todas las que se tramitan en las cuatro APR. Medio centenar de cámaras automáticas vigilan estas áreas residenciales, auténticas máquinas recaudatorias que tramitan la denuncia en cuanto uno de los vehículos fotografiados no tiene la autorización permanente.

Medio centenar de cámaras automáticas vigilan estas áreas residenciales, máquinas que tramitan la multa en cuanto uno de los vehículos no tiene autorización

Aunque no hay nada decidido, el ayuntamiento que dirige Ahora Madrid tiene previsto ampliar las APR hacia los barrios de Justicia y Universidad, y aumentar la zona de influencia de Ópera hacia el sur (hacia la Glorieta de la Puerta de Toledo) y hacia el este (hacia la calle Sevilla). En Justicia (16.400 habitantes), las calles afectadas serían Sagasta y Génova, el paseo de Recoletos, Fuencarral y Gran Vía. En Universidad (30.900 vecinos), las calles serían Princesa, Alberto Aguilera, Carranza, Fuencarral y Gran Vía. Unificar todas las APR en una sola afectaría a 133.000 residentes.

Para Ciudadanos, la APR de Ópera está generando muchos problemas solo con 10.000 vecinos, por lo que "estos podrían multiplicarse en los barrios de Justicia, que coge las zonas de Chueca y Alonso Martínez; y Universidad, con Malasaña y Conde Duque. Estos barrios tienen una intensa actividad comercial", señala Brabezo, que destaca además que las APR tienen poca influencia en la mejora de la calidad del aire, "ya que la intención del Ayuntamiento de Madrid de crear un único APR para todo el centro afectaría a menos del 5% de todos los recorridos de vehículos motorizados".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios