EL AYUNTAMIENTO INSISTE EN SU MALESTAR CON INTERIOR

Carmena pide a la jueza encabezar una delegación que examine el CIE de Aluche

La alcaldesa de Madrid ha contactado con la jueza de instrucción de la que depende en estos momentos el CIE de Aluche para que una delegación acuda al centro a ver las condiciones

Foto: Imagen del CIE de Aluche. (EC)
Imagen del CIE de Aluche. (EC)

El consistorio madrileño dirigido por Manuela Carmena no está dispuesto a dar carpetazo al asunto del Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) de Aluche tras el motín de más de once horas en la noche del martes al miércoles durante la que 39 internos se encaramaron a la azotea pidiendo el cierre del centro y la paralización de la orden de expulsión que pesa sobre ellos. La gestión de la crisis coordinada y ejecutada por el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno abrió una profunda herida en la corporación local que critican haber sido excluidos del dispositivo. Por eso, la alcaldesa madrileña ha contactado con la jueza de instrucción de la que depende en estos momentos el CIE para que una delegación municipal realice una visita a las instalaciones.

Según ha explicado tras la Junta de Gobierno la portavoz municipal, Rita Maestre, Carmena contactó con la magistrada sobre la que recae en estos momentos la custodia judicial del CIE para proponerle que un grupo de personas lideradas por la regidora y entre las que podría haber más miembros del equipo municipal y perfiles técnicos acudan "como a cualquier otra instalación en la ciudad, como es un hospital" para conocer de primera mano las condiciones en las que se encuentran los internos en un centro "pseudocarcelario" como denominó Maestre y el concejal de Seguridad, Javier Barbero.

Precisamente, la decisión del Gobierno local de contactar directamente con la jueza del caso responde a la falta de competencias municipales para proceder al cierre del CIE o a llevar a cabo cualquier otra actuación. La postura de Ahora Madrid al respecto es clara "y política" como matizó Maestre y apoyarán la desaparición de este tipo de centros al entender "que vulneran los derechos humanos" ingresando a personas "que no han cometido delitos, sino faltas administrativas" en esos centros que actúan "con una tremenda opacidad".

La diputada de Podemos, Irene Montero, realiza declaraciones a los periodistas durante la concentración convocada a las puertas del CIE. (EFE)
La diputada de Podemos, Irene Montero, realiza declaraciones a los periodistas durante la concentración convocada a las puertas del CIE. (EFE)

Malestar profundo con Interior

La portavoz no dudó tampoco en insistir el malestar existente en el Ayuntamiento con la actuación de Interior con los concejales de Ahora Madrid y especialmente con Barbero. "Nos hubiera gustado que su presencia se hubiera desarrollado dentro del CIE, donde había un problema de emergencia y seguridad pública. Y que el jefe de la policía municipal participara del dispositivo", afirmó.

Por contra, fuentes de la delegación que encabeza Dancausa aseguran, sin embargo, que la“capacidad negociadora en estos casos” recae “exclusivamente” en la Policía, “por su trayectoria y su experiencia”. De hecho, la delegada del Gobierno agradeció la disposición de los efectivos municipales pero rechazó su intervención por no considerarla necesaria. “No hubo heridos, ni hizo falta la participación de bomberos y del Samur, afortunadamente”, explican. La alcaldesa no dudó en emitir una queja pública en su cuenta de Twitter, en línea con lo expresado por su equipo municipal, pero en la delegación hacen oídos sordos e insisten que “procedieron como está establecido”.

En la noche del martes, cuando el incidente estalló, el propio delegado de Seguridad acudió a la avenida de los Poblados junto a los concejales Carlos Sánchez Mato, Guillermo Zapata y Esther Gómez. Barbero permaneció toda la noche y el resto del equipo municipal hizo turnos hasta la mañana del miércoles, cuando se resolvió pacíficamente el conflicto. Varios dirigentes de Podemos, como el diputado autonómico Pablo Padilla, el portavoz de la comisión de Interior en el Congreso, Rafa Mayoral, y la diputada nacional, Irene Montero, denunciaron “opacidad” en la actuación del dispositivo y aseguraron que su presencia pretendía garantizar que “no se vulneraran los derechos fundamentales” de los internos del centro.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios