el ayuntamiento y el arzobispado tienen suelo

PP e IU se alían en un pelotazo urbanístico de casi 2.000 millones de euros en Alcobendas

El pleno municipal decide el 27 de septiembre si se aprueba un nuevo barrio de 8.600 casas. PP e IU lo apoyan. C's, PSOE y Sí Se Puede, no. La llave la tiene el único edil de UPYD

Foto: Los terrenos de Los Carriles, en Alcobendas.
Los terrenos de Los Carriles, en Alcobendas.

El Partido Popular e Izquierda Unida se han aliado en Alcobendas (municipio del norte de la Comunidad de Madrid de 114.000 habitantes) para sacar adelante lo que el resto de la oposición ha calificado de pelotazo urbanístico: la construcción de un nuevo barrio, Los Carriles, que albergará unas 8.600 viviendas que tendrán un precio de mercado que rondará los 2.000 millones de euros. Entre los propietarios de los terrenos están el propio ayuntamiento (gobernado por el PP en minoría), el Arzobispado de Madrid y varios terratenientes del municipio, como la familia Serrano Alberca. José Manuel Serrano Alberca es un abogado experto en recalificaciones y urbanismo, fue concejal en Alcobendas y letrado de las Cortes.

La comisión de urbanismo del pasado lunes 19 de septiembre aprobó, con los votos de PP e IU, llevar al próximo pleno del 27 de septiembre el plan parcial de Los Carriles, un desarrollo de 2.172.909 metros cuadrados (el 5% de la superficie de Alcobendas) que lo convierte en el proyecto urbanístico de mayor envergadura que se haya acometido en el municipio. El objetivo es construir 8.600 viviendas, de las que 3.870 serán protegidas. El 56% de los propietarios de los terrenos se ha unido en la Asociación Administrativa de Cooperación Los Carriles para intentar llevar a cabo el nuevo barrio, que limita con el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. El ayuntamiento posee unos 249.000 metros cuadrados, el Arzobispado de Madrid, otros 40.000 metros cuadrados, y el resto se reparte entre un buen puñado de propietarios, entre los que destaca la familia Serrano Alberca, que aglutina otros 134.000 metros cuadrados. 

Pleno municipal de Alcobendas.
Pleno municipal de Alcobendas.

UPYD tiene la clave

Las matemáticas electorales son clave para que Los Carriles vea la luz definitivamente el próximo 27 de septiembre. El PP gobierna en minoría con 12 ediles. PSOE (siete concejales), Ciudadanos (tres) y Sí Se Puede Alcobendas (otros tres) se oponen al proyecto. Suman 13, uno más que el PP, pero en la comisión de urbanismo el único edil de Izquierda Unida votó junto a los populares. Quedó 13 contra 13, pero en caso de empate decidió el voto de calidad del alcalde, Ignacio García de Vinuesa. UPYD también tiene un edil, pero en la comisión se abstuvo. Si se repite la votación en el pleno, la alianza entre IU y PP permitirá que Los Carriles se ponga en marcha, todo un negocio de casi 2.000 millones de euros.

De los 8.600 pisos previstos, unos 4.700 no tendrán ningún tipo de protección. El metro cuadrado de la vivienda libre no baja de los 2.000 euros. Un piso tipo puede estar en los 246.000 euros, por lo que el 'negocio' es de 1.100 millones. A eso hay que sumar los 3.800 inmuebles protegidos, que tienen un precio tasado, ya se trate de VPPB o VPPL. Son otros 800 millones.

Ignacio García de Vinuesa, alcalde de Alcobendas.
Ignacio García de Vinuesa, alcalde de Alcobendas.

Juan Bautista Esteban, concejal de IU, avala el proyecto "porque el municipio necesita vivienda protegida". "Hay más de 3.000 familias demandando una vivienda social", señala. "Hemos forzado al ayuntamiento para que este plan parcial tuviera el límite de vivienda protegida, el 45% del total. Además, hemos presentado una enmienda para que también se construyan viviendas protegidas en alquiler en algunas de las parcelas dotaciones de Los Carriles. Nuestro compromiso es con los ciudadanos", concluye. Miguel Ángel Arranz, el concejal de UPYD, que se abstuvo el lunes en la comisión, prefiere no adelantar qué votará en el pleno.

"Nos abstuvimos en la comisión para ganar tiempo. Así tenemos unos días para estudiar más detenidamente el proyecto y ver qué votamos en el pleno. Necesitamos vivienda pública en el municipio, pero no sé si en un único desarrollo o en parcelas diseminadas que hay libres por todo Alcobendas. Lo cierto es que Los Carriles no es el formato más rápido para dotar a la ciudad de vivienda pública. Lo decidirá el consejo local de UPYD", explica Arranz, sabedor de que su grupo municipal tiene con su voto la llave de Los Carriles. 

13 votos en contra

En contra están PSOE, Ciudadanos y Sí Se Puede. Rafael Sánchez Acera, portavoz socialista, señala que el plan parcial de Los Carriles "es un plan urbanístico contrario a nuestras ideas. Se construye demasiado y replantea modelos parecidos a los de la burbuja inmobiliaria. El plan no ha convencido siquiera ni a su socio natural, que es Ciudadanos. Es un modelo anticuado", concluye. Horacio Rico, portavoz de Ciudadanos, califica de "animalada urbanística" el nuevo barrio. "No somos partidarios. No hay demanda de 9.000 casas. No queremos alicatar Alcobendas hasta el techo. Solo la urbanización del barrio cuesta 200 millones de euros, de los que el ayuntamiento debe asumir el 15%".

Eduardo Andradas, de Sí Se Puede, asegura además que Los Carriles va a dañar el ecosistema de Valdelatas, donde hay un gran encinar y una importante población de jabalíes. "El proyecto incluye además 800 chalés de lujo junto al parque regional, un espacio protegido. Si todo sale adelante, se espera la primera fase para 2019". La Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA) ha convocado protestas contra Los Carriles y ha criticado a Izquierda Unida, que da su apoyo al proyecto. "Se presentaron a las elecciones con la etiqueta de Izquierda Unida Los Verdes, pero de verdes no tienen nada. Votan por la destrucción medioambiental", explica Francisco Pérez. El Confidencial ha intentado obtener más información de Los Carriles por parte del ayuntamiento del PP, que ha preferido esperar a que se apruebe en el pleno para valorar el nuevo barrio.

La oposición sospecha de la operación. Primero porque Ramón Cubián, primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo, ocultó una sociedad 'offshore' en Panamá, paraíso fiscal, según publicó 'El País'. Segundo, porque los propietarios han contratado al urbanista Leopoldo Arnaiz para que desarrolle el plan parcial del nuevo barrio. Arnaiz ha estado imputado en varias causas por irregularidades urbanísticas, aunque siempre ha sido absuelto. 

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios