el consistorio estudia quitar el grupo a iucm

La guerra en IU amenaza con tumbar varios ayuntamientos madrileños del PSOE

Un conflicto entre IU Federal e IUCM en Coslada (PSOE) puede provocar que IUCM retire su apoyo de Gobierno en otros municipios socialistas: Getafe, Móstoles, Leganés, Fuenlabrada...

Foto: Alberto Garzón con los dirigentes de Izquierda Unida Madrid.
Alberto Garzón con los dirigentes de Izquierda Unida Madrid.

El incendio político que se ha desatado en Coslada (municipio del este de Madrid de 87.000 habitantes) amenaza con propagarse por otros ayuntamientos madrileños y poner en peligro Ejecutivos locales donde el PSOE gobierna en minoría, como Getafe, Fuenlabrada, Móstoles, Leganés o Arganda del Rey. La llama prendió el pasado 26 de septiembre, cuando Izquierda Unida Federal envió un escrito al Ayuntamiento de Coslada, donde los socialistas no tienen mayoría, recordándole que los tres concejales electos de Izquierda Unida Comunidad de Madrid (IUCM) "no forman parte de Izquierda Unida Federal, tanto a nivel jurídico como político". Y que en este sentido "está en trámite judicial el derecho al uso sobre las siglas de IU y sus logos. Hechos que ponemos en su conocimiento a los efectos legales oportunos".

La misiva no es baladí y acredita que el conflicto entre Izquierda Unida, que dirige Alberto Garzón, y la que fuera su federación en la comunidad de Madrid, sigue enquistado. En junio de 2015, el Consejo Político Federal de Izquierda Unida aprobó que IU Federal se desvinculaba "a todos los efectos, legales, jurídicos y políticos" de IUCM. Es decir, IU Federal dejó de reconocer a IUCM como su referente en la región. Para sustituir ese vacío, Garzón creó poco después Izquierda Unida Madrid. La ruptura se oficializó en junio, pero no impidió que en las elecciones municipales de un mes antes muchos ediles de IUCM obtuvieran su acta en muchos municipios madrileños.

Ahora, un año y medio después, en Coslada, el Ayuntamiento socialista ha seguido 'las recomendaciones' de Izquierda Unida Federal y ha abierto un expediente para declarar concejales no adscritos a los tres ediles de IUCM: Pedro San Frutos, Paloma Castejón y Jorge Martín. Los tres acaban de presentar alegaciones. "Nos quieren aplicar el pacto antitransfugismo y declararnos tránsfugas. Estamos perplejos. Pero nosotros no somos afiliados de Izquierda Unida Federal. No se han enterado después de 15 meses", señala San Frutos a El Confidencial. El PSOE gobierna en minoría en Coslada. El alcalde Ángel Viveros fue investido gracias al apoyo de los cinco ediles de Somos Coslada y precisamente los tres de IUCM. 

Las alegaciones de los tres ediles, presentadas el 28 de octubre, señalan que "IU Federal se limita a comunicar que IUCM ya no forma parte de IU Federal y que el uso de las siglas de IU están en disputa, de lo que se deduce que todavía no hay una sentencia firme, y sin mencionar en ningún caso la aplicación del artículo 73.3 de la Ley de Bases de Régimen Local". Para San Frutos el secretario general del Ayuntamiento "se ha extralimitado" utilizando en sus escritos expresiones como "expulsión de concejales" o "concejales no adscritos". Los tres alegan que se defenderán en los tribunales si el Consistorio se empeña en sacarlos fuera de su grupo.

Ángel Viveros, alcalde socialista de Coslada.
Ángel Viveros, alcalde socialista de Coslada.

IUCM sigue existiendo

San Frutos, Castejón y Martín alegan que forman parte con toda legitimidad del grupo municipal de IUCM-Los Verdes en el Ayuntamiento de Coslada, que no han sido expulsados de su partido, ni han abandonado el grupo ni la candidatura por la que se presentaron a las elecciones. Y que su voluntad es seguir formando parte del grupo municipal. "IUCM es un partido legalmente constituido en marzo de 1996. IUCM estuvo federada en IU por voluntad de ambas partes hasta que el Federal decidió desvincularse en junio de 2015, lo que no ha supuesto la extinción de IUCM", señala San Frutos. Los tres se presentaron a los comicios municipales en la coalición Izquierda Unida Ganemos Comunidad de Madrid-Los Verdes, candidatura avalada por la Junta Electoral de Zona.

San Frutos ve detrás de todo esto oscuras maniobras políticas del alcalde. "Esto no ha pasado en ningún otro municipio madrileño. Está claro que busca más apoyo de los ediles de Somos Coslada, donde están integrados los miembros de Izquierda Unida Federal, atacándonos a nosotros". El PSOE solo gobierna con seis ediles, por 19 en la oposición.

