Es noticia
Menú
Seísmo en Podemos con réplicas en Madrid: críticas a Carmena y división estratégica
  1. España
  2. Madrid
NOMBRES Y LÍNEAS POLÍTICAS DE CADA SECTOR

Seísmo en Podemos con réplicas en Madrid: críticas a Carmena y división estratégica

La pluralidad interna y su voluntad horizontal aporta una mayor complejidad a Ahora Madrid, que además de no contar con disciplina de voto agrupa a ediles de diferentes tradiciones políticas y siglas

Foto: La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (i) junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), y otros concejales de Ahora Madrid. (EFE)
La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (i) junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), y otros concejales de Ahora Madrid. (EFE)

El terremoto abierto entre los diferentes sectores de Podemos, en el marco del proceso de primarias para redefinir la estrategia y hoja de ruta del partido, ha tenido réplicas en Ahora Madrid. Si bien la toma de posiciones dentro de la candidatura municipalista ya se visibilizó públicamente el pasado mes de marzo con un enfrentamiento entre Podemos y Ganemos, durante las últimas semanas se han producido nuevos movimientos, tanto entre las bases como entre algunos concejales del Gobierno municipal que crearon otra corriente interna. Como telón de fondo, las próximas elecciones de 2019, en las que Manuela Carmena no repetirá, pero también las diferencias estratégicas y políticas que dividen, a grandes rasgos, a quienes apuestan por una vía más posibilista o moderada y quienes defienden un modelo rupturista y acelerar las transformaciones.

La pluralidad interna de la candidatura municipalista y su voluntad horizontal aporta una mayor complejidad a su modo de funcionamiento, que además de no contar con disciplina de voto agrupa a representantes de diferentes tradiciones políticas y siglas. Desde el sector de Podemos, mayoritario en número y más cercano a la alcaldesa y su núcleo duro, ya se planteó hace seis meses una reformulación de la estructura de la Mesa de Coordinación de Ahora Madrid, su máximo órgano de decisión, con el objetivo de ganar más peso. La plataforma Ganemos, impulsora del movimiento municipalista en la ciudad, se opuso a estos cambios en defensa de una mayor “descentralización” de los órganos de decisión.

El objetivo de Podemos, atendiendo a la hoja de ruta que llevó su secretaría general a la asamblea municipal, pasaba por acabar con la “sobrerrepresentación” de Ganemos, reforzar la acción de gobierno y plegarse con la alcaldesa ante los que consideraban como “una corriente crítica con el Gobierno municipal”. Ante este contexto no exento de tensiones, Podemos engrasaba su maquinaria organizativa para pilotar y reconducir la estrategia de Ahora Madrid con la mirada puesta en las próximas elecciones municipales de 2019.

El borrador elaborado por el secretario general Jesús Montero ya hacía referencia a que “hay dos Ganemos, uno en el origen como plataforma unitaria y otro en la actualidad, donde sus diversos componentes tienen estrategias propias, diferenciadas, coyunturalmente compartidas y en ocasiones en abierta discrepancia”. Un análisis que, con el tiempo, se ha visto reforzado por los últimos acontecimientos. Y es que tres concejales vinculados a esta plataforma —Guillermo Zapata, Celia Mayer y Javier Barberose escindieron generando una nueva corriente, denominada Madrid 129, ante la falta de identificación con una estrategia de contrapoder.

Al margen de sus desacuerdos con la hipótesis y enfoque de Ganemos, motivos por los que en los últimos meses ya habían disminuido su presencia en los espacios de esta plataforma, la corriente encabezada por estos ediles, junto a vocales vecinos y otros colectivos, sienta sus bases en recuperar y mantener la esencia fundacional del partido instrumental, con un fuerte componente de descentralización territorial, sectorial, basada en la participación y en un proyecto transformador. Una suerte de anticuerpo contra la deriva de Ahora Madrid hacia una organización clásica de partido, jerárquica, arrinconada en lo institucional y sin asentar una de sus principales patas en los movimientos sociales.

La hipótesis de “contrapoder” de Ganemos continuó en marcha y en las últimas semanas se ha materializado con su participación en la creación de Desborda Madrid. Un paraguas para los movimientos sociales de la ciudad. Muchos de ellos construyeron, impulsaron y hasta participaron en la elaboración programática de la candidatura de Ahora Madrid, que aupó a Manuela Carmena a la alcaldía, y ahora han comenzado a visibilizar en las calles la presión contra el Ayuntamiento, ante lo que consideran reiterados incumplimientos del programa y extrema lentitud en el cambio del modelo de ciudad. Su pretensión es dar el salto "desde la fidelidad a la protesta social, volver a movilizar la calle para que el Ayuntamiento no colabore con los poderes fácticos, sino con el poder de la ciudadanía organizada".

La idea fuerza, según explican desde el grupo motor, es que para que permanezca en el tiempo este nuevo espacio 'paraguas' debe ser poroso y abierto, convirtiéndose en un espacio en el que tengan cabida actores sociales y personas independientes. Algunas de ellas, como varias de las integrantes de la plataforma Ganemos, cuentan con responsabilidades dentro de la institución. Este último sería el caso de los concejales de Ahora Madrid Pablo Carmona, Montserrat Galcerán y Rommy Arce.

A estas corrientes se suman los ediles con responsabilidades dirigentes en otras organizaciones políticas integradas en Ahora Madrid, como es el caso del edil de Economía Carlos Sánchez Mato (Izquierda Unida) o la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés. Más cercanos a una u otra estrategia, siguen compartiendo lo esencial, aunque como ya sucedió en las primarias de la candidatura, la configuración de las distintas 'familias' es un indicativo de la competición por hacerse con el liderazgo de cara a las próximas elecciones. En este sentido, la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, ya ha dado un paso adelante en Podemos para encabezar la candidatura a las primarias de su partido y, cuyo objetivo prioritario, pasa por “ganar Madrid en 2019”.

El terremoto abierto entre los diferentes sectores de Podemos, en el marco del proceso de primarias para redefinir la estrategia y hoja de ruta del partido, ha tenido réplicas en Ahora Madrid. Si bien la toma de posiciones dentro de la candidatura municipalista ya se visibilizó públicamente el pasado mes de marzo con un enfrentamiento entre Podemos y Ganemos, durante las últimas semanas se han producido nuevos movimientos, tanto entre las bases como entre algunos concejales del Gobierno municipal que crearon otra corriente interna. Como telón de fondo, las próximas elecciones de 2019, en las que Manuela Carmena no repetirá, pero también las diferencias estratégicas y políticas que dividen, a grandes rasgos, a quienes apuestan por una vía más posibilista o moderada y quienes defienden un modelo rupturista y acelerar las transformaciones.

Ayuntamiento de Madrid Manuela Carmena
El redactor recomienda