Un portavoz de Izquierda Unida Madrid, la nueva federación constituida por Garzón, señala que "lo único que se ha pretendido con nuestro escrito a Coslada es clarificar el uso de la marca. No pueden usar nuestro logo y confundir a los vecinos. Solo estamos enviando cartas similares a aquellos ayuntamientos donde concejales de IUCM usurpan nuestra marca y nuestro logo y crean confusión". Para los tres ediles de Coslada, "la única controversia se centra en la posible utilización de las siglas de IU y está en sede judicial sin disponer hasta el momento de sentencia firme, que en ningún caso afectaría al expediente que el Ayuntamiento quiere construir de manera irresponsable". De momento, la Oficina de Patentes y Marcas ha dado la razón a IU Federal.

La carta que desató el conflicto.
Ampliar
La carta que desató el conflicto.

El conflicto se puede extender a otros municipios donde el PSOE gobierna en minoría con el apoyo de ediles de IU-CM, como pasa en Getafe, Fuenlabrada, Móstoles, Leganés o Arganda del Rey. En estas cinco localidades concejales de IUCM forman parte del Gobierno socialista. "Si el PSOE nos quiere declarar tránsfugas en Coslada, qué pensaran el resto de nuestros compañeros que también son de IUCM y apoyan a corporaciones socialistas", señala Pedro San Frutos.

De la misma opinión es Julián Sánchez Urrea, portavoz y coordinador de Convergencia por la Izquierda, un nuevo partido que acogió a muchos de los militantes de IUCM después de que esta fuera desfederada. "Vamos a defender a nuestros compañeros de Coslada. Así se lo hemos trasladado al Partido Socialista de Madrid, que debería hablar con su alcalde en Coslada para frenar este ataque. Si el expediente contra ellos continúa tendremos que estudiar medidas colectivas en otros municipios de la región". La amenaza es clara.

Desde el Ayuntamiento de Coslada un portavoz desliga este conflicto con el alcalde y el PSOE. "Es un tema puramente administrativo que parte del secretario general tras recibir un escrito de Izquierda Unida Federal. Aquí no tiene nada que ver el alcalde". El portavoz municipal compara lo que está pasando en IU con lo que en su día pasó con uno de los ediles de Ciudadanos, Juan Manuel Martín, que ahora es edil no adscrito tras la petición de Ciudadanos. 

Una crisis enquistada

Lo de Izquierda Unida en Madrid en un problema enquistado desde hace tiempo. Los orígenes del conflicto se podrían datar en noviembre de 2014, cuando Mauricio Valiente (hoy concejal en el Ayuntamiento de Madrid) ganó de forma contundente las primarias de IUCM al Ayuntamiento de Madrid y Tania Sánchez (hoy diputada nacional de Podemos) se hizo con la candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. La organización estaba entonces en plena convulsión por el escándalo de las tarjetas 'black' y la depuración de responsabilidades, con la que presionaba IU federal y a la que se resistía con uñas y dientes la vieja guardia de IUCM, que controlaba el aparato.

Izquierda Unida echó incluso a sus portavoces en la capital y en la Asamblea de Madrid, los excoordinadores Ángel Pérez y Gregorio Gordo, pero ambos jamás fueron relevados de sus puestos. 

El cisma se fue agrandando y la tensión, creciendo. Tania Sánchez anunció su salida de IUCM el 5 de febrero de 2015 tras sus múltiples desencuentros con el aparato regional y vista la oposición de Cayo Lara (entonces coordinador general) a 'desfederar' IUCM o montar una gestora. Mauricio Valiente, por su parte, apostó por Ahora Madrid, la lista de confluencia de Ganemos y Podemos encabezada por Manuela Carmena. IUCM se negó a entrar en la candidatura y prefirió presentar lista propia.

IUCM tuvo que buscar a toda prisa recambio para sus dos cabeceras de cartel. En el ayuntamiento colocó a la concejala Raquel López, próxima a Ángel Pérez, y en la comunidad al poeta Luis García Montero. La dirección federal sí apoyó la candidatura autonómica pero desautorizó la de López y decidió no respaldarla expresamente. En las elecciones de 2015, IU se quedó fuera de las dos instituciones por primera vez en su historia. 

Ya en junio de 2015, el consejo político federal de IU determinó que no había otra salida más que soltar lastre y acabar con la irredenta IUCM. Y fue posible porque IUCM tenía personalidad jurídica propia. Así que se desvinculó de ella y propició la creación de una nueva federación. A partir de entonces, comenzó un proceso de reafiliación que no consiguió repescar a todos los militantes de la antigua IUCM (en teoría, unos 5.000), pero sí volvieron dirigentes como Valiente y los otros dos concejales hoy en el Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato y Yolanda Rodríguez.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios